Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Estantería vintage con cajas de fruta recicladas
25-10-2018
Autor:
JoseMAguilar

Si quieres completar ese rincón de casa que queda un poco vacío, tener un espacio para guardar los libros que estás leyendo o esos objetos decorativos tan chulos que no sabes dónde poner, crea tu propia estantería con cajas de frutas recicladas en 6 sencillos pasos. Conseguirás un mueble vintage de lo más original.

IMG_4665.JPG

1. Consigue cajas de fruta de madera

Antes de elegir las cajas de madera que vas a necesitar, debes saber cuántas te hacen falta. Para ello, mide el espacio en el que las vas a colocar y haz una composición sobre un papel o en el ordenador. Así podrás calcular la cantidad de cajas que vas a necesitar. En nuestro caso, hemos escogido un lugar vacío en el salón, junto a la entrada.

Puedes conseguir estas cajas de frutas en sitios de lo más variados: mercados locales, tiendas de antigüedades, algunos supermercados o por internet. Para este tipo de caja de madera de un material robusto y resistente, los precios pueden variar entre los 4€ y los 10€ por caja, mas gastos de envío.

2. Prepara las cajas

IMG_4426.JPG

Una vez tienes las cajas de fruta, lo primero es limpiarlas. Suelen venir bastante sucias, ya que muchas veces han estado almacenadas en lugares sucios y con insectos. Si tienes ocasión y espacio para hacerlo, puedes utilizar una manguera o un trapo húmedo y dejarlas secar.

Para mejorar la estética, elimina las maderas de la parte superior, ya que dará una imagen mas homogénea de la caja. Para ello, puedes utilizar un martillo de carpintero que arranque clavos y unas tenazas, tipo rusa o similar.

3. Tapa los agujeros y lija la caja

Antes de continuar, verifica que las cajas no tienen clavos que puedan hacernos daño a la hora de trabajar. Si encuentras alguno, extráelos junto a las grapas y otros objetos punzantes.

Sigue tapando los agujeros que has dejado al eliminar las maderas, así como los que pudiera tener la caja. Para ello, utiliza una cera para madera en un color parecido al de la caja.

El siguiente paso es eliminar las astillas y las irregularidades de la caja. Para ello, utiliza una lija. En este caso hemos utilizado una lija de grano medio, pero se puede utilizar cualquier tipo de papel lija, dependiendo de la cantidad de madera que quieras eliminar. Si quieres hacerlo más fácil, puedes utilizar una lijadora.

Una vez lijada, pasa un paño húmedo por toda la superficie para eliminar los residuos.

4. Nivela y atornilla tu composición

Lo siguiente que tienes que hacer es "simular" la composición directamente en el lugar donde va a ir emplazado. Tras esto, une las cajas y nivela la unión. Puedes usar un nivel de burbuja económico. En este caso, además hemos utilizado unos sargentos para evitar que la composición se mueva mientras atornillas.

5. Pinta tu estantería

Puedes hacer varias cosas, dejar tu estantería al natural barnizada, envejecerla con un barniz de color o pintarla del color que más te guste. En este caso, vamos a pintar de blanco con una pintura en spray para madera.

IMG_4616.JPG

Para llevar a cabo este caso, es mejor hacerlo en un espacio abierto al aire libre, evitando la acción del viento y tapando todas las superficies que se puedan pintar de forma accidental. Con este spray obtendrás un resultado de estética vintage, como puedes ver en la foto.

IMG_4643.JPG

6. Coloca las ruedas y elige un fondo

Para finalizar, coloca unas ruedas en la estantería y pon un fondo para darle un toque mucho más original. Utiliza unas ruedas de gran diámetro, capaces de soportar el peso de la composición. Una buena opción es coger dos ruedas con freno para evitar que la estantería se desplace sin querer.

Para el fondo de la estantería, puedes utilizar papel pintado, tela o pintar las maderas de otro color. En este caso, optamos por la primera opción. Corta los papeles a la medida del fondo y pega el papel con cola para papel pintado, con una brocha impregna las maderas del fondo y coloca el papel cuidadosamente sobre ellas. Después pega los bordes por la parte anterior y déjalas secar.

7. Coloca tu estantería, decora y... ¡a disfrutar del resultado!

Solo queda el paso final: coloca la estantería en ese hueco que estabas guardando, decórala con objetos variados y disfruta del resultado. 

IMG_4656_2.JPG

Si te ha gustado, comparte y sube el resultado a la sección de Proyectos para que todos podamos disfrutar de tu obra. ¡Feliz reciclaje!

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 200.000 usuarios registrados
  • Más de 180.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 10.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?