Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo mantener una chimenea metálica?
19-07-2016

Las chimeneas metálicas, debido a su constante uso en la época de más frío, sufren altas temperaturas, formaciones de hollín y desgaste de juntas. Si quieres que tu chimenea dure en perfectas condiciones a lo largo de los años, es básico limpiarla correctamente. Aprende en este artículo cómo mantener una chimenea metálica.

chimenea-metalica.jpg

¿Cómo mantener una chimenea metálica?

Si quieres hacer un mantenimiento de una chimenea metálica correctamente, sigue las siguientes recomendaciones.

  1. Deshollinado químico y mecánico. Ten en cuenta usar la cantidad adecuada según los kw de la chimenea y su uso. Hay una gran diversidad de productos de limpieza, por lo que es recomendable saber los diferentes tipos de deshollinadores que hay y qué usos tienen.
  2. Cuidado con posibles grietas. Las chimeneas metálicas, por su uso, se dilatan, lo que conlleva una posible aparición de grietas que deben repararse rápidamente para evitar escapes de calor y humos. Hay materiales específicos para reparar las grietas, para lo que hay que tener en cuenta el color de la chimenea para un acabado perfecto sin que se note la aplicación del material.
  3. Cambio de juntas. Las juntas de fibra de vidrio permiten que la puerta de la chimenea quede perfectamente sellada para evitar que pueda escaparse el calor. Las juntas, con el uso, tienden a estropearse, por lo que es necesario cambiarlas. Para ello, solo necesitarás una muestra de la junta de tu chimenea para elegir la más acorde, que puede ir desde los 4 hasta los 15 mm. Una vez seleccionada la junta, sigue las instrucciones del fabricante que, por lo común, incluirán con la junta un pegamento específico de gran resistencia frente al calor.
  4. Limpieza de cristales. Los cristales, para una mayor duración, deben limpiarse constantemente con el uso de la chimenea metálica. Si la cantidad de hollín es elevada, también podrás usar un decapante, un producto parecido al limpiacristales pero más corrosivo para decapar las capas de emulsiones y de productos de mantenimiento.

Estos son los puntos clave a seguir. Si eres constante en cada uno de ellos, tu chimenea metálica deberá mantenerse en perfectas condiciones cada año. También es recomendable saber cómo deshollinar una chimenea.

chimenea-metalica-salon.jpg

Si quieres saber más sobre chimeneas metálicas, de fundición o pellet, te animo a descubrir los contenidos de Leroy Merlin, donde podrás encontrar consejos e ideas y dar respuestas a tus dudas. Si tienes alguna pregunta, puedes abrir un hilo de conversación en el Foro. Si tienes una chimenea metálica y le has realizado el mantenimiento, sube tu proyecto a la sección de Proyectos para ver cómo lo has hecho.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 200.000 usuarios registrados
  • Más de 180.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 10.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?