Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

CUIDADOS PARA LA MADERA DE EXTERIOR CON LASUR
19-07-2016 17:05
Autor:
Delanina

 

Pero al igual que nosotros preparamos nuestra piel para tomar el aire y el sol, nuestros muebles de madera deben también estar protegidos ante los  diferentes elementos atmosféricos. 

 

¿Cómo debemos protegerlos? Pues es muy sencillo, necesitan unos cuidados básicos. En  este caso quiero mostraros con un ejemplo cómo he dado vida a unas viejas sillas de madera  para utilizarlas en el exterior mediante el uso del lasur. 

 

¿Por qué he utilizado lasur ? Existen barnices para exterior, pero el barniz forma una especie de película sobre la madera, ésta actúa como un cristal que al estar en contacto con el sol, la reseca y se cuartea.

 

Al contrario que el barniz el lasur penetra en la madera a poro abierto, por lo que no forma ninguna película  dejando respirar a la madera, manteniendo un equilibrio natural de humedad y permitiendo su flexibilidad ante los cambios de temperatura. 

 

El lasur además de aportar belleza a la madera pues hace destacar considerablemente todas sus vetas, contienen aditivos para proteger de los rayos UV así como ciertos fungicidas e insecticidas que protegerán a nuestros muebles de posibles ataques de hongos o termitas.

 

Materiales y modo de aplicación.

 

Para mis dos sillas de madera he utilizado:

  1.  Fondo protector
  2.  Lasur color castaño 
  3.  Brochas 
  4.  Lijas

Su aplicación es muy sencilla y el resultado final es fantástico, por eso me decidí a utilizar el lasur, sólo es necesario seguir unos pasos muy sencillos y tener una cuenta unas recomendaciones. 

 

El lasur únicamente puede aplicarse en maderas totalmente limpias de barniz o pintura, en el caso de que ya tuviese lasur previamente, se pasará una lijada suave. 

 

Lo primero que debemos hacer es limpiar el mueble a tratar, en mi caso  sillas. Se trataban de dos sillas de madera maciza que pertenecían a un negocio familiar por lo que se limpiaron primeramente para eliminar cualquier resto  de suciedad, grasa o polvo.  

 

Una vez limpia y seca procedemos a la aplicación de un fondo protector que nos ayudará a unificar después el tono de la madera al aplicar el lasur y evitar distintas tonalidades.

 

Respetamos los tiempos de secado y aplicamos el lasur, en mi caso elegí el tono castaño, aunque  hay una gran variedad de tonos a elegir.  Como podéis apreciar el cambio es fantástico. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Usuarios más populares

Ver el ranking de esta semana

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?