Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo cuidar y cultivar una morera?
28-06-2016 12:50

Aunque las moras suelen crecer de forma silvestre, saber cómo cuidar y cultivar una morera hará que crezcan más jugosas y dulces y, desde luego, mucho más grandes. La mora, rubus glaucum, es una planta perteneciente al grupo de las bayas, originaria de las zonas altas tropicales de América. Se dan bien en casi cualquier tipo de suelo y en zonas cálidas en verano y suaves en invierno. Aprende a plantar, cuidar y cultivar la variedad más adecuada, cuidándola y guiándola a lo largo de todo su crecimiento.

morera-rama.jpg

¿Cómo cuidar y cultivar una morera?

1. Elige la variedad: opta por cualquier variedad de mora cultivada, ya que son más jugosas y firmes que las silvestres. Conoce dos puntos básicos para tomar la decisión adecuada:

  • Zonas frías (inviernos helados). Si vives en este tipo de región, apuesta por la variedad con espinas, son más resistentes a este clima.
  • Zonas muy cálidas (veranos secos). Elige la variedad trepadora, puesto que aguanta perfectamente las sequías moderadas.

2. Elige el lugar para plantar: planta la morera en un suelo fértil y ligeramente ácido, con un excelente drenaje y orientada hacia donde la exposición al sol sea directa, teniendo en cuenta:

  • Debes tener cuidado de no plantar tu morera cerca o con determinadas plantas, como por ejemplo, una tomatera o cualquier otra zarzamora, ya que pueden transmitirse plagas o enfermedades.
  • Si optas por plantarla en un invernadero, crecerán más rápidamente.

plaga-morera.jpg

3. Prepara el terreno: después de haber seleccionado el lugar definitivo para la plantación, excava unos 30 o 40 cm y mezcla la tierra con estiércol o abono orgánico. Comienza probando solo con una variedad de mora, porque esta planta es altamente invasiva y si mezclas varios tipos se pueden descontrolar. Deja, entre planta y planta unos 3 metros y ayúdalas a mantenerse erguidas con tutores.

¿Cuándo plantar?

Comienza la plantación a finales del otoño o al comienzo de la primavera. Esto dependerá de la zona en la que vivas. Si es de inviernos fríos, espera a la primavera para plantarla.

ramo-moreras.jpg

4. Riego: Riega la morera cada semana y en primavera echa una capa de mantillo para mantener la humedad. De esta manera, ayudarás a proteger a la planta de las malas hierbas y la erosión de la tierra. Si posees un terreno grande, podrás poner riego por goteo, mucho más cómodo y práctico.

5. La poda:

  • Poda de cañas jóvenes. Se realiza en el segundo año de crecimiento. Podarla regularmente favorecerá a su crecimiento. Cuando esté a punto de dar frutos, guía los brotes con tutores para que no se estropeen. Si descubres que hay demasiados frutos que hagan peligrar la planta, no temas cortar por lo sano para dejar espacio.
  • Poda de cañas viejas. Pasada la temporada del crecimiento, los brotes, hojas y cañas comenzarán a marchitarse (secarse). Cuando estén prácticamente secas, es cuando debes podar. Esto la mantendrá saludable de cara al invierno.

morera-campo.jpg

6. Abono: El abono se realiza en primavera. Una vez que te asegures de que la morera ha sobrevivido al invierno, "aliméntala" lo mejor posible con un buen abono en la tierra que la rodea. Si cogen energía y continúan dando frutos cada temporada, esta planta puede llegar a vivir hasta 20 años.

7. Cosecha: La cosecha se realizará a finales del verano. Después, la morera se cubrirá de bonitas flores blancas de las cuales brotarán moras verdes muy duras, que irán adquiriendo ese color negruzco tan característico.

¿Cómo saber si realmente están maduras y cómo recolectarlas?

  1. Si el ramillete de frutos se rompe fácilmente al recolectar.
  2. Si quieres disfrutar de estos frutos con todo su sabor, recógelas a las horas más frescas del día, mañana o al anochecer.
  3. Una vez comiencen a salir los frutos, asomarán cada dos días, más o menos. Debes estar pendiente de recolectarlas, ya que se estropearán o los pájaros se las comerán si las dejas.

Si te ha gustado este post y crees que ha sido de utilidad, o si tienes alguna duda, puedes abrir un hilo de conversación en nuestro Foro de Jardinería.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?