Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Qué características tienen las mamparas de vidrio?
12-02-2015 18:54

La forma más habitual de proteger nuestras bañeras y platos de ducha del agua son las mamparas. Podemos encontrarlas básicamente de dos materiales: mamparas de vidrio y mamparas acrílicas. Las primeras presentan una mayor calidad y durabilidad, además de un valor añadido en estética, y son las más utilizadas. Nos centraremos en ellas. 

LOS PERFILES

Las mamparas tienen básicamente dos componentes: la hoja de vidrio y los perfiles. Éstos son siempre de aluminio, que es un material de gran durabilidad y resistencia a la oxidación. Los perfiles, según la estética de la propia mampara, se presentan en 3 acabados:

  • Blanco: este acabado se consigue esmaltando el aluminio. Ante la erosión producida por el agua, sería el acabado más sensible al paso del tiempo.
  • Pulido: es el propio aluminio, pero con una sesión de pulido que lo deja rugoso y con aspecto mate.
  • Cromado: es el aluminio en su aspecto habitual, con brillo y sin tratamiento ni de abrasión ni de esmaltado. Por ser la modalidad menos tratada es la que mejor resiste el paso del tiempo.

VIDRIO TEMPLADO

Por cuestión de seguridad, la normativa obliga a que todas las mamparas de vidrio, lo sean de vidrio templado. La principal limitación que posee el vidrio como material de construcción es su fragilidad. El proceso de templado incrementa su resistencia mecánica y térmica convirtiendo el vidrio templado en un vidrio de seguridad. Si bien el vidrio es un material muy resistente a la compresión pura, su escasa resistencia a la tracción es la causa principal de rotura de paneles de vidrio.

Para mejorar la resistencia estructural y al impacto de un vidrio, se recurre al proceso de templado, que consiste en calentarlo uniformemente hasta una temperatura superior a los 650º (punto de ablandamiento) y luego enfriarlo bruscamente, soplando aire frío a presión controlada sobre sus caras.

La superficie del vidrio se enfría más rápidamente, mientras que la zona interior continúa dilatándose. Como consecuencia de este diferencial de contracción, el vidrio templado concentra zonas de energía, presentando un equilibrio inestable de tensiones (compresión en sus superficies y tracción en el interior) que le brindan una mayor capacidad de tracción, ya sean de origen mecánico o térmico.

 

cristal templado y recocido.png

 

Para tener una dimensión de este incremento en la resistencia, debemos saber que el módulo de rotura para un vidrio común es de 350 a 550 kg/cm2 y en un vidrio templado es de 1850 a 2100kg/cm2 que equivale a 4 a 5 veces la resistencia de un vidrio normal. La resistencia al choque térmico (diferencia de temperatura entre las dos caras de un panel de vidrio que produce la rotura de éste) pasa de 60ºC a 240ºC, por lo que se recomienda en puertas de hornos de cocina y lámparas a la intemperie.

La resistencia intrínseca del vidrio templado lo hace apto para aplicaciones estructurales o semiestructurales calculadas previamente considerando el montaje o su unión mediante herrajes específicos que garantizan su anclaje en barrenos y recortes realizados al vidrio, conformando sistemas de acristalamiento autosoportables. Todas las manufacturas, ya sean cortes de dimensiones, canteados o taladros deberán ser realizadas previamente al templado, ya que, cualquier trabajo de mecanizado que se realice sobre el vidrio ya templado produciría la rotura del mismo. 

SEGURIDAD

El vidrio templado está considerado como un vidrio de seguridad para la construcción y su uso es recomendado en diversas áreas susceptibles del impacto humano. Esto se debe a que, en caso de rotura del paño, se rompe también el equilibrio de tensiones al que fue sometido durante el proceso de temple, produciendo una liberación de energía que propaga el quiebre rápidamente por todo el paño. Por lo tanto, el vidrio se desintegra en pequeños fragmentos de aristas redondeadas que no causan heridas cortantes o lacerantes de consideración. Este patrón de rotura es el que define la calidad de un vidrio templado. Cuanto más pequeños sean los fragmentos, mayor es su calidad.

esquema de frangmentacion vidrio.png 

Un vidrio templado de buena calidad debe cumplir los requerimientos en la Norma Oficial Mexicana NOM-146-SCFI-2001

Un cristal templado de 8 mm de espesor resiste el impacto de una bola de acero de 500 gr de peso, dejada caer desde una altura de 2 metros sin velocidad inicial, estando el vidrio templado apoyado en dos listones separados de un metro. La misma bola, dejada caer desde 30 cm de altura, rompe un vidrio pulido del mismo espesor. 

ROTURA ESPONTÁNEA

La rotura espontánea del vidrio, consiste en la desintegración de un vidrio en miles de trozos pequeños sin causa aparente. Esta situación se da en muy raras ocasiones, motivada por pequeñas oclusiones de sulfuro de níquel contenido en el vidrio que eventualmente pueden originar tensiones al interior provocando la rotura.

El proceso de ablandamiento previo al templado del vidrio puede producir distorsiones ópticas y algún grado de alabeo (flecha) en el producto final. La misma Norma Ofivial Mexicana NOM-146-SCFI-2001 marca los parámetros máximos para el alabeo del vidrio templado. 

APLICACIONES HABITUALES

Muchas son las aplicaciones del vidrio templado con el objeto de proveer de seguridad a inmuebles y personas.

La gran resistencia del vidrio templado a los esfuerzos mecánicos y sus consiguientes posibilidades estructurales favorecieron su implementación generalizada en los escaparates de tiendas y comercios durante los pasados 40 años. La posibilidad de sujetar paños vidriados de grandes dimensiones con pequeños herrajes metálicos ha seducido durante décadas a los proyectistas de arquitectura que han multiplicado sus aplicaciones.

El muro cortina, como superficie de vidrio ininterrumpida, puede concebirse y edificarse de muchas maneras. El vidrio puede estar total o parcialmente enmarcado, o bien pegado sobre la estructura portante mediante silicona estructural.

Todas las mamparas que se fabrican hoy día en material vidrio, lo están en vidrio templado por una cuestión de seguridad. 

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?