Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Guía huerto: ¿Cómo hacer un rompevientos?
06-03-2017 09:22

La meteorología adversa puede ser el gran enemigo de nuestro huerto por lo que es necesario tomar precauciones para hacer frente a lluvia y viento. Una de las formas más sencillas de hacerlo es construir un rompevientos que permitirá aislar el huerto y proteger las plantaciones, sin que el viento pueda estropearlas e incluso arrancarlas. Si quieres aprender una manera efectiva de proteger tu huerto, en este artículo te enseñamos cómo hacer un rompevientos.

rompevientos.jpg

Guía huerto: ¿Cómo hacer un rompevientos?

Hay varias maneras de hacer un rompevientos casero para el huerto:

  1. Plantar plantas rompevientos alrededor del huerto. Si plantas arbustos robustos alrededor del huerto vas a conseguir que el viento incida sobre ellos y no entre en la zona de cultivo. Para ello, debes plantar los arbustos bien cerca unos de otros creando un muro. Los más usados son el enebro y la robinia. En caso de huertos de gran extensión, también es buena opción plantar arbustos altos tales cómo cedros u olmos. Su follaje es fuerte, por lo que resistirá vientos de mucha potencia sin problema.
  2. Hacer muros alrededor del huerto de macetas, pesadas y cerámicas. Si lo haces de esta manera, intenta que resistan fuertes vientos. Con ello, podrás plantar sobre la maceta por ejemplo plantas aromáticas y, a la vez, proteger la zona de cultivo.
  3. Usar piedras grandes o bancales altos. Es una manera de aislar el cultivo de manera natural gracias a la tierra sobrante del cultivo. Para ello, tendrás que hacer montículos alrededor creando un muro que aisle y sea el que haga frente a las zonas con más viento. Es recomendable mezclar tierra y piedras para mayor dureza y evitar que un viento constante pueda acabar quebrando el montículo.
  4. Utilizar invernaderos. Hazlo especialmente para plantaciones sensibles que, además de afectarles el viento, necesiten sol y la humedad. Para ello, hay invernaderos más resistentes que se anclan al suelo y que incluyen lonas especiales que resisten el constante golpe del viento.

invernadero.jpg

Con estos métodos protegerás tu cultivo del viento y, en caso de zonas donde azote un viento constante, podrás usarlos para ganar una mayor seguridad. ¿Tienes dudas? Si es así, hazlas en el Foro de Jardinería abriendo un hilo de conversación donde todas tus preguntas de tendrán respuesta. Si pones algún rompevientos en tu jardín o huerto, sube las fotos del paso a paso a la sección de Proyectos y enséñanos cómo te ha quedado.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?