Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo limpiar una pistola aerográfica tras usar pintura celúsica?
23-12-2014 12:47

Pregunta

¿Cómo limpiar una pistola aerográfica tras usar pintura celúsica?

Respuesta

Las pinturas celúsicas, también llamadas celulósicas, nitrocelulosas o nitro, suelen ser esmaltes de un solo componente. Si vamos a pintar mucho tiempo corremos el riesgo de que parte del contenido del calderín o depósito se seque dentro. Estas pequeñas láminas de material seco pueden desprenderse de las paredes del calderín y atascar la boquilla interna de la pistola, frenando la normal salida del producto. También puede suceder que la pistola dispare estas láminas o nódulos, estropeando así el resultado de nuestro trabajo. Por tanto se debe parar y limpiar la pistola con cierta regularidad para asegurarnos que no va a suceder lo antes descrito. Si quieres saber más, te enseñamos cómo limpiar una pistola aerográfica tras usar pintura celúsica.

aplicacion.jpg

Es muy importante, para conservar nuestra pistola aerográfica en perfecto estado, seleccionar bien el tipo de disolvente con el que vas a limpiarla después de trabajar. Para ello debes saber qué disolvente hay que utilizar para limpiar una pistola aerográfica. En este caso dispones de varias opciones. La más extendida es el aguarrás, que es aceite de trementina, o su símil sintético. También puedes utilizar disolvente universal si hay una persistencia del material endurecido, sobre todo en las roscas y la tapa del calderín.

IMG_20170117_142514.jpg

¿Cómo limpiar una pistola aerográfica tras usar pintura celúsica?

Para todos los disolventes descritos el proceso de limpieza es el mismo:

  1. Vacía la pistola. Esto incluye vaciar el depósito y disparar hasta que solo salga aire.
  2. Llena el depósito hasta la mitad y agita el mismo de una manera enérgica para limpiar todo el interior. La pintura debe deshacerse, por lo que puede ser útil dejar un tiempo de remojo. 
  3. Dispara el disolvente. Si es necesario, repite la operación.
  4. Desmonta la aguja y las boquillas para lavarlas con un pincel y el disolvente elegido.
  5. Lava el cuerpo de la pistola por el interior y el exterior.
  6. Deja secar al aire. Una vez seco se puede volver a montar, pero sin apretar las roscas para evitar el bloqueo de las mismas. Una vez se vaya a utilizar de nuevo será el momento de apretarlas.

Siguiendo estos consejos tendrás una pistola perfectamente preparada para el siguiente uso. Aquí puedes conocer más sobre los tipos de pistolas aerográficas que hay. Para cualquier duda que te surja sobre este u otro tema, no dudes en consultarnos en nuestro Foro. Si usas una pistola aerográfica para alguna tarea en tu vivienda, sube tu proyecto a la sección de Proyectos y muéstranos paso a paso cómo lo has hecho.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?