Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Qué plantar en octubre?
24-09-2015 10:26

En octubre, con la bajada de las temperaturas y el comienzo del otoño, es hora de preparar los huertos y bancales para los próximos cultivos. Saber cómo abonar las plantas en otoño es importante para conocer elegir qué plantar en octubre. Para no agotar los nutrientes existentes en el suelo o sustrato, es muy importante tener en cuenta la rotación de cultivos, que consiste en alternar plantas de diferentes familias y necesidades nutritivas diferentes en un mismo lugar durante diferentes ciclos, evitando así el desgaste del suelo y la perpetuación de enfermedades.

 

Por ejemplo, tras un cultivo de plantas de fruto como las solanáceas (tomate, berenjena, pimiento) o cucurbitáceas (calabacín, pepino), lo más aconsejable sería plantar familias de hojas como por ejemplo, lechugas o espinacas y, tras éste, un cultivo de raíz como pueden ser las cebollas o la remolacha. 

 

huerto urbano.png

 

¿Qué plantar en octubre?

 

Hay cuatro cultivos que se pueden plantar en octubre serían las siguientes variedades:

 

1. Habas: Se realiza en siembre directa o semillero. Separadas entre ellas 30 cm. Es un excelente cultivo para zonas donde el sustrato esté pobre, ya que es un mejorante del suelo. La planta de habas crece rápidamente, por ello, si se desea abonar el cultivo, se debe realizar a la siembra y mezclando la tierra con humus de lombriz, que es el abono de más rápida absorción por las raíces. 

 

Esta planta es muy sensible al exceso de humedad, en especial si la base del tallo entra en contacto con el agua por mucho tiempo. Esto provoca el desarrollo de hongos y bacterias en esta parte que, al final, ocasiona pudriciones y la muerte del cultivo. La falta de riego reduce el desarrollo de la floración y el llenado de vainas, lo que reduce la cosecha.

 

2. Rúcula: Es de siembra directa y no admite trasplante. En climas cálidos se puede plantar todo el año. También se puede ir recolectando las hojas, según nuestra necesidad, y dejar que la planta siga creciendo. Al tratarse de una planta de ciclo corto, y con gran tolerancia a la sombra, se puede utilizar para hacer asociación de cultivos con otras plantas de ciclo más largo, como el tomate o la berenjena. 

 

3. Acelga: Tiene un ciclo de 60 días. Es una planta muy resistente que necesita pocos cuidados, tolera muy bien el sol y basta con regarla dos veces por semana. Además, es rica en vitaminas y fibra. 

 

La acelga necesita suelos de consistencia media, ya que vegeta mejor cuando la textura tiende a arcillosa, en vez de arenosa. Requiere suelos profundos, permeables, con gran poder de absorción y ricos en materia orgánica en estado de humificación. En maceta debe tener, como mínimo, 25 cm de profundidad y unos 8 cm de distancia con otra planta, además de tener muy buen drenaje.

 

4. Zanahorias: Son de siembra directa, sin trasplante. Requiere de un recipiente de, mínimo, 20 cm de profundidad. Es importante mantener el sustrato húmedo y asegurarte de que, al regar, el agua penetra, de lo contrario, un riego superficial no sería suficiente. El cultivo suele durar cinco meses, aproximadamente, pero puede variar en función de la diversidad de cultivo. A continuación, te mostramos algunas de las variedades de zanahorias más conocidas.

  • Danvers: las zanahorias de este tipo son de longitud media a larga, con el cuello ancho y puntiagudas.
  • Imperator: es un tipo mucho más esbelto que el anterior en la zona del cuello y bastante más largo.
  • Nantes: éstas tienen forma cilíndrica, recta y lisa. Tanto el cuello como la base son redondeados o despuntados. Este tipo es el mayoritario para consumo en fresco.
  • Flakee: este tipo es de raíces grandes, largas y cónicas, con hojas vigorosas. Se usa tanto en el mercado en fresco como para la industria.
  • París: estas zanahorias se caracterizan por un final despuntado y un tamaño menor.
  • Chantenay: son un poco más alargadas que las del tipo París y terminan en punta.

El cuidado de las plantas es importante, por eso aquí te contamos cómo regar las plantas y las formas de regar las plantas en macetas.

 

Si tienes dudas, puedes dejar un comentario en el Foro de Jardín o abrir un nuevo hilo de conversación. 

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?