Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Así aprendieron los más pequeños a trasplantar
07-10-2016 15:41

El otoño ya ha llegado a nuestros hogares y con él la caída de las hojas de los árboles. Aunque pensemos que el paisaje no luce de una manera tan espectacular como en otras estaciones, nos cautiva con su belleza. Es momento de que nosotros pongamos nuestro particular granito de arena y ayudemos a la naturaleza a que coja fuerza y alcance su máximo esplendor.

Por este motivo, el pasado sábado 1 de octubre, en nuestra tienda Leroy Merlin Artea, quisimos que los más pequeños tomaran conciencia de la importancia que tiene el cuidado de la naturaleza, al mismo tiempo que nuestros compañeros les enseñaban cómo sembrar en un semillero y trasplantar su propia planta. Fue una mañana muy productiva en la que los más pequeños fueron los verdaderos protagonistas, mostrando incluso más destreza que los mayores. ¿Quieres ver cómo nos lo pasamos y todo lo que aprendimos?

3.jpg

Comenzamos nuestro taller con una pequeña introducción por parte de nuestra compañera María Jesús, que explicó cómo conseguir un mundo sostenible y mejor para todos. Los mayores tenemos que predicar con el ejemplo y hacer ver a los más pequeños que si tomamos conciencia en nuestro día a día con pequeñas acciones que no suponen esfuerzo (reciclar, no tirar residuos o envases al suelo, cuidar las plantas y ayudarlas a crecer...) lograremos que la naturaleza se fortalezca y nos regale un paisaje cargado de flores, plantas y frutos.

Ahora ya solo nos queda poner en práctica la teoría. Podrás aprender cómo sembrar en un semillero siguiendo estos sencillos pasos:

  1. Cubre tres cuartas partes de cada cubículo con tierra.
  2. Pon una semilla en el centro de cada recipiente.
  3. Cubre la semilla con tierra. La cantidad que utilices debe ser el doble del tamaño de la semilla.
  4. Riega lentamente para evitar que la semilla de desplace hacia abajo y tenga más dificultades para crecer.
  5. Pon un cartelito con el día de la siembra y especie. Durante los primeros días, la planta es muy delicada y debes vigilar especialmente que no se seque. Una bandeja de germinación con tapa o un pequeño mini invernadero puede ayudar a evitar la desecación y las bajas temperaturas de la noche.

cultivos_urbanos.JPG

Una vez terminada esta primera fase, es momento de darle a tu planta los cuidados y tratamientos adecuados para que consiga desarrollarse plenamente. Nuestra experta, explicó a los niños que llega un momento en el que el recipiente de la planta es pequeño, por lo que hay que trasplantarla a uno de mayores dimensiones. Es una operación muy delicada, por lo que debes actuar con sumo cuidado si no quieres dañar la planta.

Si no pudiste acudir a nuestro taller, te dejamos cómo llevar a cabo el procedimiento paso por paso:

  1. En el fondo del nuevo recipiente hay que formar una capa drenante que ayude a dar salida al exceso de agua.
  2. Cubre la nueva maceta con tierra de cultivo.
  3. Extrae del antiguo recipiente la planta y sácala sin forzarla ni tirar del tallo. Si la planta se resiste, se pueden golpear las paredes de la maceta para separar la tierra del tiesto.
  4. Antes de proceder al trasplante, asegúrate de que las raíces no estén enredadas. Conviene retirar la tierra sobrante para no entorpecer el desarrollo de la planta.
  5. Coloca la planta en la nueva maceta, añade sustrato hasta cubrir el recipiente en su totalidad y aplasta la tierra con las manos. Si la tierra se encuentra húmeda, no es necesario regarla.
  6. Coloca la planta en un lugar protegido durante varios días sin que suponga una modificación muy drástica de las condiciones a las que estaba sometida antes.

Antes de dar por finalizado nuestro taller, María Jesús compartió con nosotros unos consejos estrella sobre el cuidado de la tierra. Las raíces deben desarrollarse en un entorno favorable para no encontrar obstáculos en su crecimiento. Por ello, se debe aumentar la dosis de riego durante las dos semanas posteriores al trasplante. Aseguraremos la humedad del sustrato y evitaremos el encharcamiento.

2.jpg

Tenemos que mentalizarnos de que un buen mantenimiento de la tierra garantiza la salud de las plantas y favorece su crecimiento en buenas condiciones. ¡Tenlo en cuenta y ponlo en práctica!

Si esto te ha sabido a poco, te sugerimos que visites nuestra Bricopedia. En ella podrás encontrar artículos relacionados con lo que te acabamos de contar, así como interactuar con otros usuarios y especialistas sobre aquello que más despierte tu interés y curiosidad. ¿Te animas a navegar por nuestra enciclopedia virtual del bricoclaje? ¡No te lo pienses!

Te dejamos algunos de los artículos que podrás encontrar:

Recuerda que puedes seguir nuestras actividades en la sección de talleres de nuestra tienda y participar con tus preguntas en la Comunidad. Asimismo, para cualquier consulta no dudes en dejar un comentario en este post.

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?