Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo mantener tu piscina durante todo el verano?
13-04-2016 09:17

Para poder disfrutar de un agua clara y limpia en tu piscina es imprescindible que sigas una serie de pasos que harán que las tareas de puesta en marcha y mantenimiento sean mucho más fáciles y efectivas. Por eso, te ayudamos a mantener tu piscina durante todo el verano. 

mantenimiento-ambiente-piscina-verano.jpg

Inicio de temporada: primavera

 1. Limpiar suelo y paredes de la piscina

 Es fundamental que las paredes y el suelo de la piscina estén limpios. Si el agua está muy sucia, porque no has realizado el invernaje de una piscina, te aconsejamos que la vacíes y, con ayuda de un cepillo y un limpia fondos, repases toda la superficie aplicando un producto desincrustante. Haz especial hincapié en las zonas de difícil acceso como las esquinas o las escaleras.

Cuidado con los limpiadores a presión, ya que dependiendo del material de la piscina podría dañarla. Si mientras realizas la limpieza detectas cualquier daño en el vaso de la piscina, es el momento de repararlo antes de realizar el llenado.

 Te recomendamos que realices estas tareas de limpieza en horas de poco sol, como al atardecer, garantizando siempre que haya humedad en el vaso de la piscina y no se seque por completo, ya que podría agrietarse.

 2. Limpiar cada elemento de la depuradora

 Además de limpiar las paredes y el suelo de la piscina, debemos garantizar que están limpios todos aquellos elementos por donde pasará el agua, tales como filtros, boquillas impulsores, skimmers, etc. También debemos comprobar que todos los elementos funcionan correctamente.

 3. Comprobar el sistema de filtración

 Existen dos tipos de filtros:

Por cartucho o reemplazable: Muy similares a los de arena de sílice. Su principal diferencia es que hay que limpiarlos semanalmente y cambiarlos cada año. Son más económicos. Suelen ser de papel con forma cilíndrica y se usan para piscinas con poco caudal.

Por bombo: Nos podemos encontrar dos tipos de sistemas de filtración:

  • Filtración con arena de sílice: Si hacemos el mantenimiento adecuado la arena, puede tener una duración de 4-5 años. Es importante que cada año se compruebe el estado de la misma y, si es necesario, se añada arena al filtro ya que con el tiempo pierde su capacidad de filtración. Dependiendo del fabricante nos recomiendan llenar entre 1/3 y 2/3 del bombo.
  • Filtración con vidrio: Son cristales específicos para depuradoras. Han sido machacados y pulidos para que pierdan el filo. El vidrio tiene muchas ventajas respecto a la arena, entre ellas no se sustituye nunca y no se apelmaza, por lo que realiza una filtración más eficaz que la arena. Puede llegar a durar hasta 10 años.piscina-desmontable-mantenimiento-verano.jpg

 4. Llenado de la piscina

 Una vez que ya hemos limpiado las paredes, el suelo de la piscina, así como todos sus componentes, y hemos verificado que todo funciona correctamente llega el momento del llenado de la piscina. Si tenemos la posibilidad siempre es preferible utilizar agua procedente de un aljibe o pozo.

 5. Tratamiento del agua

 Es fundamental que compruebes los niveles de pH y de cloro del agua.

Regulación del valor del pH: El nivel de pH debe estar entre 7.2 y 7.6. Si está por debajo, debemos aplicar un elevador de pH y, si está por encima, un reductor. Debes añadir el producto directamente al agua, nunca a través del skimmer, y siguiendo las recomendaciones del fabricante. Si el agua lleva mucha cal tenderá a aumentar el pH, por lo que tendrás que aplicar un reductor, es el caso más común.

Desinfección: El proceso varía en función de si usamos un tratamiento químico: cloro, bromo u oxígeno activo o un proceso de electrólisis con sal.

  •  Tratamiento químico con cloro: es el más habitual de los tratamientos químicos. A mitad de llenado aplica media dosis de desinfectante. Una vez aplicado, espera unas horas y analiza de nuevo el nivel de pH y cloro libre para comprobar que son correctos. A continuación aplica un producto algicida para evitar la formación de algas que provoca un color verdoso en el agua y mal olor. Por último, aplica un producto floculante que nos ayudará a aglutinar las partículas de suciedad de pequeño tamaño para que los filtros puedan capturarlas. Además, este producto provoca que esas partículas se depositen en el fondo de la piscina y así las podrás eliminar con un limpia fondos. Nunca debes bañarte hasta asegurarte de que ha estabilizado el nivel de cloro.
  • Proceso de electrólisis con sal: aplica cloro de disolución rápida y añade 5 Kg de sal por cada metro cúbico de agua. A continuación, pon en funcionamiento el clorador salino ,es imprescindible que dispongas de uno, y el equipo de filtración. Debes regular el pH del agua hasta que tenga un nivel 7. Al igual que antes, conviene empezar a tratar el agua a mitad del llenado de la piscina. Debes poner en marcha tu depuradora y dejarla encendida unas 10-12 horas diarias.

Tal y como te aconsejábamos para la limpieza, todos los tratamientos químicos deben realizarse al atardecer o por la noche y siempre teniendo en cuenta las indicaciones del fabricante.

 6. Ajustar horas de filtración de la depuradora

 Las horas de filtración de la depuradora de la piscina dependerán de la temperatura exterior así como de la ubicación de la piscina, si está cerca de zonas boscosas deberá ser mayor. El tiempo de filtrado puede oscilar entre 6 y 8 horas diarias.

Si el agua está limpia y no tiene impurezas, se puede reducir el tiempo de encendido de la depuradora hasta a 4 horas. Debemos evitar tener demasiadas horas la depuradora encendida ya que supone un consumo innecesario de electricidad. Te recomendamos que enciendas la depuradora durante la noche fuera del horario de baño. 

sofas-piscina-mantenimiento-verano.jpg

Mantenimiento diario y semanal

 Una vez realizada la puesta en marcha de la piscina, debemos garantizar un correcto mantenimiento de la misma. De esta manera nos aseguramos que tanto la piscina como el agua están en óptimas condiciones, así debes mantener limpia el agua de tu piscina con regularidad. 

 A diario

  •  Debes revisar que los niveles de pH son los adecuados y corregirlos si es necesario. Te recomendamos mantener el pH entre 7 y 7.4.
  • También debes revisar el nivel de desinfectante:cloro, bromo, sal, oxígeno activo y ajustarlo para mantenerlo en los niveles correctos.
  • Limpia el agua de impurezas, hojas o insectos con un recogehojas.
  • Pon en marcha la depuradora 6 horas, como mínimo, al día.

Semanalmente

  •  Limpia el fondo de la piscina al menos una vez por semana. Para ello puedes ayudarte de un limpiafondos manual, brazo hidráulico o de un robot de piscina que, además, limpia las paredes de la misma.
  • Tras la primera aplicación de algicida de la temporada se repite el tratamiento a la semana y después cada 15 días.
  • Si el agua está algo turbia, añade floculante para aglomerar las impurezas presentes en el agua, eliminándolas, una vez se depositen en el fondo, con el limpia fondos.
  • Comprueba el grado de saturación del filtro. Si la presión está alta debes lavar el filtro, te llevará unos minutos. 

Final de temporada

Si durante la época de otoño e invierno aplicas a tu piscina un tratamiento para mantenerla en las mejores condiciones, la puesta en marcha en verano te resultará más sencilla, menos laboriosa y mucho más económica. A esta preparación la conocemos con el nombre de invernaje y si lo realizas correctamente no necesitarás cambiar el agua del vaso al inicio de la nueva temporada. Los pasos a seguir serán los siguientes:

  •  Baja el nivel del agua unos 20 cm.
  • Deposita flotadores para evitar que el hielo presione las paredes del vaso.
  • Lava los filtros y protege las válvulas. Es recomendable utilizar un producto específico de invernaje para los filtros y sus componentes.
  • Limpia y protege el motor.
  • Aplica el producto invernador según las especificaciones del fabricante. Es de uso universal para cualquier tipo de piscina con o sin cobertor.
  • Coloca una lona de protección.

Espero que este artículo te haya sido de utilidad. Si tienes alguna duda, puedes   abrir un nuevo hilo de conversación en el Foro de Jardín.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?