Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Qué flores de primavera y verano existen?
29-07-2015 15:41

flores primavera.jpg

 

Si quieres presumir de un colorido jardín desde la llegada del buen tiempo hasta el otoño, ten presente estas plantas para dar ese toque de exclusividad a cada uno de los rincones de tu casa, mientras el tiempo acompañe.

 

  • Lirios:
    Pueden aproximarse al metro de altura. Su hoja es perenne y su flor posee una amplia gama de colores, siendo la más extendida la de color blanco. Éstas cuentan con seis pétalos y una alta fragancia, característica por la que es ampliamente utilizada para la fabricación de perfumes.
    Tendrás que cultivarla en una zona de semisombra, teniendo cuidado de no elegir una zona demasiada sombría, la cual provocaría una floración escasa o nula. Exige de un suelo bien nutrido y un riego escaso y semanal.

  • Mandevilla:
    Conocida vulgarmente como dipladenia, o jazmín de Chile o de Argentina. Esta planta puede llegar a medir hasta tres metros de altura, dando unas llamativas flores atrompetadas de colores rosas o blancas que, además, desprenden un agradable aroma.
    La gusta crecer en un ambiente muy luminoso, aunque no a pleno sol, ya que no lo soportará durante las horas más calurosas. Tampoco es amiga de las bajas temperaturas, por eso, lo más recomendable es guardarla en el interior de casa, siempre que se pueda. Eso sí, hay que tener cuidado, ya que, si se ingiere, es una planta tóxica y es peligroso. 
  • Lavanda:
    Utilizada desde hace muchos años para la obtención de esencias y como planta medicinal, aromatizante y condimentaria. Puede llegar a alcanzar el metro y medio de altura y poseen unas flores reunidas en espigas de color violeta. Estas son pegajosas al tacto por la gran cantidad de aceite esencial que las impregna. En caso de que quieras recolectar sus flores, será mejor que lo hagas por la mañana, de este modo serán más aromáticas.

flores de primavera y verano.jpg

 

  • Petunia:
    Planta imprescindible para tu jardín por su gran belleza. Si la colocas a pleno sol te dará una espectacular floración que durará varios meses. Es muy resistente y apenas necesita grandes cuidados, eso si, para un rápido crecimiento agradecerá que se la proporcionen continuos abonados.

  • Banderita española:
    También conocida vulgarmente como confite o frutillo. Es una planta de crecimiento rápido y que puede llegar a medir metro y medio de altura. Las flores son, inicialmente, de color amarillo pero, con el tiempo, pasan a un tono anaranjado para, posteriormente, acabar en color rojo, proceso que realiza desde los bordes exteriores hasta el centro.
    Debe cultivarse a pleno sol, aunque también vivirá en semisombra.
    Es muy sensible al frío y es resistente a las sequías, por lo que es muy apropiada para jardines secos.

  • Hortensia:
    Planta que no debes cultivar a pleno sol, a no ser que sea en una zona de alta humedad ambiental. Lo mejor es optar por un cultivo en una zona a la sombra con buena luz. Su altura oscilará entre uno y tres metros de altura. El riego debe ser abundante en los meses más calurosos, manteniendo siempre el sustrato húmedo. Puedes encontrar sus flores en color rosa, azul o blanco.
  • Agapanto:
    También conocida vulgarmente como flor del amor o lirio africano. Dependiendo de la especie, pueden llegar a alcanzar el metro y medio de altura. Sus flores pueden ser de color azul intensas o blancas, y se reúnen en umbelas de hasta una treintena. Esta planta es muy resistente, característica que la hace ser muy utilizada en jardines (aguanta temperaturas de hasta 15 grados bajo cero). Se recomienda plantarla a pleno sol salvo que sea en una zona muy calurosa, en la que es mejor optar por un cultivo a semisombra.

  • Dalia:
    Es considerada la flor nacional de México, por su origen, y llega a Europa a través de España. Es también conocida vulgarmente como Dalia pompón. Para el cultivo de esta planta se recomienta elegir una zona con abundante luz, pero sin que la vaya a dar el sol de manera directa. El viento también será su enemigo si no la proteges de él, perjudicando su desarrollo. Para ayudarla a crecer con mayor vigor es conveniente retirar las hojas que se empiecen a secar.
    Es importante mantener el suelo siempre húmedo y administrar pesticidas, al ser posible que se vea afectada por parásitos.

Y tú, ¿con qué flores decoras tu jardín cuando llega el buen tiempo? Compártelo en la Galería de Proyectos y, si tienes dudas, participa e interactúa en el Foro de jardín con el resto de la Comunidad.

 

Si te ha interesado este artículo, te recomendamos los siguientes:

- ¿Qué plantas de exterior mantienen la flor en verano?
- ¿Qué plantar en primavera?

- ¿Qué plantar en julio?

- ¿Cómo cuidar una orquídea en casa?

 

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?