Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo tratar las enfermedades de la judía?
19-09-2017 17:31

La judía es una planta originaria del Perú y de América Central y pertenece a la familia de las leguminosas. Llegó a Europa en el siglo XIV y se popularizó rápidamente en la cocina mediterránea, siendo un cultivo muy útil para compartir terreno con otras plantas, ya que ayuda a fijar el nitrógeno en el suelo. El cuidado y cultivo de la judía es muy sencillo, aunque algunos aspectos son muy importantes y debes tenerlos en cuenta, por eso en este post te explicamos cómo tratar las enfermedades de la judía.

judia-enfermedad.jpg

¿Cómo tratar las enfermedades de la judía?

Un parte muy importante del cultivo de la judía es saber cómo prevenir sus enfermedades y cómo tratarlas para salvar el cultivo. A continuación te explicamos las enfermedades que puede sufrir la judía y cómo tratarlas.

1. Oidio: Esta enfermedad produce manchas blanquecinas en las hojas, cubriéndolas e invadiéndolas totalmente. También ataca a tallos e incluso puede llegar hasta el fruto, en cuyo caso el daño ya resulta irreversible. La planta se vuelve amarillenta, se seca y se muere. La enfermedad se dispersa a través de las esporas que se adhieren a las malas hierbas y restos de cultivo del terreno. Solución: Acaba con las malas hierbas adquiriendo algún tipo de herbicida adecuado a esta planta y usa plantel sano para cultivar.

2. Podredumbre gris: Este parásito ataca a hojas y flores produciendo lesiones marrones y provocando en los frutos de la judía una especie de podredumbre blanda y acuosa que alberga las esporas del hongo. Los restos de cultivos y otras hierbas o plantas son su fuente de dispersión, además de serlo también el agua de riego y las gotas de lluvia. Solución: Elimina las malas hierbas, los restos de cultivos y las plantas afectadas. Realiza la poda con cuidado ya que si los cortes no son limpios, puede debilitar la planta y verse infectada. Airea el cultivo para que reciba la ventilación adecuada y un buen riego.

3. Podredumbre blanca: Esta enfermedad produce podredumbre blanda ligeramente olorosa que posteriormente se seca sobre los tejidos afectados, cubriéndolos de una capa algodonosa blanquecina y desde donde se puede observar el hongo. El ataque al tallo puede colapsar la planta, que muere rápidamente. Solución: Deshazte de las malas hierbas y cultivos infectados y realiza la plantación del cultivo de forma que se aireen las plantas durante su crecimiento. También puedes optar por la solarización y el riego adecuado.

judia-planta.jpg

4. Podredumbre de cuello y raíces: Esta enfermedad ataca tanto en la siembra como en el trasplante del cultivo de judía provocando marchitamiento, desecación y amarilleamiento de las partes verdes de la planta. Esta se colapsa y acaba cayendo al suelo. En el tallo y las raíces se produce podredumbre, que evoluciona rápidamente y acaba con la planta. Solución: Haz uso de plantel sano y elige un sustrato en óptimas condiciones y adecuado para el cultivo de la judía. Debes evitar encharcamientos y plantaciones muy extensas para que no se produzcan focos de infección.

5. Roya de la judía: Esta enfermedad es común en todos los cultivos hortícolas. Penetra por las heridas de poda de la planta e invade sus tejidos provocando podredumbre acuosa y blanda que desprende olores nauseabundos. En los tallos aparecen manchas negras y húmedas y la planta termina por morirse. Esta enfermedad sobrevive en el suelo, el agua de riego y las malas hierbas y le es beneficiosa la humedad alta. Solución: Elimina las malas hierbas y plantas infectadas y evita las grandes heridas de poda. Desinfecta herramientas de trabajo y realiza una plantación correcta con buena ventilación y buen riego.

6. Quema bacteriana de la judía: Esta enfermedad provoca manchas húmedas de color verde pálido que, según crecen, tornan un color parduzco y quebradizo. En el tallo también aparecen estrías rojas y las vainas sufren lesiones húmedas que se extienden por todas partes. Esta infección se extiende por toda la planta , lo que termina por marchitar la judía llevando la enfermedad a su máxima gravedad. Solución: Usa semillas sanas y variedades resistentes y evita la humedad alta en la zona de cultivo. Destruye las plantas enfermas y quémalas. Además, puedes apostar por instalar el riego por goteo porque es el sistema de riego más seguro para evitar que se propague esta enfermedad.

judia-brote.jpg

Si te han quedado dudas acerca de cómo tratar las enfermedades de la judía, puedes abrir un hilo de conversación en los Foros. Si quieres es compartir tus proyectos e ideas, te invitamos a que lo hagas subiéndolos a nuestra sección de Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?