Así fue el taller de cierre de piscinas y preparación del jardín para el invierno
05-09-2017
Autor:

Cuando llega el final del verano es esencial que realices las labores de mantenimiento adecuadas para que tu piscina y jardín estén preparados para el otoño e invierno. Por eso, el pasado sábado 2 de septiembre realizamos un taller en el que aprendimos las claves para hacerlo correctamente.

Debes llevar a cabo un buen tratamiento y cierre de tu piscina, así como una preparación adecuada de tu jardín para soportar el cambio de temperatura de la nueva estación, protegiendo así el césped y las plantas que lo habitan y consiguiendo la estética adecuada.

PORTADA.jpg

Tu jardín es uno de los lugares más especiales de la casa, y es esencial cuidarlo y protegerlo correctamente para que su aspecto sea saludable, y su mantenimiento más sencillo el resto del año. Debes adelantarte al cambio de estación y prever las posibles variaciones de clima.

Cuando se trata de tu piscina, la opción más recomendable es practicar el invernaje en lugar de vaciarla por completo ya que, además de conseguir la conservación adecuada, disminuyes notablemente el consumo de agua, que en la actualidad, y sobre todo en la zona en la que vivimos, es un bien muy escaso.

El invernaje es un proceso económico y más sencillo de lo que crees, en el que utilizas muy pocos productos químicos y logras facilitar la puesta en marcha que deberás realizar la siguiente temporada.

MATERIALES.jpg

Elementos básicos para la preparación de tu piscina:

El invernador se utiliza para mantener la calidad del agua y evitar tener que vaciar la piscina durante la época de ausencia de uso y facilita la puesta a punto posterior. Además del ahorro de agua ya mencionado, este procedimiento implica que a la hora de volver a utilizar la piscina solo sea necesario un tratamiento inicial y que además, las paredes de la piscina estén perfectamente conservadas evitando la aparición de cal y la proliferación de bacterias y algas.

Puedes elegir entre dos tipos de aplicación:

  • Líquido. Solo es necesaria su aplicación durante el invierno, una dosis en octubre, y otra en enero.
  • Granulado. Su duración es menor y hay que sustituirlo cada 7 semanas, ese formato cuenta con autodosificador.

Paso a paso:

  1. Utiliza un medidor para comprobar que los niveles de pH y cloro sean los adecuados. Puedes utilizar cualquiera de los distintos disponibles en el mercado: tiras reactivas, líquido, digital o pastillas.
  2. Vacía un poco la piscina situando la válvula del monoblock en posición de vaciado y déjala con el nivel un poco por debajo del skimmer. Coloca la válvula en posición de desagüe para vaciar las tuberías y evitar que el agua quede estancada. Puedes aplicar un poco de lubricante a la válvula para evitar que se dañe durante el invierno.
  3. Aplica el invernador. Cuando se trate de una piscina enterrada, utiliza el formato granulado. Si es un piscina elevada, usa el formato líquido teniendo en cuenta que la cantidad varía dependiendo de la capacidad del fabricante cuyo baremo puedes consultarlo en la tabla del fabricante.
  4. Si quieres evitar la formación de hielo o escarcha en la superficie del agua, pon un par de bidones con agua flotando en la superficie y también evitarás con esto que se dañen las paredes.
  5. Finaliza el proceso cubriendo la piscina con la cubierta de invierno correspondiente y déjala puesta hasta aplicar la nueva dosis de invernador o hasta que realicemos la puesta a punto para la nueva temporada.

EXPLICACIÓN.jpg

Para la preparación del césped para el invierno debes seguir estos pasos básicos:

  1. Corta el césped, preferiblemente cuando esté seco para evitar la proliferación de hongos que pueden convertirse en un gran problema.
  2. Intenta no segarlo demasiado para que no se debilite, además al dejarlo más largo que en verano estás protegiendo las raíces del frío.
  3. No realices las siegas de forma demasiado seguidas, ya que durante el invierno el césped crece más lento. Será suficiente cortarlo una vez al mes.
  4. Si dispones de un cortacésped con la función mulching, puedes llevarlo a cabo, este sistema tritura la hierba muy fina y la esparce de forma homogénea, lo que aporta nutrientes ya que se descompone rápidamente y proporciona un acolchado al césped que lo protege de las bajas temperaturas.
  5. Adecúa la frecuencia de riego dependiendo de las condiciones meteorológicas de la zona, evitando regar en las zonas centrales del día para disminuir la evaporación.
  6. Es conveniente realizar el aireado para oxigenar o el escarificado que suele ser más eficaz.
  7. Durante la época de invierno, las hojas crecen más despacio pero las raíces siguen su curso normal, es importante que las abones para que acumulen nutrientes y que la hierba se fortalezca al subir las temperaturas.
  8. Es esencial que apliques fertilizante químico a principios de otoño, antes de la bajada severa de las temperaturas, así como la aplicación de un abono de liberación lenta que aporta nutrientes de forma continuada. Aplica el fertilizante 1 o 2 días después de la siega y cuando no haga viento, siguiendo siempre la la cantidad recomendada por el fabricante.
  9. Aprovecha para resembrar las zonas menos pobladas que han quedado más castigadas por el trasiego del verano.

ASISTENTES.JPG

Ya estás preparado para realizar el mantenimiento ideal de la zona de ocio de tu hogar, no olvides consultar el calendario de los próximos talleres que se realizarán en Leroy Merlin Murcia, exponer cualquier duda en los Foros y presumir de todo lo aprendido en el apartado de Proyectos, mostrar tus avances ayudará a otros usuarios a potenciar los suyos, adquirir buenas prácticas y compartir las suyas.

¡Te esperamos!

Encuentra todo lo que necesitas para este proyecto en Leroy Merlin

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 250.000 usuarios registrados
  • Más de 180.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 15.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?