Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo cambiar el filtro de la campana?
23-05-2016 10:06

Mientras estamos cocinando y sacamos al chef que llevamos dentro, preocupándonos por ese puntito más o menos de sal o de azúcar, nuestra cocina ya se ha convertido en un centro de creación de olores y grasas que se entremezclan formando una atmósfera de aromas, humo y humedad. Esto afecta a nuestra campana y, concretamente al filtro, el cual tiene una vida útil y no dura para siempre. Por ello, y como esto sucede en todas las cocinas, te vamos a enseñar cómo cambiar el filtro de la campana.

cocina americana-naranja-campana.jpg

Si la cocina se llena de humo, por lo que estemos cocinando, basta con encender nuestra campana para que el equilibrio vuelva a reinar en nuestra cocina pero, ¿hace cuánto que no limpias los filtros? Lo recomendable es hacerlo cada dos meses porque los depósitos de grasa del filtro pueden prenderse. Pero aún así, por mucho que la limpiemos, llega un momento en el que tenemos que cambiarlos. Si quieres aprender a hacerlo, te contamos el paso a paso:

¿Cómo cambiar el filtro de la campana?

Si quieres cambiar el filtro de la campana de tu cocina, tendrás que seguir estos tres pasos:

1. Desmonta el filtro

  • Lo primero es abrir el bloqueo y abatir el filtro de metal antigrasa. Agarrarlo por debajo con la otra mano y extraerlo del soporte.
  • En el caso de filtros de aspiración perimetral, debemos tirar del filtro de metal antigrasa hacia abajo y agarrarlo por debajo con la otra mano.
  • En el caso de filtros adicionales en el interior, habrá que abrir el bloqueo y abatir el filtro de metal antigrasa. Agarraremos por debajo el filtro con la otra mano. 

2. Limpia el filtro

  • Lo importante es recordar que no debemos utilizar productos de limpieza agresivos a base de ácidos o lejía y que al igual que limpiamos los filtros de metal antigrasa, debemos limpiar el soporte de los mismos con un paño húmedo.
  • ¿Cómo vas a limpiar los filtro de metal? ¿A mano o en el lavavajillas? Si lo haces a mano, y la suciedad está fuertemente incrustada, podrás utilizar un disolvente de grasa. Remoja los filtros de metal antigrasa en agua caliente con jabón y utiliza un cepillo para la limpieza. A continuación, enjuaga bien los filtros.
  • Para terminar, solo hay que dejar escurrir los filtros de metal antigrasa. Si lo haces en el lavavajillas, y los filtros están muy sucios, no debes meterlo junto al resto de la vajilla. Al colocarlos dentro, tienes que fijarte que no queden aprisionados.

cocina-roja-americana-campana.jpg

3. Vuelve a montar el filtro

  • Esta es la parte más fácil porque partes con la motivación de haber conseguido limpiar tu campana, algo que te hará sentirte orgullosos de ti mismo. Solo tienes que colocar el filtro de metal antigrasa agarrándolo por debajo con la otra mano y plegándolo hacia arriba. Después, fija el bloqueo.
  • Por suerte hoy en día hay algunas campanas extractoras que para tu comodidad tienen su filtro extraíble y, en un paso tan sencillo como introducirlo en tu lavavajillas, queda totalmente limpio. Este paso de gran comodidad solo lo podrás hacer con algún modelo especifico de campana extractora, ya que si lo haces con el filtro de otra campana puedes dañar el filtro o incluso el lavavajillas.

¿Cómo limpiar el filtro de la campana? 

En principio, la limpieza del filtro no supone ninguna complicación. Uno de los consejos es hacerlo con una mayor frecuencia para evitar esta acumulación de grasa. Es recomendable sumergir los filtros en agua templada con un poco de detergente para lavar la vajilla y hacerlo mínimo una vez por semana.

Puedes utilizar un cepillo de púas de plástico, no metálicas, para poder acceder a la grasa acumulada en los agujeritos del filtro. Por contra, no es aconsejable el uso de productos de limpieza o antigrasa, así como lavar los filtros en el lavavajillas, ya que si bien la grasa desaparece, los filtros pueden quedar dañados. Si has lavado los filtros de forma inadecuada o por el uso de productos abrasivos, pueden quedar en ellos mates o manchas negras.

cocina-naranja-americana-campana.jpg

Todo lo anterior sobre la limpieza de un filtro deberá tenerse en cuenta siempre y cuando merezca la pena, ya que en algunos casos será mejor reemplazarlo por uno nuevo. Por ejemplo, si llevamos demasiado tiempo sin limpiarlo, puede que su estado no permita una limpieza a fondo o que sea demasiado costosa y no merezca la pena. También puede pasar que dicho filtro tenga demasiado tiempo y sea hora de renovarlo.

Si tienes que cambiar cualquier pieza, no debes preocuparte porque es una operación relativamente sencilla y suficientemente asequible para que uno lo pueda hacer por sí mismo. Esto, además, permite un pequeño ahorro para el bolsillo.

Si te ha quedado alguna duda abre un nuevo hilo de conversación nuestros Foros. Si has limpiado o cambiado una campana de cocina, sube tu proyecto a la sección de Proyectos y muéstranos cómo lo has hecho.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?