Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo evitar las plagas y enfermedades de la alfalfa?
30-11-2016 16:39

La alfalfa es un planta muy reconocida mundialmente por sus cualidades medicinales. En la actualidad se cultiva casi en cualquier parte del mundo, ya que es muy poco exigente con la climatología, por lo que su cultivo es muy importante a nivel mundial. Entre los cuidados indispensables que debes proporcionar a esta planta, la prevención y tratamiento de plagas y enfermedades es uno de los más importantes. Es por ello que a continuación te contamos cómo evitar  las plagas y enfermedades de la alfalfa.

alfalfa enfermedad entrada.jpg

¿Cómo evitar  las plagas y enfermedades de la alfalfa?

1. Plagas

  • Pulguilla. Este insecto de color verdoso es de pequeño tamaño pero ataca a las hojas de la alfalfa en invierno, haciendo que las hojas se muestren agujereadas quedando solo finalmente el esqueleto de las venas y nervios de la hoja. Solución: Aplica insecticidas para combatir esta plaga.
  • Pulgones. Estos insectos chupadores absorben la savia y en su lugar depositan toxinas que hacen que la planta se necrose. Además, también recubren la alfalfa de una viscosidad que atrae a los hongos, los cuales desvirtúan el sabor de la planta como pasto. Solución: Usa variedades resistentes para cultivar. Puedes combatir esta plaga biológicamente con avispas, las cuales ponen huevos dentro del pulgón y al eclosionar la larva de la misma, mata al pulgón.
  • Gusano verde. La larva de este coleóptero ataca a la planta en primavera, que es la época en que produce mayores daños. Solución: Elige insecticidas en polvo para aplicarlos después de la recogida.
  • Gusano negro. Este otro coleóptero de color negro, devora las hojas de la alfalfa por completo, dejando a la planta inservible para recolectar. Solución: Aplica materias activas concentradas.
  • Mosca de la alfalfa. Este díptero vive en la alfalfa y ataca a las flores llegando a secarlas. Las larvas sobreviven en las semillas de la vaina y desde allí, producen graves daños en las yemas de la planta. Solución: Esta plaga necesita de la aplicación de insecticidas muy concretos, como fosalone.
  • Nemátodos. Esta plaga es diminuta, casi invisible y sin embargo es la plaga que más afecta al cultivo de alfalfa. Sobrevive en el suelo entre restos de cosechas anteriores y malas hierbas. Su ataque se manifiesta en el tamaño de las hojas, que se empequeñece y se vuelven blancas. También atacan a las raíces, que hacen que la planta deje de crecer. Solución: Usa variedades resistentes y aplica herbicidas para acabar con las malas hierbas.

alfalfa pulgones.jpg

2. Enfermedades.

  • Mal vinoso. Esta enfermedad es capaz de sobrevivir hasta veinte años, infectando el suelo y dejando inadecuado para continuar cultivando alfalfa. El cuello de la planta se pudre, llegando a alcanzar la raíz principal. Solución: Las medidas preventivas son las más adecuadas en este caso. Es por ello que debes realizar el escalado en el terreno, y lograr que el mismo disponga de un buen sistema de drenaje.
  • Roya de la alfalfa. Esta enfermedad se da más habitualmente en las zonas más cálidas. No mata a la planta pero mengua la calidad del forraje. En las hojas aparecen manchas marrones que contienen esporas que se dispersan por doquier. Solución: La única forma de combatirla es que, en cuanto detectes los primeros síntomas, realices cortes de las partes afectadas para deshacerse de ellas.
  • Viruela de las hojas. Esta enfermedad se parece mucho a la roya, aunque la viruela de las hojas necesita de más humedad para desarrollarse. Aparecen manchas redondeadas color pardo en las hojas. Solución: Usa variedades resistentes y elimina rápidamente las partes afectadas.
  • Marchitez bacteriana. La plantas de alfalfa atacadas por esta enfermedad, carecen de crecimiento del tallo a la vez que éste mismo se vuelve amarillento. Los tallos se vuelven finos, ya que la infección que padecen se extiende pos el interior. Solución: No existe en la actualidad un tratamiento efectivo, pero sí puedes realizar labores de prevención, como fertilizar y realizar una poda correcta.

alfalfa enfermedad.jpg

Si te has quedado con alguna duda acerca de este post, podemos ayudarte a resolverla en nuestro Foro de Jardinería. Además, te animamos a que visites la sección de Proyectos  y compartas con todos tus ideas y proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?