Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo saber si cambiar o reparar la encimera de la cocina?
21-09-2016 09:47

Pregunta

¿Cómo saber si cambiar o reparar la encimera de la cocina?

Respuesta

Para poder determinar si debes cambiar o reparar la encimera, primero tienes que valorar el material y los daños que haya sufrido ya que, dependiendo de esos factores, a veces será más conveniente repararla o cambiarla. Por ello, si tienes que tomar esta decisión en tu casa, en esta Bricopedia vamos a ver cómo saber su cambiar o reparar la encimera de la cocina.

encimera-aglomerada.jpg

¿Cómo saber si cambiar o reparar la encimera de la cocina?

Para saber si tienes que cambiar o reparar la encimera de tu cocina, vamos a conocer los diferentes casos dependiendo del tipo de encimera que tengas en casa.

1. Encimera aglomerada

  • Rayada. Al ser una capa de plástico la que cubre la encimera, no se puede reparar si tiene arañazos y, por lo tanto, habría que sustituirla.
  • Hinchada. Si ya se ha hinchado es porque no estaba bien aislada. Suele pasar en la zona del fregadero si al instalar no tapamos bien todo el borde del fregadero con silicona. No se puede reparar y habría que sustituirla.
  • Cambio de color. Es posible que lleve muchos años colocada y que el efecto del sol directo haya modificado un poco su color. En este caso, no se puede reparar y habría que sustituirla.

madera-maciza.jpg

2. Encimera de madera maciza

  • Rayada. Dependiendo de la profundidad del surco, habría que lijar con una lija para maderas de grano medio o fino (manual o mecánico) hasta dejar toda la superficie bien lisa y, después, habría que volver a barnizar. No haría falta sustituir.
  • Hinchada. Si no es demasiado grave, puedes lijar la zona, preferiblemente con herramientas eléctricas que harán este paso mucho más rápido y efectivo, hasta dejarla a la altura del resto de la encimera. Luego hay que volver a barnizar, revisando que queda bien sellada. No haría falta sustituir.
  • Manchada. Según la profundidad de la mancha, también podrías hacer el mismo proceso de lijar y luego barnizar de nuevo. Si la mancha está muy profunda o es muy oscura, puedes teñirla de un color más oscuro con un barniz o, sino, sustituirla.

encimera.jpg

3. Encimera de granito o mármol

  • Rayada. Si la raya no es muy profunda, puedes llamar a un marmolista para que te pula la pieza, o bien pasarle tu mismo una pulidora con un poco de pulimento para alisar la pieza y devolverle el brillo. Al estar instalada, es un tanto complejo y hay zonas a las que no se puede llegar bien, pero en general bastaría con repararla y no haría falta sustituirla. Existe un producto especial para pulir el mármol al que se le puede aplicar, posteriormente, una pátina para darle un acabado perfecto.
  • Rota o despegada. Si está despegada alguna parte, se puede volver a pegar con un adhesivo fuerte que pegue y repare. En el caso del mármol, también hay un kit de reparación especial para realizar este trabajo.
  • Manchada. Si la mancha no es muy profunda, puedes intentar aplicar el pulimento manual o con una herramienta eléctrica para evitar cambiar la encimera.

encimera-compacta-cuarzo.jpg

4. Encimera compacta de cuarzo

  • Rayada. Se trata de una pieza muy dura y difícil de rayar pero, si esto sucediera, también podríamos intentar pulirla o avisar a un marmolista para que realizara este trabajo. Si la rayada fuera muy profunda, es posible que no pudieras repararla, aunque puliéndola quedaría un poco más disimulada.
  • Rota o despegada. Si está rota, según dónde y cómo sea el fragmento, podría pegarse y disimular un poco la ruptura, pero en los colores lisos se notaría mucho más el roto y sería más difícil que quedara bien. Sin embargo, si solo se ha despegado, podemos pegarla con un adhesivo extra fuerte transparente o, sino, podríamos hablar directamente con un marmolista, puesto que ellos suelen disponer de los tapa juntas de cada uno de los colores de las encimeras.
  • Manchada. Es un material que no tiene poro y, por lo tanto, no se suele manchar. Si aún así tienes una mancha y no puedes quitarla, trata de limpiar la superficie con algún limpiador en crema desengrasante y, así, en la inmensa mayoría de casos se limpiará y no quedará marca. Sin embargo, si la marca es por haber puesto encima una sartén u olla muy caliente, esta marca no se podrá quitar.

porcelanico.jpg

5. Encimera porcelánica

  • Rayada. Es un material muy duro y no se suele rayar, ya que originariamente se usaba para suelos. Si esto pasara, sería mejor mirar en cada caso qué ha pasado, cómo y por qué para poderlo reparar.
  • Rota o despegada. Podemos pegarla con los mismos adhesivos que la encimera compacta de cuarzo, el granito o la piedra.
  • Manchada. Al no tener poro, no se puede manchar. Si hay alguna mancha resistente, puedes insistir con un limpiador en crema.

Si tienes cualquier otra duda, puedes consultarla en nuestro Foro de Reparación y Mantenimiento. Si tienes dudas sobre qué tipo de encimera tienes o quieres poner, te aconsejo que conozcas qué tipos de encimeras existen o, si necesitas más consejos sobre cómo limpiarlas, consulta el post sobre cómo limpiar las encimeras de cocina.

Si tienes que reparar o sustituir tu encimera, sube tus fotos a la sección de Proyectos y muéstranos cómo lo has hecho.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?