Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo reparar las juntas de un plato de ducha enmallado?
11-08-2016 12:45

Los platos de ducha de obra están en auge por su versatilidad y comodidad a la hora de adaptarlos a cualquier hueco que tengamos en nuestro baño. No obstante, uno de sus inconvenientes son sus juntas. Por eso, te enseñamos cómo reparar las juntas de un plato de ducha de obra. 

plato-ducha-enmallado.jpg

Un plato de ducha de obra no suele tener inconvenientes si los materiales son los correctos. Al estar en continuo contacto con el agua, se deben emplear los materiales adecuados para evitar posibles humedades, moho y deterioro del material. 

Para reparar un plato de ducha enmallado, necesitas los siguientes materiales:

Paso a paso

1. Limpia y elimina las juntas dañadas con un estropajo, al menos 2 mm. Para ello puedes utilizar lejía, vinagre o cualquier otro producto limpiador de baño. Es muy importante retirar cualquier rastro de moho que contenga la junta. Si continuamos con los pasos sin limpiar bien los restos de moho, estos volverán a aparecer y de nada servirá todo el trabajo realizado. Además, si quieres facilitarte un poco esta labor, dispones de un racador de juntas, que hará más llevadera la limpieza. Recuerda eliminar los restos de polvo al término de esta tarea. 

2. Aplica el germicida. Aunque hay muchos artículos para tal fin, se recomienda emplear productos de máxima calidad, que garanticen la impermeabilidad y que sea antimanchas y antibacterias. Debes presionar ligeramente el envase para que salga el gel y pasarlo varias veces con fuerza por las juntas, para que la esponja realice una acción abrasiva. 

3. Espera entre 5 y 10 minutos para que el germicida actúe correctamente.

4. Aclara con abundante agua y comprueba los resultados antes de seguir con el paso siguiente. Si los resultados no son los deseados, debes volver al primer paso y repetir todo. 

5. Vuelve a rejuntar, una vez tengas limpias las viejas juntas. Aquí vuelve a ser importante la calidad del producto. El rejunte debe ser especial para platos de ducha. Elige el color que mejor se adapte a tu plato, ya que queda rejuntar toda la zona. Para eso, utiliza una llana de goma que te ayudará a aplicar el producto de manera uniforme por todo el plato o solo por las zonas dañadas. 

6. Limpia bien los restos de residuos y manchas con una esponja húmeda. 

Si deseas más información sobre este tema, te recomendamos leer ¿Cómo eliminar la silicona vieja de mamparas y platos de ducha?Si te animas a dejar las juntas de tu plato como nuevas y nos quieres contar todos tus trucos, puedes hacerlo en la sección de Proyectos. Además, si tienes alguna duda, abre un hilo de conversación en los Foros.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?