Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo restaurar un reloj de pared?
27-09-2016 10:13

¿Recuerdas ese viejo reloj de pared que todos tenemos por casa, cogiendo polvo en algún rincón o armario? Recuperarlo es mucho mas sencillo de lo que piensas y le darás una decoración con mucho estilo a tu salón. De esta manera, en esta Bricopedia te enseñamos cómo restaurar un reloj de pared.

restauracion reloj de pared.jpg

¿Cómo restaurar un reloj de pared?

El proceso consta de varias fases: desmontaje, tratamiento, decapado, reparación, tintado, protección y montaje.

1. Desmontaje

El primer paso será desmontar, si es posible, la luna de cristal que protege el reloj y la puerta delantera. Para ello quita las sujeciones y bisagras metálicas que llevan ambas con la ayuda de un juego de destornilladores.

collage desmontaje.jpg

2. Tratamiento

En el caso de que la madera tenga los típicos agujeros de carcoma o termitas tendrás que aplicar un fondo, que es preventivo y curativo, con una brocha. Este producto es transparente y no crea ninguna capa, lo cual facilita el aplicado al no dejar marcas. El producto suele tener un olor bastante fuerte, así que habrá que dejarlo secar en un sitio aireado durante un día.

foto tratamiento.jpg

3. Decapado

A continuación habrá que eliminar los restos de laca, barniz, esmalte o pintura que pueda tener con la ayuda de un decapante. Para usarlo, ponte un par de guantes de látex y con la ayuda de una paletina aplica el decapante sobre las superficies de madera. Deja actuar entre 10 y 30 minutos hasta que la pintura se reblandezca y, con una espátula o lana de acero, ve retirando las capas viejas de barniz o pintura para llegar mejor a rincones o esquinas donde no llega la espátula. Tras haber eliminado todas las capas viejas, retira los excesos de decapante y barniz con una lana de acero de 2 ceros y con un poco de disolvente universal. Al trabajar con la espátula, debes tener cuidado de no rallar la madera.

collage decapado.jpg

4. Reparación

El siguiente paso es reparar los agujeros que había causados por la carcoma o desperfectos que pueda tener la madera. Para ello, utiliza una cera blanda del color más similar a la madera que tengas. La cera la puedes aplicar con una pequeña espátula o frotando directamente sobre la grieta a reparar, retirando el sobrante con un muñeca de algodón. Una vez aplicada la cera en todas zonas a reparar, tendrás que esperar una hora hasta que se seque y después tendrás que dar una pasada de lana de acero de tres ceros para dejar lisa toda la superficie. Si fuera necesario reconstruir algún trozo, también existe una masilla para madera de dos componentes que te permitirá reconstruir las partes faltantes.

collage reparacion.jpg

5. Tintado

Esta es la parte decorativa, donde tendrás que aplicar un tinte para madera con una muñequilla de algodón en el sentido de las vetas de la madera. Con un trapo de algodón, retira los excesos de tinte para que no forme manchas una vez esté seco. Si quieres que aumente el color, da una segunda pasada tras dejar secar la primera aplicaciónEs aconsejable usar tintes mejor que disolventes, pues tienen una mayor capacidad de penetración en maderas duras como roble o castaño, y tintes al agua en maderas blandas como pino o abeto.

collage tintado.jpg

6. Protección

Con el tinte ya seco, aplica la protección con dos productos:

  • Primero da un tapaporos para proteger el tinte. Este producto, que es incoloro, lo puedes aplicar con un rodillo de lacar o con brocha según la superficie donde haya que trabajar.
  • Cuando se haya secado después de 6 horas, lija con lana de acero de tres ceros para darle un tacto suave a la madera.
  • Por último, aplica un barniz incoloro brillante, con una base agua, con brocha o rodillo de lacar. Dale dos capas y deja secar unas tres horas entre capa y capa, lijando finalmente con lana de acero de tres ceros antes de aplicar la segunda mano. También hay disponibles barnices satinados, semibrillantes o mate, es decir, sin brillo.

collage proteccion.jpg

7. Restauración piezas metálicas

Las bisagras o aldabillas se pueden limpiar con un desoxidante y luego, sobre una superficie lisa, las puedes pintar con una pintura en espray.

foto restauracion piezas metálicas.jpg

8. Montaje

Tras limpiar las partes interiores el reloj con un desengrasante, vuelve a montar todas las partes para tener un reloj clásico de pared restaurado durante varios años.

collage montaje 1.jpg

Para mantener el barniz en buen estado, ve aplicando cada cierto tiempo un restaurador de muebles barnizados que limpiará y devolverá brillo a la madera.

collage montaje 2.jpg

Si te ha gustado esta idea, puedes ponerla en práctica en tu casa y subir tu proyecto a la sección de Proyectos para que nos muestres cómo te ha quedado tu reloj de pared restaurado. Si te ha quedado alguna duda, abre un hilo de conversación en el Foro de Restauración para que podamos responder a tu pregunta. Estaremos encantados de ayudarte.

 

 

 

 

 

 

 

 

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?