Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo arreglar arañazos en suelos de tarima y laminados?
04-05-2017 10:35
Autores: Community Manager

Inevitablemente, con el paso del tiempo, se puede dañar el suelo de madera o laminado, cuando se cae un objeto contundente, se raya al arrastrar un mueble, se rompe un cristal. Aunque apenas se aprecien estos pequeños desperfectos, es conveniente repararlo. Por eso, hoy vamos a ver diferentes soluciones para arreglar esos arañazos tanto en suelos de tarima y laminado

1. Rotuladores para retoques. Si únicamente se trata de un arañazo superficial, sin que haya arrancado madera, la mejor opción son los rotuladores de retoque. Los hay de diferentes colores, para que se acerquen lo máximo posible al color de tu suelo. Es tan sencillo como repasar con la punta del rotulador el arañazo, de manera que se quedará pintado del color del rotulador. No es tan resistente como el barniz, así que cada cierto tiempo tendrás que volver a repasar, pero es una tarea muy sencilla.

2. Ceras para madera. Si el arañazo es más profundo, tendrás que recurrir a las ceras para madera. Con estas ceras vas a conseguir rellenar el hueco que haya dejado el arañazo, dejándolo nuevamente a nivel con el resto del suelo. Para aplicarlas, previamente tienes que calentar la cera desde cierta distancia con un mechero o secador de pelo, para que se derrita. Ayúdate de una espátula para expandir al máximo la cera por la zona dañada. Cuando esté prácticamente seco, con un trapo un poco humedecido limpia la zona para eliminar la cera que haya podido quedar en los alrededores del desperfecto.

3. Lápices de retoque. Existe una opción mucho más profesional y delicada, que te va a permitir reparar el arañazo con mayor detalle. Son los lápices de retoque, y vienen en pack de tres tonos de un mismo color, para que puedas imitar la veta de la madera y sus diferentes tonalidades. Para aplicarlo, no necesitas fundirlo como la cera. Simplemente pasa repetidamente el lápiz en perpendicular sobre el suelo dañado hasta que se rellene. Utiliza las diferentes tonalidades para conseguir un acabado similar a tu suelo. Para terminar, pasa un trapo de algodón que no deje pelusa.

Con estas tres soluciones que hemos visto hoy, podrás reparar esos arañazos tan molestos a la vista. Sin embargo, recuerda que más vale prevenir que curar. Cuando instales cualquier tipo de suelo de madera, es conveniente que protejas las patas de tus muebles con fieltros. Esto, junto con un buen mantenimiento, va a hacer que tengas suelo para muchos años.

Si tienes cualquier duda puedes preguntarnos en el Foro de Reparación y Mantenimiento y compartir con todos nosotros tus Proyectos en la Comunidad.

Colaboradores

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?