Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Con qué tipo de portarollos me quedo?
19-05-2016 09:32

En cualquier cocina hay algunos elementos que no podemos olvidar. Algunos de ellos son de gran ayuda, ya sea para la preparación de los alimentos, así que como el almacenado y conservación de los mismos. De estos 'inventos' de nuestros tiempos, tenemos uno que se hace vital en cualquier cocina, incluidas las profesionales: los rollos de papel de cocina, también llamados rollos de papel absorbente. Para colocarlos en la cocina, hay muchas maneras, aunque unas más útiles que otras. Por ello, y si estás indeciso, te vamos a explicar con qué tipo de portarollos quedarte.

porta-rollos-cocina-pared.jpg

El papel absorbente tiene casi las mismas funciones que las toallas convencionales, tales como secar las manos, limpiar ventanas, quitar el polvo y absorber los líquidos derramados. Pero un aspecto interesantes es decidir cómo lo vamos a utilizar y, sobre todo, qué tipo de portarollos elegir.

¿Con qué tipo de portarollos me quedo?

Se pueden diferenciar dos tipos de portarollos fundamentalmente por su ubicación:

1. Portarollos de pared. Como su propio nombre indica, se ubican en la pared de la cocina. Hay múltiples opciones para accesorios de pared. Las principales ventajas son que:

  • Deja sitio libre en la encimera y son muy útiles en cocinas pequeñas.
  • Suele tener unos dientes que facilitan el corte del papel y, tirando del papel, conseguimos cortes fáciles.
  • Tienen una fácil ubicación. Al estar fijos solemos colocarlos en la zona de preparación y es fácil recurrir al papel.

En este tipo de portarollos tenemos a su vez , dos tipos de fijación a la pared:

  • En barra anclado a la pared.
  • Adhesivo por ventosa. 

porta-rollos-ventora-metal.jpg

2. Portarollos de sobreponer. Son los que habitualmente colocamos en la encimera de la cocina, muebles auxiliares o mesas, entre otros. Las principales ventajas que tienen son:

  • Movilidad. Al ser portátiles, podemos llevarlos con nosotros a la zona de la cocina o fuera de la misma.
  • Fácil de sustituir. Por contra de los portarollos de pared, es muy ágil de sustituir en el caso de que se agote.
  • Limpieza. Al no estar en un elemento fijo es fácil limpiarlos independientemente del material del que estén hechos. 

portarrollos-sobreponer.jpg

Dentro de estos últimos tenemos varios materiales y diseños para que se adapten tanto a nuestros gustos como a la estética de nuestra cocina. Tenemos para elegir portarrollos de madera, de colores, en acabados de cromo, blancos o acabados mate, entre muchos tipos. 

Si tienes alguna duda, puedes abrir un nuevo hilo de conversación en los Foros. Si has instalado un portarollos en tu cocina, sube tu proyecto a la sección de Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?