Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Preparamos la piscina para el invierno
05-09-2019
Autor:

Se acaba el verano y es momento de dejar nuestra piscina preparada para el año que viene. El pasado sábado 31 de agosto, en Leroy Merlin Murcia Sur, tuvimos la suerte de contar con nuestro compañero y experto en piscinas, José María Muelas, el cual nos ofreció una magistral demostración de cómo hacer un correcto invernaje de piscinas. ¡No te pierdas este post y ahorrarás tiempo y dinero!

portada.jpg

Antiguamente se creía que era más beneficioso vaciar la piscina y llenarla al comienzo de la nueva temporada de baño. Sin embargo, ha quedado demostrado que esto no es una práctica rentable a nivel económico y tampoco es beneficioso para la estructura de la propia piscina, al margen de la elevada cantidad de agua que se gasta.

Lo ideal es utilizar unos productos químicos específicos para su desinfección y mantenimiento llamados invernadores, los cuales pueden ser en grano o en líquido y con o sin cobre.

Hay dos cosas muy importantes que tienes que tener en cuenta a la hora de realizar el invernaje de tu piscina: tener óptimos niveles de cloro y pH , pues si varía el pH del agua ningún producto desinfectante actuará bien. El pH debe estar entre el 7 - 7,2  y el cloro por debajo del 0,5 miligramos.

Debes estar pendiente de tu piscina, midiendo los parámetros regularmente y mantener una línea general estable sin altibajos, pues cada piscina se encuentra en un entorno muy particular y los sedimentos que le pueden caer dependiendo de la zona donde esté ubicada pueden ser muy diferentes, al igual que las temperaturas que pueden afectar a los niveles de cloro, a posibles heladas, etc.

invernadores.jpg

Materiales a utilizar:

piscina materiales.jpg

Cómo realizar el invernaje, paso a paso:

Paso 1. Calcula los metros cúbicos de tu piscina

Lo primero que tienes que hacer es medir el volumen en m3 de tu piscina para saber la cantidad de producto que deberás utilizar más adelante. Dependiendo de la forma geométrica que tenga, tendrás que utilizar una fórmula u otra.

  • Cuadrada y rectangular: Largo x ancho x profundidad
  • Ovalada: Largo x ancho x profundidad x 0.89
  • Redonda: Diámetro x diámetro x profundidad x 0.78
  • Profundidad media: Profundidad máxima + profundidad mínima/2

Paso 2. Retira las pastillas de cloro que colocaste

Saca las pastillas de cloro si las tienes y espera a que el nivel de cloro quede por debajo de 0.5

Cuando terminamos la temporada de verano, dejamos de utilizar el cloro y utilizamos otro producto para la desinfección del agua. La razón es porque el cloro sólo funciona bien a temperaturas elevadas ( por éso los días de mucho calor se consumen tan rápido las pastillas) y cuando baja de 15º deja de ser efectivo.

Paso 3. Comprueba los valores adecuados de cloro y pH

Existen en el mercado 2 tipos de medidores de cloro:

  • Medidor de cloro total.  el cloro total se compone de muchas cosas, sumando las cloraminas (son cloro libre agarrado a una bacteria que aun se encuentra en el agua) bacterias, algas....y no solo el cloro libre que es el que realmente actúa sobre el agua, dicho lo cual, el medidor te podría estar dando un valor correcto de cloro pero no ser así porque de éste habría un porcentaje pequeño y de lo demás muy alto.
  • Medidor de cloro libre. Es el que te aconsejamos por ser más específico y medir exactamente el cloro que actuará en la piscina. Utiliza un medidor de cloro que no solo mida el cloro total y el pH, sino uno que mida el cloro libre.

medidor cloro.jpg

Paso 4. Añade producto invernador

Si eliges el de formato líquido, tendrás que aplicarlo alrededor de la piscina según la proporción de los m3 que tengas, en la etiqueta del producto siempre se especifica este porcentaje.

Si eliges poner el granulado, tienes que fijarte en los tetones que sobresalen y cortar los 3 de arriba, darle la vuelta al bote y echarlo al agua.  Déjalo actuar como si fuera un flotador. A medida que el producto se va gastando, el bote se irá inclinando hasta que quede totalmente en horizontal. este proceso dura unos 4 meses. Cuando se acabe esa botella deberás poner otra y con esas dos será suficiente para cubrir toda la temporada de invierno.

verde.jpg

Si tu piscina es de obra, debes utilizar un invernador granulado que contenga sulfato de cobre, pero si tu piscina es de plástico, deberás utilizar el que no lleva cobre porque este arrastra el color del plástico.

Los productos no caducan una vez que los abres, por lo que si te sobra, podrás guardarlo  y utilizarlo el siguiente año.

Paso 5. Pon la bomba en marcha durante 8 horas

Pon a la bomba unas 8 horas de filtración para que se diluya y que se reparta todo el  producto bien. Después, durante el invierno, sólo tendrás que poner la bomba una vez a la semana durante una hora.

Esto debes hacerlo siempre porque de lo contrario, se puede oxidar la turbina y en abril o mayo cuando quieras ponerla en marcha, te puede ser que no arranque o que le cueste mucho hacerlo a las aspas del ventilador. Si esto te ocurriera, la única solución sería cambiar la bomba, pues la reparación sería muy costosa.

bómba.jpg

Paso 6. Limpiar bien y aplicar aceite en spray

Al día siguiente de echar el producto, limpia muy bien la válvula selectora, los tubos, los enganches, las juntas...y échale un spray de aceite.

spray.jpg

Paso 7. Colocar la válvula selectora en posición de cerrado

Esta posición se utiliza para realizar los procesos de limpieza dentro del filtro o la bomba con el sistema de parado. 

Paso 8. Cubrir la piscina con un cobertor de invierno

Tapa tu piscina con un buen cobertor de invierno para protegerla y  evitarás que le caiga suciedad como hojas, impurezas... Lo puedes incluso comprar hecho a medida. Los hay con acabados de refuerzo y amarres desplazables por todo su perímetro que te aseguran una seguridad total.

cobertor.jpg

Hay muchos tipos de cobertores de invierno para piscinas y para no equivocarte en la elección, tendrás que tener en cuentas diversos factores, como el tamaño y la forma de tu piscina, la capacidad de resistencia que quieres que tenga, la posibilidad de tener anclajes de fijación para evitar la caída de niños o mascotas, que posea algún tipo de aislante para evitar que se hiele el agua, etc.

Paso 9. Solo para zonas de mucho frío:

Baja el nivel del agua por debajo del skimmer y vacía las tuberías. Coloca un bidón con algo de agua para evitar la congelación y no dañar las paredes. Coloca un cobertor de invierno con aislante.

skimmer.jpg

Paso 10. Echa arena

Para finalizar, después del lavado, enjuague y filtración, cada 3 o 4 años debes abrir el filtro y tras observar lo que ha bajado el nivel de arena para filtros o vidrio filtrante, que suele ser 3/4 partes, reponerlo.

arena.jpg

Consejo para dejar el agua totalmente clara

Si pretendes dejar el agua de tu piscina totalmente cristalina, utiliza un floculante cada 2 ó 3 meses según la dosis recomendada, que es un clarificador de agua que precipita las partículas de polvo hasta el suelo. Se echa por la noche con la piscina parada y al día siguiente se puede observar en el suelo la suciedad posada.. Ahora tienes que pasar la barredera y seleccionar el programa de vaciado en la válvula para que esa suciedad vaya directamente al alcantarillado. Si no no quitamos la posición de filtración, al tratarse de polvo  fino y partículas de crema, etc. Esta suciedad podría volver a entrar y además el floculante podría también ensuciar el filtro al pasar por él, dejando una película mucosa.

Este proceso suele llevarse a cabo en piscinas públicas, pues están expuestas a muchas gente, grandes cantidades de cremas solares protectoras, cabellos sueltos, etc.

Consejo si se te ha llenado la piscina de algas.

Siempre debes aportar un algicida extra, de manera semanal. Las pastillas de cloro suelen llevar entre el 88- 92% de cloro y el resto, un 1% algicida, un 1% estabilizador de pH, algún fungicida, floculante... por lo que la proporción a veces puede resultar escasa.

Tu piscina puede contener algas verdosas que se ven a simple vista, pero también puede estar llena de algas transparentes que se adhieren y proliferan en las paredes de la misma. Un tratamiento de choque sería efectivo si no tienes muchas, de otro modo no es recomendable.

Espero que te haya gustado nuestro taller y que lo hayas disfrutado igual que lo hicimos nosotros. Si llevas a cabo en casa tu invernaje de piscina y te animas a compartirlo con nosotros, puedes hacerlo en la sección de Proyectos de la Comunidad y así podrás a la vez ayudar a otros usuarios que tal vez necesiten una pequeña guía para hacerlo.

Puedes abrir un hilo de conversación en nuestro Foro si tienes alguna pregunta y nuestros compañeros estarán encantados de contestarte. ¡Te esperamos en nuestros próximos Talleres!

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 200.000 usuarios registrados
  • Más de 180.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 10.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?