Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo restaurar muebles de madera exterior?
viernes

Pregunta

¿Cómo restaurar muebles de madera exterior?

Respuesta

El mantenimiento de los muebles que están en el exterior puede parecer un trabajo muy complejo para alguien no experto, si no sabe qué aplicar ni cuándo hacerlo. Sin embargo, hoy en día existen productos más sencillos de utilizar de lo que piensas y que facilitan el trabajo. Este artículo te servirá de guía para que puedas cómo restaurar muebles de madera exterior y mantenerlos en perfecto estado.

conjunto de exterior de madera.JPG

El tratamiento varía dependiendo del tipo de madera, si bien es verdad que son productos de poro abierto que dejan respirar la madera y no crean capa.

¿Cómo restaurar muebles de maderas tropicales o duras?

Puede ser una madera tropical o exótica como la teca, el iroko o el wengué que tienen su origen en zonas de Asia, África y América. Son de crecimiento lento y se exponen a un clima mucho más exigente, lo que provoca que tengan una alta densidad, es decir poca porosidad. Esto hace que las maderas sean más resistentes a la abrasión y a los cambios de temperatura. Son reconocibles por ser más pesadas, por los colores exóticos y por ser bastante más caras que el resto de maderas. Son idóneas para suelos y mobiliario de exterior, ya que son las más resistentes.

1. Limpia la madera con agua, jabón neutro y un estropajo. En las zonas donde haya alguna mancha que no se elimine, puedes lijar suavemente con papel de lija. Si has descuidado durante mucho tiempo el cuidado de la madera, puede aparecer una capa gris que debes tratar con limpiador de maderas grisáceas.

2. Aplica una mano de aceite de teca. Extiende el aceite de teca con muñeca de algodón, aunque también puedes hacerlo con una brocha. Al cabo de unos minutos de haber aplicado el aceite, pasa un trapo para retirar el sobrante.

3. Aplica una segunda capa de aceite. Tras dejar secar unas 6 u 8 horas, aplica una segunda capa de aceite y vuelve a retirar el sobrante con un trapo.

4. Repite estos pasos una vez en primavera y otra en otoño. Así mantienes bien hidratadas estas maderas que tienen un alto contenido en aceite y pueden no aceptar bien otro tipo de productos, como podrían ser los barnices.

sillas de madera.jpg

¿Cómo restaurar muebles de madera común o blanda?

Las maderas comunes o blandas como el pino, el abeto o el cedro son la opción más económica ya que, al ser de crecimiento rápido, hay en abundancia. Son fáciles de trabajar para el lijado o decapado y, pese a no tener la resistencia de una madera tropical, con un buen tratamiento pueden estar al exterior.

1. Si la madera ha estado barnizada o esmaltada, debes lijarla o incluso decaparla por completo. Si había estado tratada con un protector decorativo, será suficiente con limpiarla con agua y jabón neutro, excepto alguna zona donde haya alguna mancha. En ese caso, puedes lijar suavemente para eliminarla.

2. Revisa que la madera, ya limpia, no tenga ningún desperfecto o agujero. Si es así, repáralo con masilla para madera. Una vez se haya secado, pasa un poco de lija para dejar la madera bien lisa.

3. Aplica un fondo para proteger la madera de la carcoma, la termita, los hongos o la dilatación por cambios de temperatura. El fondo es el primer producto que debes emplear. Puedes aplicarlo con una brocha de manera generosa y repetir una segunda mano al cabo de 8 horas. No te preocupes por la aplicación porque es un producto transparente que se filtra dentro del poro de la madera y no deja rastro.

4. Aplica el protector decorativo. Además de dar el color que quieras a la madera, el protector decorativo también la protege de los efectos que puedan afectarla desde el exterior, como el sol o la lluvia. Con una brocha o con un rodillo puedes extenderlo sin diluir. Tras dejar secar durante 8 horas, aplica una segunda mano. Actualmente, la mayoría de los protectores son de base agua, que no huelen, y de tipo gel para evitar que goteen al pintar.

El protector decorativo es un producto de poro abierto, lo que significa que deja respirar la madera y que, al no crear capa, facilita el mantenimiento. Dependiendo de la zona o el clima donde esté expuesta la madera, varía el intervalo de tiempo necesario para volver a protegerla, aunque lo habitual es aplicar el protector cada 3 años y el fondo cada 5 años aproximadamente.

También puedes optar por aplicar un barniz o un esmalte, pero debes tener en cuenta que estos productos crean capa y con el desgaste del tiempo se agrietan y escaman. Esto supone lijar por completo o incluso decapar los muebles.

caseta de exterior.JPG

Los pasos son más sencillos de lo que piensas y no suponen un excesivo gasto de tiempo si planificas con antelación el trabajo y evitas que los muebles estén expuestos al exterior sin protección. Si tienes alguna duda sobre cómo restaurar muebles de madera exterior, consulta el Foro de Restauración. Si has restaurado tus muebles de exterior, compártelo en la sección de Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?