Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo elegir el calzado de seguridad?
22-04-2016 12:52

Pregunta

¿Cómo elegir el calzado de seguridad y que criterios debemos tener en cuenta?

Respuesta

A la hora de realizar ciertas tareas en nuestro hogar debemos protegernos y tomar precauciones para que no nos pase nada. Podemos usar guantes, gafas, casco y, por qué no, zapatos. Al hacer una reforma en casa podemos mojarnos, darnos un golpe o vernos afectados y dañados por algún material. Si no quieres que le pase nada a tus pies, te explicamos cómo elegir el calzado de seguridad.

 

DSC_0082.JPG

 

Lo primero que debemos tener en cuenta para elegir el calzado de seguridad es conocer los riesgos o peligros a los que vamos a estar expuestos. Para elegir un modelo que cumpla todas las normas de seguridad necesarias, hay que hacerlo en función de dichos riesgos.

 

¿Qué tipos de calzado de seguridad hay?

 

Existen dos clases de calzado de seguridad de uso profesional:

 

  • Clase I: Calzado fabricado en cuero o materiales similares.
  • Clase II: Calzado para el agua, fabricado en caucho o materiales poliméricos.

En cada una de las clases podemos encontrar varias categorías.

 

1. Clase I:

  • Categoría SB (Básica). Tiene puntera de seguridad, es resistente a energías de 200 julios y cuenta con un empeine en serraje o material similar resistente al desgarro y abrasión. También cuenta con un forro delantero, plantilla, suela de cualquier material.

  • Categoría S1. Además de lo anterior, la suela es antiestática, tiene antideslizamiento y es resistente a hidrocarburos. Añade absorción de energía en el talón.
  • Categoría S2. Igual que la categoría S1 y además tiene resistencia a la absorción y penetración del agua.

  • Categoría S3. Igual que la categoría S2 y además cuenta con resistencia a la perforación de la suela y suela con tacos.

2. Clase II: 

 

  • Categoría S4. Tiene los mismos requerimientos que la categoría S1, pero aplicados al calzado para agua.
  • Categoría S5. Igual que la categoría S4, sumándole además resistencia a la perforación de la suela y suela de tacos.

DSC_0540.JPG

 

Además de estas características, obligatorias en cada caso, existen ciertos requisitos adicionales que complementan a una categoría. Por ejemplo, un calzado S1, no cuenta obligatoriamente con suela antiperforación, pues no es un requisito de su categoría. Sin embargo, si opcionalmente cumple este requisito, incluirá una 'P' junto a la designación de su categoría (S1P).

 

Los símbolos de las exigencias adicionales que complementan una categoría son:

 

  • P: Resistencia de la suela a la perforación.
  • E: Absorción de energía por el talón.
  • C: Resistencia eléctrica, conductividad.
  • A: Resistencia eléctrica, calzado antiestático.
  • HI: Suela aislante contra el calor.
  • CI: Suela aislante contra el frío.
  • WRU: Resistencia a la absorción de agua por el corte de los calzados de cuero.
  • HRO: Resistencia de la suela al calor por contacto.
  • ORO: Resistencia de la suela a los hidrocarburos.
  • WR: Resistencia a la penetración del agua en la unión entre la suela y el corte en calzado de piel.
  • M: Protección de los metatarsos contra los golpes.
  • CR: Resistencia del tejido contra cortes.
  • SRC: Resistencia al deslizamiento.

¿Cómo elegir un calzado de seguridad?

 

Teniendo en cuenta estas normas de seguridad, procederemos a elegir un calzado que cumpla los requisitos necesarios. Además, hay otros factores a tener en cuenta. Si bien no influyen en el cumplimiento de las normas, sí que pueden influir en la comodidad, durabilidad del calzado o en la estética.

 

DSC_0118.JPG

 

  • Tamaño. Por regla general, debemos tener en cuenta que al contar con una puntera de seguridad, esa parte del zapato suele ser más estrecha de lo normal. Así, deberíamos elegir un número por encima del habitual en nuestro calzado normal.
  • Metal. Si la puntera y la suela anti perforación no son metálicas (normalmente fabricadas en composite), aparte de ser aptas para trabajar en lugares con detectores de metales, son mucho más ligeras y cómodas. Aunque no son 100% recomendables para trabajos de electricista, siempre serán mejores que las metálicas al no tener ningún material conductor de la electricidad.
  • Flexibilidad. El material con el que se fabrique la suela nos proporcionará mayor o menor comodidad en función de su dureza o flexibilidad. Las suelas fabricadas en goma EVA suelen ser mucho más flexibles y cómodas pero deberían limitarse a trabajos en interiores y con suelos lisos. Pues suelen desgastarse con mayor rapidez. Las suelas de poliuretano, en cambio, son más rígidas y duras pero más resistentes en trabajos al exterior o sobre superficies más abruptas.

Si tienes alguna duda sobre este artículo, puedes dejar tu comentario en este mismo post o abrir un nuevo hilo de conversación en el Foro. Si has hecho alguna tarea en la que hayas tenido que usar zapatos de seguridad, sube tu proyecto y cuéntanos para qué los has utilizado en la Galería de Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?