Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Consejos para elegir un motor de puerta corredera
14-10-2016 09:36

La domótica es una aliada que hace nuestro día a día más sencillo y confortable, como por ejemplo, los motores de las puertas de garaje. En este caso, te contamos qué aspectos hay que tener en cuenta para elegir tu motor de puerta corredera.
motor-puerta-corredera.jpg

Los motores de puerta corredera se instalan, como su propio nombre indica, en puertas correderas. Estos se suelen fijar al suelo mediante una base de hormigón y se colocan al principio de la puerta. Con una cremallera que recorre toda la longitud de la puerta es como se consigue que el motor la desplace. En el siguiente enlace te explicamos cómo instalar un motor de puerta de garaje. Los kit se componen del propio motor, de dos fotocélulas que impiden el cierre cuando hay un obstáculo que bloquea, dos mandos, la cremallera y los accesorios de montaje.

Los aspectos a tener en cuenta para elegir el motor de puerta corredera son los siguientes:

1. Peso de la puerta: 

El peso de la puerta influye directamente en la potencia que el motor debe tener para arrastrarla, de esta manera sabiendo el peso podemos elegir un motor u otro. Comentar que el peso de una puerta media de unos 4 metros suele ser entre 100 y 400 kg, dependiendo del material del que esté compuesta. Si es maciza o no, o si tiene planchas o barrotes, por lo general debería ser suficiente un motor que arrastre puertas de 400 kg. Más importante que el peso es que la puerta esté bien engrasada y los rodamientos en buen estado, si no es así seguramente el motor no funcione. En el caso de que la puerta sea muy pesada existen motores que arrastran 600 kg, o incluso mucho más.

2. Longitud de la puerta:  

La longitud influye en el recorrido del motor, teniendo en muchos casos un tope de metros, además la longitud influye directamente en  el peso de la puerta. Hay que tener en cuenta que los motores suelen llevar 4 metros de cremallera, siendo necesario adquirir más si la puerta es más larga.

3. Tipo de instalación: 

Lo habitual en una instalación eléctrica es que funcione con energía de red a 220-230 v, sin embargo muchas casas funcionan con energía solar y baterías. Existen motores de puerta preparados para ello que tienen la posibilidad de funcionar a 220-230 v, y además a 12-24 v, lo que permite conectarlos directamente a baterías para su funcionamiento. Esto es muy útil también cuando no hay posibilidad de llevar corriente eléctrica al motor, ya que con una pequeña instalación solar puedes hacer funcionar el motor.

4. Número de ciclos o aperturas: 

No es lo mismo un motor de uso particular, que un motor de uso profesional o comunitario. Un motor de uso particular está preparado para funcionar 20-30 aperturas diarias de media, sin embargo un motor de uso comunitario o profesional puede multiplicar por 10 esos ciclos, siendo su arquitectura mucho más resistente y adecuada.

Además de estos aspectos, a la hora de elegir un motor de puerta es importante fijarse en el consumo eléctrico, la rapidez de apertura, el ruido del mismo durante la apertura, también la posibilidad de paro suave programable o la opción de apertura peatonal.

Si tienes alguna duda acerca de los motores de puerta, visita nuestros Foros y abre un hilo de conversación para que podamos resolver tu pregunta. Si te has decidido a instalar tu motor de puerta corredera, sube tu proyecto a la sección de Proyectos y muéstranos cómo lo has hecho.

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?