Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Aprendimos a instalar friso
25-09-2017 10:34

El pasado 16 de septiembre, en el aula de demostraciones de Leroy Merlin Gijón, tuvo lugar un taller en el que aprendimos a instalar friso. Javier nos explicó los diferentes tipos de friso que existen y el paso a paso para poder instalarlo nosotros mismos. ¿No has podido asistir? No te preocupes, te lo voy a contar con todo lujo de detalles.

20170916_121915.jpg

Aparte de una función decorativa y estética, el revestimiento de friso puede ofrecernos múltiples ventajas entre las que podemos destacar el aislamiento térmico y acústico de la estancia en la que se instale, así como ocultar aquellos desperfectos que podamos encontrar en las paredes de nuestro hogar.

1. Revestimiento de pared rastrelado

Los revestimientos de pared rastrelado son frisos de madera. ¿Cuáles son las ventajas de este tipo de revestimiento? Son muy fáciles de instalar, tienen muy buen sistema de ventilación y permiten ocultar los desperfectos sin tener que arreglarlos, además aceptan su colocación en todo tipo de soportes como paredes de ladrillo, de cartón yeso, etc.

20170916_121405.jpg

Los materiales necesarios son:

Los pasos que tienes que seguir para instalarlo son:

Paso 1. Comprueba que las paredes donde se va instalar el revestimiento estén lisas, secas y niveladas. En el caso de que existan desniveles, se deben corregir con pasta niveladora.

20170916_121510.jpg

Paso 2. Coloca los rastreles mediante tacos y tornillos, donde después se fijarán las láminas de friso. Gracias a los rastreles, lograrás que el revestimiento quede aireado y aislado de la pared. Ponlos perpendicularmente al sentido del revestimiento.

20170916_121610.jpg

Paso 3. Haz el agujero en la pared, empezando por la esquina y por el techo, después mete el taco y coloca el rastrel con un tornillo que quede bien sujeto. Debes dejar una distancia de, por lo menos, 5 cm de separación entre los rastreles para que así ventilen las paredes.

20170916_122242.jpg

Paso 4. Llega el momento de instalar las lamas de friso. Puedes utilizar un nivel o marcar la altura de todas las lamas con una bota de marcar y así no tener que ir comprobando con el nivel en cada lama. Une las lamas a los rastreles con clavos y grapas.

20170916_122316.jpg

Paso 5. Coloca los remates: cornisas, guardavivo, rinconera, etc. Y por último, comienza a poner los rodapiés, con los que evitarás todo tipo de golpes y rozaduras en el revestimiento.

Te propongo que eches un vistazo a un vídeo en el que se explica este paso a paso, por si te ha quedado alguna duda.

2. Revestimiento autoadhesivo de PVC

Otra de las opciones que podemos escoger a la hora de instalar friso es el llamado autoadhesivo de PVC, ya que es muy fácil y rápido de instalar, además de dar un toque decorativo perfecto a nuestras viviendas. Es una de las opciones más baratas y es más fácil de instalar que el modelo anterior. Puede colocarse en sitios húmedos como baños o trasteros porque aguanta bien la humedad.

20170916_122757.jpg

Los materiales que necesitas son:

  • Nivel
  • Cúter
  • Maza de goma
  • Regla
  • Metro
  • Lápiz

Pasos a seguir:

Paso 1. Asegúrate de que toda la superficie está lisa, limpia, seca y plana.

20170916_123601.jpg

Paso 2. Puedes instalarlo en vertical u horizontal, pero antes de nada marca con un nivel, para colocar las láminas totalmente rectas y, como recomendación, instálalas siempre de arriba a abajo y desde una esquina.

 

Paso 3. Levanta la pegatina que llevan y ve encajando las láminas.

20170916_123115.jpg

Paso 4. Por último, con un mazo de goma da golpecitos para que no quede nada de aire y quede bien pegado y fijado.

En este tipo de instalación es recomendable no echar ningún tipo de pegamento o masilla, ya que las láminas ya traen adhesivo, y el pegamento puede ocasionar pequeñas ondulaciones.

3. Revestimiento de madera natural

Este tipo de revestimiento es muy decorativo y queda perfecto para cabeceros. Además, es madera natural, lo que supone que también es más caro que los anteriores. En este caso, las lamas presentan dos tiras de autoadhesivo, pero podremos echarle la masilla que recomienda el fabricante.

20170916_125332.jpg

Los materiales necesarios son:

  • Nivel
  • Cúter
  • Maza de goma
  • Regla, metro y lápiz
  • Masilla que recomiende el fabricante
  • Serrucho o sierra de calar

Pasos a seguir:

Son los mismos pasos que el autoadhesivo, pero en este caso debes echar masilla entre las dos pegatinas que trae la lama para que quede más sujeto a la pared.

20170916_124916.jpg

Para cortar las lamas, este material es más duro al ser madera natural. Por ello, el cúter puede marcar el camino pero puedes usar un serrucho para terminar el corte.

4. Instalación de losetas vinílicas

Este tipo de friso es perfecto para instalar en baños porque es impermeable y recomendable para las zonas húmedas. Una de sus principales características y que tiene como ventaja con respecto a los anteriores o a los azulejos que solemos instalar en los baños, es que soportan perfectamente los golpes, ya que no se rompe como la cerámica, tiene mucha resistencia a los golpes y rayado.

20170916_131623.jpg

Materiales:

  • Nivel
  • Cúter
  • Maza de goma
  • Regla
  • Metro
  • Lápiz
  • Masilla

Pasos a seguir:

Su instalación es igual de sencilla que los anteriores, solo que en este caso, las láminas por la parte de atrás traen unos agujeritos que son los que debes cubrir con la masilla recomendada por el fabricante. Posteriormente, levanta la pegatina que trae y pégalo en el lugar que hayas escogido.

En este caso, debes tener muy segura la zona de cada lama, ya que no podrás levantar las lamas una vez estén fijadas. Puedes recortar con un cúter los trozos de lama que sobren y golpear con un mazo de goma para que quede bien adherido a la pared.

5. Revestimiento decorativo

Este tipo de revestimiento es decorativo y tiene ondas. Su material es polietileno y se pega con masilla a la pared simplemente poniendo puntitos. Viene solo en color blanco para posteriormente pintar con una pintura a la tiza.

20170916_132644.jpg

¿Te ha gustado este taller? Tenemos muchos más preparados para ti, solo tienes que consultarlos en nuestra web. Recuerda inscribirte, ya que en todos ellos tenemos el aforo limitado al espacio de nuestra sala. Si quieres inspirarte para hacer en tu casa algo similar, visita nuestra sección de Proyectos, no te imaginas el sinfín de posibilidades que puedes encontrar. ¡Te esperamos muy pronto en Leroy Merlin Gijón!

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?