Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Aprendimos a cambiar puertas
08-08-2018 12:35
Autor:

El pasado sábado 28 de julio, pudimos disfrutar en nuestra tienda de Leroy Merlin Granada de un perfecto taller en el que aprendimos a cambiar nuestras propias puertas. Si no pudiste asistir, a continuación te indico cómo puedes hacerlo tú mismo.

PHOTO-2018-08-01-17-37-59 (2).jpg

Comenzamos el taller explicando los distintos tipos de puertas que podemos encontrar a día de hoy en cualquiera de nuestras casas. Son las siguientes:

  • Puertas abatibles: este tipo de puertas son las que se encuentran con más asiduidad en casi todas nuestras casas. Para instalarlas, tienes que tener en cuenta el tipo de habitación donde vayas a ubicarla, ya que no es recomendable que sean estancias pequeñas porque para abrirlas necesitarás un espacio considerable. Estas puertas son más adecuadas para espacios grandes, tales como las habitaciones principales o salones.
  • Puertas correderas: estas puertas son, además de una buena herramienta para conseguir más espacio, un modo discreto y estético de separar las estancias de tu casa. Puedes encontrar dos tipos dentro de ellas:
    • Empotradas: para colocar este tipo de puertas necesitarás hacer obra, ya que va integrada en la pared mediante una estructura, casi siempre, de cartón yeso.
    • Sobrepuestas: en contraposición con las anteriores, puedes encontrar este otro tipo que no necesitan ninguna obra para ser colocadas. Son muy cómodas y fáciles de instalar.
  • Puertas plegables: con ellas puedes ganar mucho espacio en tus habitaciones. Además, también son de fácil instalación.

PHOTO-2018-08-01-17-37-58 (1).jpg

Después de esta breve introducción al mundo de las puertas, dimos paso a la presentación de los materiales y herramientas necesarios para montar una puerta:

  • Tornillos de 3,5 x 50 mm
  • Masilla de montaje
  • Juego de tapajuntas
  • Ingletadora
  • Clavos de 50 mm de largo
  • Compresor
  • Pistola de clavos
  • Cuñas de madera
  • Espuma de poliuretano
  • Atornillador
  • Nivel
  • Manilla de puerta
  • Cera color de puerta

PHOTO-2018-08-01-17-37-57.jpg

Una vez que tengas los materiales y el espacio debidamente preparado, te animo a que te pongas manos a la obra:

1. Cuando el premarco esté sujeto en obra, abre la puerta y cálzala a la altura correspondiente.

2. Ahora que está todo en su sitio, con el nivel en el lado de la bisagra, aploma la puerta y fíjala con las cuñas para que no se mueva.

3. Quita de las bisagras del marco el tornillo del centro y coloca uno de 3,5 x 50 mm con ayuda del atornillador.

4. Una vez fijada la puerta, ciérrala y nivela la altura por la parte donde cierra la puerta y con las cuñas, encájala. Ten en cuenta que debes mantener la holgura de separación entre la puerta y el marco para que esta quede correctamente colocada.

5. Abre la puerta de nuevo y, con ayuda de la clavadora, fija el marco al premarco con puntas de 50 mm de largo en la parte superior e inferior.

6. Con el atornillador, quita los tornillos de la chapa de cierre y coloca tornillos de 3,5 x 50 mm, respetando siempre los niveles.

7. Vuelve a cerrar la puerta para comprobar que abre y cierra correctamente y, seguidamente, ábrela para rellenar con espuma de poliuretano los huecos que hayan podido quedar entre el marco y el premarco.

La espuma de poliuretano es increíblemente expansiva, por lo tanto presta especial cuidado al aplicarla para no manchar la puerta. Nuestro experto aconsejó en el taller aplicarla en pequeños puntos y múltiples veces.

8. Espera a que la espuma se seque y recorta el sobrante con un cúter.

9. Mide la parte superior y corta con la ingletadora el tapajuntas para fijarlo con la clavadora al premarco. Mide la altura del tapajuntas que te hace falta, corta y clávalo.

10. Realiza el paso anterior en la otra cara de la puerta.

11. Como ves, quedan agujeros hechos por las puntas que has colocado anteriormente, así que, tápalos con cera del mismo color de la puerta.

12. Por último, coloca la manilla en su sitio, a una altura correcta y cómoda para poder abrir y cerrar.

¡Ya tienes tu puerta instalada! Y seguro que ha quedado maravillosa.

PHOTO-2018-08-01-17-37-58.jpg

Si te ha gustado esta actividad y te ha parecido interesante nuestro taller, ya puedes apuntarte a los próximos talleres que tenemos preparados para ti. También puedes compartir tus creaciones con otros usuarios en nuestro apartado de Proyectos y consultar tus dudas en nuestros Foros.

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 130.000 usuarios registrados
  • Más de 180.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.500 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?