Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cómo cambiar una vieja persiana
30-09-2016 21:58
Autor:
JuanPedro

Útiles:

  • un alicate de punta fina con corte
  • una tijera
  • taladradora con broca de 6-7 mm.
  • un cutter
  • un destornillador mediano
  • una llave fija 6-7
  • un punzón
  • cinta de protección para pintura
  • grasa y jabón
  • grapas puntiagudas fuertes

Las persianas antiguas suelen estar montadas en una caja de escayola y se accede a través de una tapa de aglomerado dejada caer sobre un marco de hierro.

 

20160919_131526.jpg

 

 

20160920_131503.jpg

 

 

Antes de levantar la tapa, para sacarla hay que bajar la persiana a tope para que no tropieces con el carrete. (Conviene preparar un aspirador para quitar el polvo acumulado en la tapa.) Si la tapa está pegada por la pintura pasar el cutter por la junta y, si es necesario, apalancar con el destornillador.

 

Con la llave 6-7 desmontar la tapa del enrollador inferior.

Con la persiana bajada a tope, (fig. 2) cortar la cinta junto a la polea, sujetándolo con la otra mano para que no se enrolle violentamente; sacar por el rodillo de la pared y permitir que se enrolle lentamente haciendo un nudo provisional en el extremo.

 

 

photo88620873878186116.jpg

 

 
Desmontar los topes exteriores de plástico (o romper si es necesario). Girando con la mano sobre la polea, enrollar en el carrete, levantarlo, sacarlo de los soportes laterales y bajar por la ventana de acceso.

Guardar la primera y la última lama para referencia de los orificios de cintas y topes en la nueva persiana. (Los orificios de cintas nuevas se pueden hacer con el cutter).

Para el pedido de la nueva, dar la medida de una lama, medir la luz de la ventana a cubrir verticalmente y añadir dos lamas más. Con el pedido se debe suministrar cinta para la sujeción al carrete y topes nuevos. (Si no se suministra, usar una sección en buen estado de la cinta vieja.) Pedir un rollo nuevo de cinta (suelen ser unos 5 metros).

 

Si la cinta nueva es con base de nylon, quemar un poco los extremos para que no se deshilache.

SUSTITUCIÓN DE LA CINTA

Dejar atravesado un extremo con el punzón y tener a mano la llave de 6-7. (fig. 3)

 

Tirar de la cinta vieja tensando el enrollador hasta que aparezca la tuerca en el otro extremo; esto obliga a mantener sujeto el enrollador con una mano y, a la vez, con la otra quitar la tuerca. Insertar la nueva cinta y apretar. (Aunque hay otra manera: el muelle interno así tensado bloquea el tornillo para que no gire al apretar la tuerca.)

 

Una vez sujeta la nueva cinta, enrollarla lentamente centrada hasta que deje de tirar, pasar el extremo por el basculante, por el rodillo de la pared y hacer un nudo provisional (fig. 1)

 

20160919_131540.jpg

 

 


Si se desea mejorar el deslizamiento se puede adquirir en el mismo establecimiento y montar un rodillo doble que, a la vez, cubrirá también el orificio en la tapa de aglomerado (fig. 3)

Practicar los orificios en la nueva lama para las cintas.

Con la ayuda del destornillador y alicates desclavar las cintas viejas de sujeción. Para las cintas nuevas he hallado más práctico colocar tornillos cortos con arandela en los orificios de los clavos.


Si no se dispone de grapas puntiagudas se puede usar alambre cortado en diagonal para que quede puntiagudo (fig. 4). Procurando que la primera lama quede paralela al cilindro de madera, presionar las grapas de fuera hacia dentro, retorcer con los alicates y chafar (fig. 5)

 

20160919_131559.jpg

 

Respetando la curvatura, deslizar sucesivamente los grupos de la más nuevas hasta llegar a la última, que es diferente. Centrarlas todas para que queden a la misma distancia de los extremos y rodear con la cinta de protección una vez hecho el carrete para que no se desvíen.

 

20160919_131810.jpg

 

 

20160919_132701.jpg

 


Dar jabón mojado sobre los extremos superiores de las guías y grasa sobre los apoyos de los ejes (fig. 4)

Este trabajo conviene hacerlo entre dos:

Subir el nuevo carrete y apoyar sobre los soportes laterales. Mientras uno sujeta la polea, otro despega la cinta y va entrando las lamas mientras bajan entre las guías, hasta introducirlas todas. Perforar y atornillar los topes en la última lama (fig. 2)

 

Verificar que la primera lama queda paralela al marco de la ventana y rectificar si fuera necesario para que en el futuro no se atasque la persiana (fig. 5) Girando la polea mano, subir la persiana a tope, deshacer el nudo superior de la cinta y rodear por la polea, pasar por la ranura y hacer un nudo simple y apretado para que no se salga (fig. 6)

 

20160919_132847.jpg

 

 

Comprobar que funciona correctamente y, con la persiana bajada a tope, colocar la tapa de acceso.

Si sigues las instrucciones, tendrás persianas nuevas…

photo88620873878186115.jpg

 

 

1 Comentario
Animador

Caray, está muy bien explicado. Muchas gracias!!!!

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?