Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

¿Cómo instalar una puerta seccional para tu garaje?
17-11-2016 17:13

Las puertas seccionales están formadas por paneles que se deslizan verticalmente mediante guías por un riel hasta quedar horizontales al techo. Es decir, es un tipo de apertura que se adapta a la inclinación del techo. En este post puedes aprender cómo instalar una puerta seccional para tu garaje.

puerta-seccional-garaje.jpg

¿Qué materiales necesitas para instalar una puerta seccional en el garaje?

A la hora de colocar una puerta seccional, se recomienda instalar un motor de techo adaptado al peso y a las dimensiones de la puerta. La ventaja de la apertura seccional es que no ocupa espacio ni hacia dentro ni hacia fuera del garaje, aunque debes prestar atención a los posibles obstáculos en el techo. Además, ofrece un alto nivel de aislamiento térmico. Asimismo, es un modelo muy silencioso. 

Los materiales necesarios para realizar la instalación de una puerta seccional:

  • Nivel.
  • Cuñas de idénticas medidas.
  • Metro.
  • Escalera.
  • Taladro con brocas de pared u hormigón.
  • Llave de carraca con boca de 10/13 según herrajes.
  • Atornillador eléctrico.
  • Radial con disco para metal.
  • Tornillos y tirafondos según medidas.
  • Tenazas.
  • Llave biela.
  • Cincel.
  • Paleta.
  • Martillo.
  • Guantes.
  • Lubricante o grasa.

¿Cómo instalar una puerta seccional para tu garaje?

1. Mide el hueco donde se va a instalar la puerta de garaje.

2. Monta el premarco. Para ello aploma el premarco, que son las dos barras metálicas verticales unidas a una horizontal que hará de dintel de sujeción a las jambas de la pared. Hazlo con la ayuda de unas cuñas y un nivel. Señala dónde irán los taladros para sujetarlo después. 

3. Monta el marco principal. En este paso tienes que montar las guías verticales y curvas de tu marco de la puerta de garaje. Estas deben quedar unidas a las verticales del premarco anterior y la barra trasera que le da forma de ‘U’ a la estructura y que quedará en forma de portería cuando las guías queden unidas. Ayúdate del nivel y una escalera.

4. Coloca la barra trasera para cuadrar las esquinas. Sujeta las guías al techo y si no está bien cuadrada la estructura, el panel puede rozar en la guía y no subirá la puerta seccional después.  

5. Asegúrate de que la puerta hace su recorrido. Tras aplomar los marcos verticales y antes de colocarlos del todo, asegúrate de que por dentro de las guías verticales la puerta podrá hacer su recorrido de arriba a abajo. Comprueba que existe la misma distancia en toda su longitud. 

6. Pon los tirantes que van al techo. Hazlo con la ayuda de unos ángulos ya taladrados y en forma de ‘T’ que se sujetan al techo. Utiliza el metro para colocarlos. Estos cuadrarán el hueco para que no descuadre la puerta. Para sujetarlos puedes usar tornillos de expansión si te enfrentas al hormigón en el techo, ya que quedarán bien sujetos. Si usas unos tirafondos normales asegúrate de que son del tamaño correcto y puedes introducir un preparado químico de sujeción aplicando al mismo tiempo que los tirafondos. De esta manera agarrará con más fuerza al techo y no se balanceará con el tiempo toda la estructura. 

7. Coloca los ejes y rodamientos en el riel vertical. Hazlo con ayuda del destornillador. Debes colocar los extremos del eje en los rodamientos laterales y fijar al frente el soporte central de este. Así quedarán instalados uno a cada lado con los rodamientos. No olvides colocar las gomas de estanqueidad.Tienes que ir ensamblando los paneles y sujetar los herrajes a sus bisagras con lo que te habrá proporcionado el fabricante en el kit de montaje. Deja algo de holgura con las ruedas cuando coloques unos encima de otros.

8. Presiona y calibra. Los cables tienen que pasar por las poleas y sujetarlo con unos redondos calibrados de 10mm para darle la presión adecuada a los muelles. Puede que la misma pieza la contenga el kit para dar presión y sujetarlo al muelle. Los cables quedarán tensados a los rodillos. Llegado a este punto ya puedes empujar hacia arriba todos los paneles laterales y comprobarlos.  

Siempre puedes complementar tu puerta de garaje con un motor que te facilite el acceso a tu vivienda y te proporcione seguridad a través del servofreno, que bloquea tu puerta en caso de que se intente forzar su apertura.

Para resolver cualquier duda, puedes abrir un hilo de conversación en los Foros. Si has realizado algún proyecto parecido, súbelo a la sección de Proyectos.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?