Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo limpiar y abrillantar el aluminio blanco de las ventanas?
24-05-2016 09:43

persianas.jpg

Muchos tenemos ventanas con marcos que pueden ser de aluminio ó aluminio con ruptura de puente térmico (RPT). Con el tiempo, este marco puede llegar a ponerse algo amarillo. Para limpiar y sacar brillo al aluminio blanco de las ventanas, te recomendamos seguir unos sencillos pasos:

1. Retirar previamente todo el polvo o suciedad que tiene la ventana.

Para hacerlo, usaremos una esponja suave, un plumero o un paño, nada de estropajos u objetos que puedan arañar la superficie. En el caso de que la suciedad sea mucha, utilizar una manguera con agua a presión para su limpieza.

2. Pasaremos a limpiar el aluminio con agua tibia y jabón neutro.

Con un poco de agua tibia mezclada con jabón neutro y un paño húmedo, procederemos a limpiar y fregar de arriba abajo la ventana. Esta solución desengrasa y quita manchas sin maltratar el acabado superficial. Para rematar bien las esquinas o los rincones difíciles, podemos emplear una limpiadora a presión, una vaporeta.

vaporeta.jpg

3. Si tenemos manchas, utilizaremos un limpiador específico para aluminio.

En este caso, debemos utilizar un producto de limpieza más activo. Siempre tenemos que estar muy seguros del limpiador que vamos a utilizar, leer bien las instrucciones del envase y probar en una superficie no visible antes de emplearlo en todo el aluminio.  Uno muy recomendado es la “Piedra de limpieza”, queda el aluminio como nuevo.

4. Secado

Posteriormente, enjuagaremos y limpiaremos la superficie con agua limpia para quitar la suciedad y los posibles restos de productos de limpieza. Por último, debemos secar el aluminio con un paño suave blanco.

Además de limpiar la ventana, es aconsejable limpiar los perfiles y las gomas de las ventanas, esto ayudará a una limpieza más minuciosa y eficaz. De vez en cuando, deberíamos engrasar los herrajes y las piezas móviles con aceite sin ácido. Conoce las características de una ventana de aluminio

VentanasOK.01.jpg

Debemos tener en cuenta que no hay que utilizar ningún producto abrasivo para no dañar el lacado del aluminio. En el caso de que el lacado blanco del aluminio esté desgastado, no podemos hacer gran cosa, ya que este se va deteriorando con el paso del tiempo, a lo que tendríamos que recurrir es a lacar la ventana, un proceso costoso por las horas empleadas.

Si te surge alguna duda acerca de la limpieza de las ventanas de aluminio blanco, no dudes en abrir un nuevo hilo de conversación en nuestro Foro o dejar un comentario en este post. Si ya has realizado estos pasos y te apetece, comparte el resultado en la sección de Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?