Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo cuidar y cultivar trigo?
08-11-2016 12:07

El trigo, Triticum, es una planta anual perteneciente a la familia de las gramíneas. El trigo, junto con el arroz y el maíz, es el grano más cultivado en el mundo. Su origen es mesopotámico y antiguamente se cultivaba en estado salvaje. En la actualidad, cuidar y cultivar trigo requiere de grandes avances en el procesamiento de este cereal indispensable en cualquier país. Si quieres saber más, te enseñamos cómo cuidar y cultivar trigo.

cultivo-trigo-espigas.jpg

¿Qué partes componen la planta del trigo?

A continuación, descubre un poco más acerca de esta planta conociendo las partes que la componen:

  • Raíz. La raíz del trigo es muy larga, llegando a alcanzar en ocasiones el metro de largo, siendo su crecimiento proporcional a la altura de la planta.
  • Tallo. El tallo del trigo es hueco y su diámetro depende de la vigorosidad y altura de la planta.
  • Hojas. Las hojas del trigo terminan en punta.
  • Flores. Las flores se agrupan en la espiga de la planta.
  • Fruto. El fruto es la masa principal del grano.

¿Cómo cuidar y cultivar trigo?

1. Cultiva el trigo en climas templados. Para lograr un óptimo crecimiento del trigo, es indispensable que la temperatura durante su cultivo esté entre los 12 y los 24ºC. La temperatura no debe ser muy fría en invierno, aunque si se dan heladas cuando el cultivo ya está bien desarrollado, resultan beneficiosas para estimular las raíces.

2. Plántalo en suelos profundos. El trigo requiere de suelos profundos, ya que sus raíces son muy extensas, por lo que necesitan de terreno de secano que disponga de un buen drenaje. El pH del suelo debe ser neutro y alcalino para que el cultivo prospere.

3. Aplica el abonado correcto. Entre los abonos necesarios para el trigo, destacamos los más importantes. Saber cómo abonar es imprescindible para la salud de la planta:

  • Abono rico en nitrógeno. El nitrógeno es indispensable para el cultivo de trigo porque es esencial para el desarrollo de la planta, ya que forma las proteínas del trigo, entre las que destaca la clorofila. Debes evitar exceso de nitrógeno porque hace que la planta se desarrolle más rápidamente y sufra falta de aireación.
  • Abono rico en fósforo. La mejor época para proporcionar abono rico en fósforo es la primavera, ya que favorece y adelanta la germinación de la semilla, además de hacer la planta más resistente a las heladas.
  • Abono rico en potasio. El potasio es imprescindible para el desarrollo de las hojas, que tienen carencias de potasio. Estas no crecen correctamente y se ensortijan, amarillean y terminan por secarse. El grano no engorda por falta de carbohidratos y a veces no resulta apto para el consumo.
  • Abono rico en azufre. El abono rico en azufre solo debe proporcionarse a la planta en caso de carencias de esta, como puede ser amarilleamiento o poco material orgánico.

plantas-trigo.jpg

4. Riega abundantemente. En los cultivos de regadío el trigo necesita de un riego abundante antes de sembrar y después de preparar el terreno. Una vez después de la siembra, el riego se realiza en dos partes: cuando brote la planta y mientras se forma la caña. Existen dos tipos de riego adecuados al cultivo de trigo:

  • Riego en surcos. El riego por surcos se realiza para hacer correr el agua pero avanzando poco a poco y cuando llega al final de la hilera, pasa a la siguiente.
  • Riego por aspersión. El riego por aspersión solo es aconsejable en terrenos con mucho desnivel. Los aspersores deben ser de pequeño alcance para poder controlar los encharcamientos.

5. Prepara el terreno y siembra en la época adecuada. El trigo necesita de dos cuidados básicos pero indispensables. Son los siguientes:

  • Prepara el terreno. Para poder cultivar trigo, debes preparar un terreno limpio de malas hierbas, mullido y suelto. Si la tierra no ha sido antes cultivada, debes desmenuzarla y romperla para darle la textura que necesita la planta. Si cultivas en rotación, debes realizar una labor profunda para limpiar la tierra de restos de raíces de otros cultivos.
  • La siembra. Puedes realizar la siembra en otoño y primavera y debes sembrar en surcos separados unos 20cm y con una profundidad de 5cm. Planta unas 400 semillas por metro cuadrado, ya que de ellas germinarán el 80%.

espigas-trigo.jpg

Si te has quedado con alguna duda, podemos ayudarte en nuestro Foro de Jardinería y si te animas, puedes visitarnos en nuestra sección de Proyectos, donde podrás compartir tus ideas y proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?