Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo acuchillar un suelo de madera? (I)
31-07-2017 17:57

El suelo laminado gana terreno en los hogares a pasos de gigante. La colocación de suelos de madera es cada vez menos importante en la restauración de los suelos de casa, dada la rápida colocación de los laminados, su gran resistencia, su amplia variedad de colores y su precio, que es más moderado con respecto a la tarima tradicional. Si sigues utilizando madera, aprende en esta bricopedia cómo acuchillar un suelo de madera.

como acuchillar suelo de madera.jpg

Las máquinas de acuchillar pueden alquilarse ya que casi nadie, que no sea profesional, posee una. El suelo debe estar totalmente libre de muebles porque no se puede acuchillar con ellos puestos. En el caso de que todo el material no quepa en las estancias que no van a ser barnizadas, deja una de ellas para realizar el trabajo cuando esté todo terminado.

¿Cómo acuchillar un suelo de madera?

1. Revisa el suelo actual. Si hay puntas que sobresalen del suelo, mételas dentro de la tarima con un botador de clavos para que no se estropee la lija. Después, quita las puertas para que no molesten a la hora del trabajo.

2. Aplica la lija de grano grueso. Una lija del 30 es una buena opción. Haz la primera pasada en diagonal al sentido de la tabla. Se trata de dejar el suelo liso y uniforme, por lo que no aprietes el rodillo de la máquina ya que puedes dañar el suelo. Si una pasada no es suficiente, haz otra en sentido contrario. Habitualmente son suficientes dos pasadas, pero si no obtienes el resultado deseado, repite las veces que hagan falta.

3. Recorta la superficie que vas a lijar. Con la máquina en sentido perpendicular a las tablas, haz una pasada rápida lo más cerca posible del rodapié sin llegar a dañarlo. Tras hacer los recortes, comienza con las pasadas en el sentido de la tabla con mucho cuidado para no hacer movimientos bruscos al subir y bajar el rodillo. Esas brusquedades son las paradas del rodillo, que se verán cuando barnices y darán un aspecto poco estético al suelo.

4. Tras pasar la lija gruesa, pasa una lija un poco más fina del 100. Hazlo en sentido perpendicular al suelo. La pasada debe ser ligera, ya que solo es para quitar las rayas de la lija anterior. Una vez que has pasado esta lija, encárgate de las orillas.

acuchillar suelo de madera.jpg

5. Elimina el barniz original y disimula el salto de suelo ya acuchillado. Hazlo con una orillera sin polvo o una amoladora. La pasada debe ser continuada y uniforme para no dejar marcas en el suelo. La opción de la orillera es más limpia, pero lenta. Con la amoladora el trabajo será mucho más rápido, pero levantarás mucho polvo. La lija para este paso será de un grano de 60. Ten cuidado y cambia la lija en cuanto sospeches que está gastada ya que dejará marcas como si hubieses quemado el suelo.

6. Retira las esquinas de barniz a las que no has llegado en el paso anterior. Una vez que has orillado el piso con una cuchilla manual, quita las esquinas de barniz a las que no has llegado. Para esto puedes emplear una lijadora eléctrica para esquinas. Repite esta acción en los marcos de la puerta si queda barniz.

7. Limpia el suelo de polvo. Barre el suelo para quitar gran parte del polvo creado y con un soplador de aire elimínalo de las paredes. Esta limpieza debe ser muy exhaustiva ya que uno de los secretos para que el suelo esté sedoso es que la casa esté pulcra. Tras soplar, aspira todas las estancias.

8. Cambia la lija de la máquina de acuchillar a un grano de 120 para la pasada final. Con esta fase acaba el acuchillado. Es el momento indicado para dejar el saco de la máquina limpio. Esta pasada debe ser rápida ya que solo debe pulir el suelo. Empieza por recortar de nuevo en sentido perpendicular al suelo y luego realiza las pasadas en el sentido de las tablas.

acuchillar suelo.jpg

Una vez has terminado de lijar, repite la acción de soplado y aspirado visto en el punto anterior. A continuación, descubre cómo sigue el proceso para acuchillar un suelo de madera.

Si tienes alguna duda, puedes preguntar en el Foro de Bricolaje. Si además te has lanzado y has colocado tú el suelo, comparte las fotografías del proceso y del resultado en la sección de Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?