Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Aprendimos a cultivar un huerto doméstico
02-10-2017 17:44
Autor:

Si has soñado con cultivar tus propias hortalizas, tanto si tienes una pequeña parcela para siembra en tu jardín, como si no dispones de mucho espacio o tienes una terraza a la cual quieres darle utilidad, cultivar un huerto doméstico podría ser la mejor solución para empezar a cuidarte. El pasado sábado 30 de septiembre en nuestra tienda de Leroy Merlin La Orotava, pudimos aprender y poner en práctica cómo de fácil es crear un huerto en casa.

A la hora de iniciarte en la técnica del cultivo, nos podemos encontrar con el inconveniente de no saber qué es lo que se puede plantar para conseguir los resultados esperados, ya que debemos estar pendientes de las estaciones.

En primer lugar, nuestros expertos en jardín, nos hablaron de los diferentes tipos de hortalizas más apropiadas para sembrar en épocas de otoño-invierno, pudimos conocer los diferentes tipos de cultivos que se pueden realizar en épocas invernales, que te detallo a continuación:

  • La zanahorias se pueden sembrar todo el año, son aliadas de la cebolla, los ajos, lechugas, tomates y guisantes. Son cosechadas a los 90 días, se debe plantar a un centímetro de profundidad y dejar dos o tres centímetros entre cada una de ellas.
  • El ajo es el más recomendado en esta época invernal, ocupa poco espacio y se planta directamente.
  • Los guisantes se plantan en otoño y tardan 60 días para su cosecha. Evita plantarlos junto a hortalizas de su misma familia, se aconseja la utilización de tutores, ya que su crecimiento es ascendente.
  • Las habas se siembran a mediados de otoño y tardan 90 días para poder ser recolectadas, hay que evitar plantarlas con ejemplares de su misma familia.
  • La cebolla es la hortaliza propia de esta época invernal, realiza el semillero a finales de otoño y finales de invierno.
  • Otro tipo de cultivo muy recomendado para esta época del año, son las plantas medicinales entre ellas podemos encontrar la menta, caléndula y la borraja.

Esta época del año se caracteriza por las bajas temperaturas y el viento, por este motivo tenemos que preparar nuestro huerto para conseguir el mejor resultado posible. Para ello, puedes encontrar varias soluciones de protección:

  • Túneles de cultivo: arcos metálicos recubiertos de plástico que se instalan sobre los cultivos. Protegen frente a heladas, lluvias, viento o aves.
  • Invernaderos: son el método más común para proteger los cultivos, protegen del frío, lluvia, viento y radiaciones solares. Permiten crear un microclima en su interior y es el método de protección más recomendado para las condiciones climatológicas extremas.
  • Manta térmica: tela ligera que permite la entrada de aire, agua y luz, colocada en dirección al viento de tal forma que permita el crecimiento óptimo de la planta, protegen de insectos, heladas y viento.

Aunque las raíces no sean una parte visible de la planta, tienes que pensar en ella. Para proteger las raíces del frío, puedes colocar sobre la base de las hortalizas una corteza de pino o una tela de acolchamiento, que se encargará de resguardar a la raíz de las heladas y el frío.

Materiales necesarios para realizar tu huerto en casa:

Hacer un huerto doméstico es muy sencillo, no hace falta ser un experto en agricultura, para ello tienes que tener en cuenta los siguientes factores que te detallo paso a paso:

  1. Elige un lugar al que llegue bastante luz y adaptado a las necesidades del cultivo o de lo que vas a sembrar. No es lo mismo el espacio que requieren las zanahorias que el que requieren los pimientos. Elige un buen recipiente con drenaje adecuado, como macetas o mesas de cultivo que son las más prácticas para este tipo de uso, ya que las puedes instalar en espacios reducidos y son excelentes para el desarrollo del cultivo.
  2. A la hora de elegir el sustrato o tierra de plantación, ten en cuenta el tipo de planta que vas a sembrar. Hoy en día hay gran variedad de sustratos, sobre todo universales que valen para casi todo tipo de plantas o, por otro lado, dispones de sustratos específicos para diferentes tipos de plantas. Hay sustratos que contienen perlita, que son unas bolitas blancas que absorben la humedad manteniendo el sustrato más fresco para la planta y te ayuda a ahorrar agua.
  3. El abono lo puedes elegir entre el universal que sirve para gran variedad de plantas o específico según el tipo de planta. También puedes usar abonos específicos durante la fase de crecimiento, esto ayuda a a que tus plantas crezcan vigorosamente.
  4. En la tarea del riego, puedes elegir la forma que creas más conveniente. Puedes elegir regar con regadera, manguera, goteo individual por planta que es una botella de agua con una manguera pequeña y un cono cerámico que distribuye el agua lentamente o instalar un sistema de goteo para todo el huerto, que es una pequeña red de mangueras y aspersores de goteo que van en cada planta y gotean poco a poco humedeciendo el sustrato. Este puedes conectarlo a una garrafa de agua grande, a la red de agua corriente y para regar abre el grifo o utiliza un programador de riego, que se encarga, según programes el día y la hora, de regar por ti.
  5. Otro aspecto que tienes que tener muy en cuenta son las plagas, los insectos que parasitan las plantas. Debes observar cada cierto tiempo que tus plantas no se vean afectadas por plagas, una vez por semana. Puedes utilizar plaguicidas específicos para el tipo de plaga que afecta a la planta o polivalente que te sirven para varios tipos, y a su vez siempre tienes que leer la etiqueta para ver si este tipo de plaguicida puede aplicarse sobre la planta a tratar, para que no la deteriore o la queme.
  6. A la hora de sembrar ten en cuenta el tamaño de la planta cuando crezca respecto al espacio que esta dispondrá para vivir. Es decir, no siembres un aguacatero en una maceta pequeña. Cuando adquieras las semillas, lo mejor es que tengan certificado de producción ecológico, ya que es lo que vas a comer. Siempre recuerda leer las indicaciones del producto ya que estas te dirán la profundidad de siembra y el espacio que hay que dejar entre semilla y semilla.
  7. Antes de ponerte a sembrar, debes saber la época en que se siembra cada planta, generalmente viene detallado en las indicaciones de cada producto.
  8. Cuando siembres lo mejor es dividir el huerto por zonas de siembra y no mezclar las semillas. Divide por zonas y en cada zona siembra un tipo de planta diferente.
  9. Otra buena idea es que planifiques un calendario de tareas por estaciones. Este te ayudará a seguir un buen mantenimiento del huerto y recordar cuándo realizaste las diferentes tareas o qué tipo de plaguicida usaste en cada momento, así como los plazos de aplicación o recolecta.

Si te ha quedado alguna duda de cómo poder realizar un huerto doméstico, puedes ver este vídeo como complemento a lo aprendido en la actividad.

Una vez conocida la teoría la llevamos a la práctica, y nos pusimos manos a la obra realizando una siembra de semilla en macetas, que al finalizar la jornada pudimos llevar a casa.

Si ya has llevado a cabo tu huerto doméstico, te animo a compartirlo en nuestra sección de Proyectos, así podrás ser una fuente de inspiración para otros usuarios. Recuerda que si tienes alguna duda, puedes compartirla escribiendo un comentario en este post o en nuestro Foro, donde nuestros compañeros podrán ayudarte.

Si quieres asistir a los próximos talleres, podrás consultarlos en la sección de Talleres de Leroy Merlin La Orotava. ¡Te esperamos!

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?