Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo cuidar y cultivar pimientos?
09-08-2016 13:44
Autores: Community Manager

El pimiento, Capsicum annuum L., es originario de Perú y Bolivia y están reconocidas cuatro especies. Fue introducido en la Península Ibérica por Cristóbal Colón en su viaje de regreso del Nuevo Mundo. A lo largo del siglo XVI se fue difundiendo en España y de aquí, al resto de Europa. Cuidar y cultivar pimientos es una labor sencilla, para ello te ayudamos a saber más acerca de esta hortaliza. Comienza por conocer las partes que componen la planta del pimiento:

  • Raíces: Las raíces del pimiento son profundas y dependen del tipo de suelo donde vayas a cultivar.
  • Tallo: El tallo crece erecto con ramificaciones a lo largo del mismo, hasta completar el ciclo de crecimiento.
  • Hojas: Las hojas del pimiento son de color verde intenso y muy brillantes. Los nervios del envés de la hoja son muy pronunciados y ramificados.
  • Flor: Las flores son solitarias y florecen una por nudo del tallo. Son flores de pequeño tamaño y se autopolinizan.
  • Fruto: El pimiento es una baya hueca por dentro que puede darse en 6 colores diferentes: rojo, naranja, amarillo, verde, blanco y morado.

pimiento entrada.jpg

¿Cómo cuidar y cultivar pimientos?

1. El clima adecuado para el pimiento: El clima es clave en el desarrollo del cultivo del pimiento, ya que es una planta muy exigente en temperatura, variando según su fase de crecimiento:

  • La germinación. La temperatura óptima para que la germinación se de bien es de entre 20ºC y 25ºC.
  • El desarrollo (la planta joven). En esta etapa del desarrollo es adecuada la misma temperatura que en la germinación, aunque por las noches, esta debe darse 4ºC por debajo de las horas diurnas.
  • La floración y los frutos. En esta fase, el pimiento necesita de temperaturas más elevadas, entre 26ºC y 28ºC durante las horas de sol y de 18ºC a 20ºC en horas nocturnas.

Los cambios bruscos de temperatura son críticos para la planta del pimiento, llegando a darse anomalías y desequilibrios en esta hortaliza si llegan a ser continuos. Evita climas húmedos porque favorecen el desarrollo de enfermedades, afectando al pimiento al provocar la caída de flores y frutos prematuramente.

pimiento flor.jpg

2. El suelo adecuado para el pimiento: Los suelos adecuados para esta hortaliza deben ser profundos, ricos en materia orgánica y arenosos, además de que deben estar bien drenados. Es aconsejable, antes de la plantación, elegir un fungicida para desinfectar el suelo evitando de esta manera futuros problemas con plagas y enfermedades.

3. El riego adecuado para el pimiento: El riego del pimiento se debe dar en tres partes:

  • Riego durante la germinación. En esta etapa de crecimiento, el riego debe ser continuo para garantizar que la planta eche raíces y cuaje.
  • Riego durante el desarrollo de la planta joven. Una vez que el pimiento esté asentado, reduce la cantidad de riegos, eligiendo el mejor sistema de riego para potenciar el crecimiento de la raíz, pero sin llegar a encharcar el sustrato, ya que el agua en exceso podría provocar la caída de las flores. El riego automatizado es el más aconsejable si tienes una plantación de varias plantas. El riego por goteo es la opción más adecuada en este caso. 

pimiento joven.jpg

4. Abonado del pimiento: Con la nutrición, esta hortaliza es extremadamente exigente, sobre todo mientras está en la fase de desarrollo. Elige un fertilizante adecuado, rico en nitrógeno que te ayudará a reforzar la germinación de las semillas y los primeros brotes. En la etapa final, opta por abono rico en potasio que te garantizará la floración y la maduración del fruto.

5. Cuidados esenciales para el pimiento

  • Aporcado. Este cuidado consiste en cubrir de tierra o arena parte del tallo principal del pimiento para favorecer el buen desarrollo de las raíces.
  • Tutorado. El tutorado es imprescindible para conservar la planta erguida. Busca el tutor adecuado para mantener la planta del pimiento erecta y aumentar de esta forma, la ventilación de la hortaliza.

pimiento planta.jpg

6. La poda en el pimiento: Existen una serie de prácticas "culturales" para ayudar a conservar el pimiento sano. Estas técnicas mejoran las condiciones de cultivo asegurando de esta forma, una buena producción:

  • Poda de formación. La poda de formación es la primera poda del pimiento y es la que marcará el desarrollo de la hortaliza, ya que aporta el equilibrio, vigor y la ventilación que necesita, evitando de esta forma que el fruto quede oculto y no crezca por falta de luminosidad. Elige las herramientas de poda necesarias para eliminar los tallos más antiguos y quitar las hojas y brotes inservibles.
  • Destallado. El destallado de la planta consiste en eliminar los tallos inferiores, y por tanto los más antiguos del pimiento para permitir airear la planta.
  • Deshojado. Es aconsejable el deshojado para facilitar el desarrollo de la planta y que esta reciba la luz que necesita para que, así, mejore el color del fruto eliminando las hojas secas o enfermas y evitando focos de futuras infecciones.
  • Aclareo de los frutos. Esta técnica consiste en eliminar el primer fruto para lograr con ello frutos de mejor calidad.

pimiento verde.jpg

Si este post te ha parecido interesante, coméntalo con nosotros aquí mismo o en nuestro Foro de Jardinería. Si ya eres un apasionado de tu jardín, puedes compartir con nosotros tus ideas y proyectos en nuestro Foro de Proyectos. ¡Te esperamos!

Colaboradores

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?