Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo detectar las averías más comunes de las piscinas?
06-10-2017 09:45

Con el uso y el paso del tiempo, pueden surgir averías en la piscina. Pueden deberse a humedades, asentamientos del terreno, accidentes, uso indebido o, simplemente, fatiga de los materiales. Ninguna avería se arregla sola, por lo que si no le prestas atención, por pequeña sea, lo más seguro es que se acabe convirtiendo en una reparación más importante y, como consecuencia, más costosa. Descubre con las siguientes indicaciones cómo detectar las averías más comunes de las piscinas para que puedas solucionarlas en el menor tiempo posible.

piscina.jpg

¿Cómo detectar las averías más comunes de las piscinas?

La piscina está compuesta por distintas partes y todas pueden, en algún momento, fallar o averiarse. Descubre a continuación las averías que pueden aparecer en cada una de estas partes.

1. Bomba. Es el motor que extrae el agua de la piscina y la envía al filtro para ser depurada. El cuarto de la depuradora suele tener una humedad elevada. Esto puede afectar a las piezas metálicas de la bomba, de modo que provoque oxidaciones y deterioros de la carcasa, los rodamientos o las piezas eléctricas.

  • La bomba trabaja sin agua. Se produce un sobrecalentamiento que puede acabar en una avería importante.
  • El cuarto de la depuradora se inunda de agua. Por alguna fuga o por filtración del agua de lluvia, el motor se llena de agua y estropea la bomba de forma irremediable. Ten siempre preparada una bomba de achique para sacar el agua antes de que afecte al motor.
  • Limpia a menudo el prefiltro de la bomba. Retira los restos que se van acumulando en él. Si no realizas este mantenimiento básico, puede romperse el prefiltro, de forma que los restos sólidos entren en la bomba, la atoren y causen graves destrozos.

Piscina 1.jpg

2. Filtro. El filtro está lleno del material filtrante, que puede ser arena de sílice, vidrio filtrante o fibra de polímero. La función es filtrar el agua, retener todas las impurezas y devolver el agua limpia a la piscina.

  • La arena se apelmaza. Lava el material filtrante con periodicidad para expulsar al exterior todas las impurezas que se acumulan. Así evitas, por una parte, que la arena se apelmace y empeore su capacidad de filtración y, por otra, la acumulación de bacterias en el filtro.
  • El filtro se somete a un exceso de presión. Puede suceder, por ejemplo, por conectar el filtro a una bomba más potente de lo que corresponde o por poner la depuradora en funcionamiento con alguna válvula cerrada. Este exceso de presión acorta la vida del filtro. Puedes ver que sale agua por alguna parte del filtro o, en el caso de que la avería no esté a la vista, que la arena entra en la piscina.

3. Válvula selectora. La válvula selectora se deteriora debido al cloro, al agua, a la arena del filtro o al exceso de presión, entre otros factores. La consecuencia es que realiza mal sus funciones y puede perder agua por alguna de las conexiones. Permanece atento a algún indicio que te avise de que se ha deteriorado para poder sustituirla de manera inmediata.

gresite-piscina.jpg

4. Fugas de agua. Si la fuga está a la vista es muy fácil de reparar, ya que cambias las tuberías y listo. Pero hay fugas ocultas, producidas por roturas en las tuberías que van desde la piscina hasta el equipo de filtración. Estos tubos suelen estar enterrados y pueden romperse debido a asentamientos del terreno o movimientos de la piscina, por ejemplo. Puedes detectarlas por humedad excesiva en alguna zona del terreno, porque entre agua en el cuarto de la depuradora o porque esta no funcione correctamente debido a la pérdida de caudal en las tuberías.

5. Fugas en el vaso de la piscina. Se producen fisuras en las paredes o en el suelo de la piscina debido a los tratamientos químicos para desinfectar el agua, a la presión del agua que soportan, a los cambios de temperatura y, sobre todo, a las pequeñas variaciones que puedan producirse en el terreno. Si notas que el nivel del agua de la piscina disminuye más de lo que sería normal por la evaporación, es probable que tengas alguna fisura en el vaso. Repasa las grietas que veas con un sellador adhesivo específico que puedes usar incluso debajo del agua.

¿Te ha quedado alguna duda sobre cómo detectar las averías más comunes de las piscinas? ¿Tienes alguna avería distinta de las que hemos comentado aquí y no sabes cómo solucionarla? Deja tus preguntas en el Foro de Mantenimiento para que podamos ayudarte a resolverlas. Muestra tu piscina o cuenta cómo has arreglado alguna avería en la sección de Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?