Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Así fue el taller de riego: gota a gota
14-04-2016 12:38
Autor:

El pasado 9 de abril disfrutamos en nuestra tienda de Palma-Ciudad de un completo taller cuya temática fue conocer los diferentes tipos de riego para nuestro jardín o huerto urbano.
Los participantes fueron recibidos por el experto Bernat, que comenzó el taller hablando acerca de la importancia del riego para nuestras flores y hortalizas, e insistió en que este procedimiento es imprescindible para el óptimo desarrollo de los vegetales.

A continuación, realizó un amplio despliegue del material para que nuestros protagonistas pudiesen conocerlo de cerca y tocarlo, y así, ponerse al día de los diferentes tipos de riego que existen.
El material que utilizamos para la realización del taller fue el siguiente:

Durante el taller, nuestro experto Bernat habló a los asistentes de los diferentes tipos de riego que pueden utilizar:

Con aspersores

Alcanzan distancias de hasta 6 m. Existen de dos tipos: emergentes, que se levantan del suelo y se retraen del suelo, y móviles, que se acoplan a la manguera y se mueven de un lado a otro.

Con difusores

Son más pequeños que los aspersores, alcanzan de 2 a 5 metros y son ideales para zonas más estrechas.

Por goteo

El agua se localiza al pie de la planta. Esto sucede gracias a los goteros o emisores, de los cuales hay disponibles dos clases:

  • Integrados: en la misma tubería.
  • De botón: se pinchan en la tubería. Frente a los demás sistemas, el riego por goteo tiene las algunas ventajas: permite el ahorro de agua, es capaz de mantener el nivel de humedad óptimo y constante, y puedes utilizar fertilizantes disueltos y productos fitosanitarios.

Microaspersores

Cubren más superficie que los goteros tradicionales. Este sistema de riego es idóneo para pequeñas zonas de rosales, macizos de flores, etc.

Con manguera o regadera

Son los sistemas con más inconvenientes, sobre todo para grandes espacios, ya que para su utilización hay que tenerlas muchas horas en la mano y no se consigue toda la uniformidad que es necesaria. Son los métodos de riego más comunes para jardines y huertos pequeños.


Y para terminar, nuestro experto explicó la forma de complementar los sistemas anteriores con técnicas de cuidados para nuestros vegetales:

  • La poda: es muy beneficiosa porque ayuda a conservar y fortalecer tus plantas. Es indispensable saber cuándo y cómo hacerlo.
  • Plantación y trasplantes: el otoño es una buena época para plantar, en especial en zonas de clima cálido. Para los trasplantes aconsejamos los días nublados y frescos, y que antes de extraer la planta, se humedezca la tierra. Remátalo regando en abundancia.
  • Reproducción de plantas: mediante semillas, reproducción vegetativa artificial y reproducción vegetativa.
  • Suelos y abonos: el suelo de tu jardín puede ser alimentado y enriquecido con diferentes tipos de abonos, y para ello, debes conocer las características que tiene. Los más conocidos son el estiércol, ácidos húmicos, fertilizantes minerales, aminoácidos y extractos de algas.

Esperamos que este pedagógico itinerario acerca del riego te haya resultado ameno y útil. ¡Esperamos tus ideas o dudas en nuestro Foro y contamos con tu visita en el Blog de las Islas Baleares!

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?