Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo cultivar y cuidar orégano?
05-04-2017 10:00

El orégano, científicamente conocido como Origanum vulgare, es una planta aromática perteneciente a la familia de las Lamiaceae, es perenne y sus hojas son de color verde oscuro y ovaladas. Su tamaño puede alcanzar el metro de altura. Esta hierba tiene un olor agradable y admite plantaciones tanto en huerto como en jardín o interiores, siempre que no se vulneren las condiciones necesarias para su desarrollo. Esta planta es muy explotada debido a su uso en gastronomía. Además también tiene propiedades medicinales. A continuación te contamos cómo cultivar y cuidar orégano.

oregano-semillas.jpg

¿Cómo cultivar y cuidar orégano?

  • Siembra: el sembrado del orégano puede llevarse a cabo directamente aplicando semillas al suelo o en macetas. Cuando usamos semillas para su plantación es recomendable que no se entierren muy profundamente en la tierra. La época de siembra es en primavera y otoño.
  • Otra forma de empezar con la siembra es hacer uso de plantones, es decir, esquejes de unos 5-10 centímetros de altura. Con esta fórmula será menos tedioso conseguir que la planta se desarrolle.
  • Sustrato: Aunque el orégano se caracteriza por su facilidad de adaptación a diferente tipo de suelos, utilizaremos humus de lombriz o en su defecto algún abono orgánico. Importante no compactar el sustrato, esta planta necesita tener un buen drenaje. También impediremos que se acumule el agua.

huerto-cocina.jpg

  • Luz: El sol es muy necesario para el desarrollo de nuestra planta. Buscaremos una ubicación que deje a nuestra planta en un lugar soleado durante varias horas al día. Conseguiremos mejores plantas cuanta más luz solar reciba nuestro orégano.
  • Temperatura: Esta planta perenne resiste bajas temperaturas, aunque mejor que no sea durante un largo periodo ya que podría paralizar el crecimiento de la planta. La temperatura determinará el grado de aromaticidad y sabor de la planta, lo ideal es una temperatura de entre 20 o 30 ºC.
  • Riego: Esta conocida planta necesita riegos no muy abundantes en cantidad pero bien regulares. Un riego semanal suele ser suficiente, aunque dependiendo de las temperaturas podemos regarla con más frecuencia. La humedad en la tierra favorecerá el crecimiento de la misma.

oregano-maceta.jpg

Si las condiciones climatológicas y el cuidado de tu orégano son óptimos y se realiza un buen cuidado del mismo, podrás volver a ver el crecimiento la siguiente temporada y hasta 10 años de media.

Si te ha gustado este post, pero tienes alguna duda, esperamos compartas tus inquietudes en nuestro Foro de Jardinería. También te animamos a compartir con nosotros algún proyecto que hayas realizado en casa, te esperamos en el apartado Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?