Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

El antes y después del baño (sin obras)
03-12-2015 16:12

No sé si alguno habréis visitado mi  blog, www.yonolotiraria.com, pero este nació con una hipoteca y una casa vacía, no teníamos nada más que un sofá cama  y un pequeño y viejo televisora.

En el post donde os hablo de la entrada de la casa explico que esta también fue la entrada a un nuevo estilo de vida y una vez arrancamos parecíamos caballos desbocados, construyendo nuestro hogar de la forma más económica posible.

Hoy toca hablaros del cuarto de baño de la buhardilla, nuestro dormitorio.

Nunca me gustó, y durante varios años me negué a "meterle mano" esperando a tener suficiente dinero para "demolerlo" y hacer uno nuevo, ya que el espacio se merecía algo muy muy chulo.  En su día se adornó con romanos plateados por todas partes y eso era digno de cuarto milenio. Además era muy gris, y daba sensación de frío. Lo que más me gustaba de él era unos escalones que separan las 2 partes (luego en la foto lo veréis) y un secador de hotel, que me reí tanto al ver la foto del portal inmobliario que es lo que me llevó a visitar la casa que finalmente compramos. Ese secador había que mantenerlo sí o sí, así que como juego-reto me propuse que la nueva decoración lo integraría tal cual.

 

Casualmente, y  en un arranque de insipiración nos decidimos a darle una segunda oportunidad y hacerle un lavado de cara sin obras, la verdad, me arrepiento de no haberlo hecho antes.

 

El gran descubrimiento apareció en uno de los muchos viajes a LM de Tarragona, donde en la sección de pinturas nos cruzamos con un esmalte especial azulejos.

-¿Aguantará? le pregunté al vendedor.

-Pasa uña. Me dijo sonriendo Héctor, muy convencido de que el producto era más que bueno.

 

Así lo hice, y no dudé en escoger un color enseguida para lo que tramaba. (no dudéis que escogí verde).

 

Para que no quedará el baño demasiado verde y diera la sensación de estar lavándose los diente en el interior de un Kiwi,  se me ocurrió forrar algunas paredes con un friso de pvc blanco y para revestir el suelo fui directo a la sección de vinílicos autoadhesivos, los había visto tantas veces en programas como Decogarden que tenía fé ciega en ellos.

 

Fueron muchos días trabajando en el baño a ratitos, y es que el baño es muy grande, un pelín desproporcionado quizás.

Eliminamos humedades del techo y lo pintamos blanco impoluto. ADemás retiramos una cinta adhesiva que se quedó en el momento que se construyó el baño, allá por el año 2002 (no imagináis lo bien pegada que estaba la maldita!)

Atacamos algunas paredes con la pintura de baldosas.

Forramos con friso el resto, una pared en la zona de aseo y otra en la de inodoro.

Separamos las 2 estancias (aseo y wc/lavadero) con una puerta de pvc plegable.

Sustituimos el viejo y pesado mueble por uno mucho más moderno.

Forramos la espantosa cenefa con unos listones cepillados que pinté de blanco, en una columna que es redonda nos supuso más trabajo, así que pusimos varios tacos y después rejunté de nuevo y pinté, quedó de lo más profesional!

Forramos el suelo con el vinílico (y da el pego genial!). Ahora es mucho más confortable el caminar descalzo!

Finalmente con pequeños detalles reorganizamos la zona del lavadero, añadiendo una encimera en la que doblar o planchar, unos cajones para almacenar la ropa sucia e incluso nos inventamos una cortina para la bañera, y es que por mucho que buscamos no existe ningún sistema para poner cortina en una bañera de 1,5m.

Cambiamos enchufes e interruptores por otros más modernos y pintamos marcos y puerta.

 

Os dejo las fotos del paso a paso y el enlace al último de los 7 capítulos en los que conté como fue nuestra hazaña, que por muy pesado y largo que parezca fue algo que disfrutamos haciendo en con calma en nuestro tiempo libre.

El post aquí.

 

Es algo que repetiría, y sin duda la parte que más trabajo nos ha dado de nuestro hogar DIY, pero la que más orgullosos nos sentimos. (por lo visto también gustó a mis amigos de LM que incluyeron estre proyecto en su web)

Materiales

-Suelo vinílico autoadhesivo.

-Acetona para limpiar el gres.

-Friso de pvc.

-Adhesivo ultrafuerte T.Rex

-Esmalte para azulejos.

-Esmalte blanco para puertas y marcos.

-Mueble de baño, columna lateral, espejo y luces.

-Puerta de pvc plegable.

-Pintura especial techos.

-Utensilios (brochas, rodillo de espuma de alta densidad, cuter, tijeras, bayetas, llaves de fontanería...)

6 Comentarios
Maestro de Bronce

Madre mía Javi pero que cambio!!!. Yo la verdad es que también he oído hablar maravillas de esa pintura de baldosas y la verdad es que tengo muchísimas ganas de probarla!!!. Un besazo!

eMartinPrieto
Aprendiz de Plata

¡Buenísimo el proyecto! Gran cambio sí señor, muy buenas fotos y muy bien explicado, a la proxima reforma que haga (la cocina ya la acabé) te pido consejo que falta nos hizo jajaja 

Animador

Un proyecto impresionante!! y un resultado espectacular... la verdad es una maravilla tanto la pintura como el suelo vinílico...por lo versátiles que son y el cambio radical que aportan... Ánimo para el próximo proyecto y muchas gracias por compartirlo porque al igual que a mi estoy segura de que le servirá de ayuda a muchos más.

Reveloideas
Aprendiz de Bronce

Me encanta el resultado final y eso que has utilizado un color arriesgado pero  luce un montón eres un artista ya que el proyecto tiene mucho curro.

 

ana_design
Aprendiz de Bronce

Es precioso!!! Todo un acierto!!! Gracias por compartirlo. 

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?