Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Aprendimos a instalar puertas de paso
22-01-2018 12:26

El pasado miércoles 17 de enero tuvo lugar el taller de instalación de puertas en la tienda de Leroy Merlin de Las Rozas. En él conocimos los distintos tipos de puertas de paso que existen y sus características. También aprendimos a instalar una puerta de paso en block. El taller estuvo guiado por Francisco Javier Vicent en la parte teórica y por Ángel Palacios en la parte práctica.

IMG-20180119-WA0017.jpg

Denominamos puertas de paso a aquellas del interior de una vivienda. Lo primero que debes tener en cuenta para elegirlas es el color y el diseño, en línea con el estilo de tu casa. Además, debes fijarte en el uso que le das a cada estancia que separa la puerta y en el espacio disponible.

Francisco comenzó explicando a todos los asistentes las diferencias entre una puerta de entrada y una puerta de interior.

Puerta de entrada:

  • Acorazada. Son las de mayor seguridad. Se utilizan tanto en chalés, como en pisos o apartamentos. Para su uso en exterior, el panel de madera se sustituye por un panel de chapa. Su interior está formado por paneles de acero y para su instalación no necesita premarco.
  • Blindada. Su utilización se reserva para viviendas de interior. Están compuestas de un marco de MDF revestido de una chapa de madera. El interior es de aglomerado y está reforzado con 2 chapas de acero de 2,5 mm. Para su instalación necesita premarco de madera.
  • Maciza. Son ideales para viviendas rurales o casas donde priman los materiales rústicos. Para utilizar este tipo de puertas será necesario proteger la madera exterior.
  • Metálicas. Están compuestas por un marco de acero de 1,5 mm. La hoja se compone de una doble chapa de acero galvanizado de 1 mm de espesor rellena de su interior de espuma de poliuretano. No requiere premarco para su colocación.

IMG-20180119-WA0028.jpg

Puertas de interior:

Las puertas de interior las podemos clasificar según su acabado exterior y su composición interior. De ello dependen su durabilidad, resistencia o la capacidad de aislamiento de las puertas. 

Clasificación según su acabado exterior:

  • Puertas pintadas: Dentro de este grupo se encuentran las impresas.
  • Puertas de chapa de madera: Las hay de chapa natural y barnizada, roble, haya, pino o sapelly.
  • Puertas lacadas: Fabricadas en tablero de DM sobre el que se aplican capas de laca. Es importante la cantidad de laca (gramaje), que se mide en gramos por metro cuadrado y aumenta la durabilidad de la puerta. En función del número de capas y del gramaje el lacado puede ser estándar o plus.
  • Puertas sintéticas: Aquí hay una gran variedad, debido a que existen del tipo finish foil, CPL y PVC.
  • Puertas de cristal: Pueden ser laminadas o templadas. Las puertas de cristal permiten crear estancias más diáfanas y luminosas ya que dejan pasar la luz natural. Las de acabado transparente proporcionan ligereza visual y dan sensación de mayor amplitud. Son una solución muy acertada en cocinas, comedores o estudios. También las hay con serigrafías, que dejan pasar la luz pero proporcionan más intimidad. Son una buena opción en baños o vestidores, por ejemplo.

Clasificación según su composición interior.

  • Maciza: su interior es de aglomerado y el exterior es de chapado en DM 5 mm de grosor. Su peso puede rondar los 40 kg.
  • Hueca: su interior es de cartón alveolar y el exterior es de chapa de DM 5 mm grosor. Suelen pesar alrededor de 20 kg.

Según el tipo de apertura las tienes abatibles simple o doble, correderas y plegables. Dentro de las puertas correderas Francisco nos contó que estas pueden ir con guía vista o con guía de encastrar.

IMG-20180119-WA0029.jpg

Si estás pensando en cambiar las puertas de tu casa te puede interesar leer el post cómo decorar con diferentes tipos de puerta. Pero no solo la estética es importante, también debes tener en cuenta la posibilidad de ahorrar energía por eso te recomiendo que leas consejos para elegir puertas y ahorrar energía.

Una vez explicada la teoría pasamos a la parte práctica  donde aprendimos a instalar una puerta de interior en block.

Una puerta de interior en block es aquella que incluye hoja, marco, bisagras y  cerradura. No incluye premarco, ni manilla, ni las tapetas. El material necesario es el siguiente:

IMG-20180119-WA0019.jpg

Antes de comenzar la instalación debemos tener en cuenta varios aspectos:

  • Lugar: Dónde queremos instalar la puerta, para elegir entre puerta abatible o corredera.
  • Frecuencia de paso: Hay que tener en cuenta el tamaño de objetos que tengamos que pasar por ella.
  • Sentido de apertura de la puerta dentro de la estancia.

Una vez tengamos todo lo necesario, el paso a paso es el siguiente:

1. Retira la hoja y el cerco de la puerta vieja. Asegúrate de que el block que has comprado entra en el hueco, debe quedar cierta holgura, la misma por todas partes. Si queda más holgura por algunos de los lados es que el precerco no está bien nivelado o bien escuadrado.

2. Comprueba que el precerco está nivelado. Tanto por su lado interior como por su cara exterior usando el nivel de burbuja.

IMG_20180119_113310.jpg

3. Coloca el block de cerco y puerta en su sitio y en el hueco que queda, en todo el perímetro, pon cuñas para sostenerlo provisionalmente en su lugar mientras trabajas.

IMG-20180119-WA0004.jpg

4. Sustituye los tornillos de la bisagra que van al cerco por tirafondos, que son más largos para salvar el hueco que queda entre el cerco y el precerco. Sustituye también los tornillos del cerradero metálico donde entra el resbalón de la puerta.

5. Coloca la manilla. Si lo que quieres es colocar una manilla con condena te lo explicamos en el post de cómo instalar una manilla.

original.jpg

6. Corta las cuñas con el serrucho de costilla para que queden enrasadas con el cerco. No es necesario que las sierres del todo: marca el corte y dales un ligero golpe.

7. Lo ideal es que entre el cerco y el precerco haya quedado un poco de hueco, rellena con espuma de poliuretano. Ten en cuenta que este producto se expande practicamente el doble de su volumen inicial. Espera a que esté seca y recorta con un cuter el sobrante.

8. Pon un recrecido, este se coloca cuando el tabique es mayor en dimensiones que el marco de la puerta. Necesitarás saber qué es un recrecido.

9. Coloca la moldura del recrecido. En el cerco hay una ranura, ahí es donde se encaja la moldura de recrecido, que lleva una lengüeta. Mide y córtala a la medida correcta. Pon adhesivo de montaje en la ranura e introduce el recrecido. Clávalo además con unos clavos sin cabeza.

10. Coloca las jambas. Estas son unas molduras decorativas que van a ocultar todos los posibles huecos y elementos de obra entre el cerco y la pared. Las jambas se compran independientemente del block y tendrás que cortarlas a medida. Colócalas con adhesivo de montaje y refuerza con unos clavos sin cabeza.

Si necesitas más información dispones de un vídeo donde también te explicamos cómo instalar una puerta en block.

Para cualquier duda puedes consultarla en el apartado de Foro o abrir un hilo de conversación a continuación. Si finalmente te has animado a cambiar las puertas de tu casa sube tu proyecto en el apartado de Proyectos, seguro que servirá de ayuda a otras personas.

Para conocer nuestros próximos talleres tienes toda la información en el apartado de talleres de la comunidad. Recuerda que para participar en ellos debes inscribirte previamente a través de la web. ¡Anímate te esperamos!

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 130.000 usuarios registrados
  • Más de 180.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.500 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?