Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo pintar y cuidar el galvanizado?
19-04-2017 09:44

La galvanización en caliente es un proceso en el que se obtiene un recubrimiento de zinc sobre hierro o acero, por inmersión en un baño de zinc fundido, a una temperatura aproximada de 450ºC. El proceso de galvanizado tiene como objetivo evitar la oxidación y corrosión que la humedad y la contaminación ambiental pueden ocasionar sobre el hierro. Si necesitas hacer esto con algún material de tu vivienda, te explicamos cómo pintar y cuidar el galvanizado.

pintar y cuidar galvanizado.jpg

¿Por qué pintar el acero galvanizado?

Las razones por las que es recomendable pintar el acero galvanizado son las siguientes:

  • Permite decorar, además de proteger el galvanizado.
  • No te limitas al color gris que viene de serie, sino que puedes aplicar cualquier color que desees.
  • Más duración del galvanizado por estar pintado. Multiplicarás por dos la duración.

¿Por qué salta muchas veces la pintura sobre galvanizado?

La mayoría de las veces acaba saltando la pintura sobre el galvanizado porque:

  • Has usado una pintura incorrecta para este soporte.
  • Ha habido un uso directo de esmaltes sintéticos sin previa imprimación.
  • No has usado imprimación para galvanizado.
  • No has preparado la superficie. Hay que limpiar el óxido y los restos de polvo.

¿Qué materiales hay que usar para pintar sobre galvanizado?

Estos son los materiales necesarios para pintar sobre acero galvanizado:

¿Cómo pintar y cuidar el galvanizado?

Sigue estos pasos para pintar el galvanizado:

1. Lo primero que habrá que hacer será preparar la superficie que vayas a pintar. Pasa un poco de lana de acero de grano fino para poder quitar impurezas y tener un mayor agarre.

2. Una vez que hayas pasado la lana de acero, pasa un trapo humedecido con acetona o alcohol para terminar de retirar restos de óxido o polvo, entre otras cosas.

3. Empieza a pintar el soporte. Con un rodillo de pelo corto o rodillo de lacar, aplica una capa generosa de imprimación especial para galvanizado o una multiusos como la todoterreno. Ambas son válidas. Deja secar la imprimación 4 o 6 horas aproximadamente.

4. Una vez seca la imprimación o base, procede a aplicar la pintura. La adecuada será un esmalte sintético. Puedes encontrar esmaltes brillantes o satinados.

5. Una vez seca la primera mano, mira si es necesario aplicar una segunda capa para terminar de cubrirlo completamente.

Existen pinturas que pueden ser aplicadas directamente sin una previa imprimación. Este tipo de pinturas son de interior y exterior, al agua y ya incluyen imprimación y todo. Con estos sencillos y fáciles pasos, tendrás tu galvanizado siempre bonito, reluciente y protegido de corrosiones.

Si te han quedado dudas, abre un nuevo hilo de conversación en los Foros. Si te animas a poner a punto tu producto galvanizado, no dudes en compartirlo con nosotros en nuestra sección de Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?