Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Cabecero de los recuerdos
22-09-2016 19:06
Autor:
alvaro-bcn

Llegar a casa... Cansado de la universidad, del trabajo, del gimnasio... y ver siempre el mismo objeto antes de irte a dormir: ese cabecero simple, que no te cuenta nada, sin vida.

Y se me ocurrió, ¿porqué no hacer un cabecero distinto? Un cabecero que plasme mi vida, mis recuerdos, mis momentos más felices, mis pasiones... ¿Cómo hacerlo para que el hecho de cambiar y actualizar continuamente el contenido de éste no fuera algo difícil?

Paseando un día por la calle, me encontré un panel metálico, con forma de rejilla, y…. ¡¡¡todo cobró sentido!!! Cogí este panel, me lo llevé a casa, lo limpié a fondo con desinfectantes y de más productos de limpieza. Le dí una capa de barniz y lo dejé secar... Mientras pensaba.. ¿Y cómo lo anclo a la pared? ¿Y si lo anclo al techo para hacer algo diferente?... ¡Dicho y hecho! Compré una serie de cadenas, argollas, tacos y anclajes y me puse manos a la obra.

Lo primero que hice fue tomar las medidas de dónde iba a necesitar esos anclajes, tanto en el techo (para que no quedara ni muy separado ni muy cerca de la pared, y diera un poco de sensación de profundidad), como en la pared (de manera que se pudiera ocultar fácilmente estos anclajes), teniendo en cuenta la altura libre al colchón y al techo, para que no quedara desproporcionado.

Marqué en la pared y en el techo estos puntos y con el taladro hice los agujeros que necesitaba. Introduje los tacos en todos los agujeros y posteriormente, en la parte superior, los ganchos que aguantarían las cadenas que soportarían el panel, y en la pared, una especie de argollas que me dejaban mantener esta distancia de 1-1,5cm. a la pared, para dar esa sensación de profundidad. Antes de subir el panel a las cadenas, recubrí con una pintura para metal toda la cadena, que luego lijé para dar un efecto como desgastado, y una vez seca, procedí a cortar el último eslabón para poder coger el panel. 

Ya puesto el panel en la pared... ¡¡A llenarlo de recuerdos, vivencias, momentos, emociones...!! Y sobre todo, a relajarse observando como este cabecero, con cada momento vivido, ¡¡cambia!!

 

Anclaje techoAnclaje techoCadena y eslabón abiertoCadena y eslabón abiertoPanel vacíoPanel vacío"Camuflando anclajes a la pared""Camuflando anclajes a la pared"Añadiendo recuerdosAñadiendo recuerdosResultadoResultadoResultado finalResultado final

   

 

 

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?