Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Aprendimos a preparar el jardín y la piscina para el verano
18-04-2017 16:08
Autor:

DSC_0483.JPG

El pasado sábado 15 de abril tuvo lugar, en nuestra tienda de Leroy Merlin Sevilla Tomares, un taller de riego y piscinas, en el que pudimos aprender de forma muy sencilla cómo preparar nuestro jardín y nuestra piscina ante la llegada del sofocante calor de verano.

Si has dejado alguna vez el grifo abierto y se ha inundado todo el jardín, estás cansado de dedicar mucho tiempo a regar tus plantas o bien has pensado ausentarte durante un tiempo de casa, es el momento de instalar un sistema de riego, así nos lo explicó nuestro compañero Carlos Santisteban.

Distinguimos dos tipos de riego según la extensión que quieras regar:

  • Sistemas de riego por aspersión: consigues regar grandes superficies en forma de lluvia. Se utiliza para ello tuberías y pulverizadores, llamados aspersores, colocados de forma estratégica para abarcar la mayor parte del terreno. Con un buen caudal de agua consigues que se eleve llegando a las zonas que quieres regar, el único inconveniente es el viento, el cual impediría de una manera uniforme el riego. Aquí tienes un vídeo formativo para poder instalar tú mismo un sistema de riego por aspersión: 

  • Sistemas de riego por goteo: distribuye el agua gota a gota, consiguiendo humedecer la zona más cercana de la planta. Reduce mucho el consumo de agua ya que la pérdida por evaporación se minimiza mucho. El inconveniente más destacado es la obstrucción de los emisores. Para que veas lo fácil que resulta tener tus plantas bien humedecidas sin necesidad de preocuparte de regarlas, te voy a dejar un vídeo explicativo para que tú mismo puedas instalar este tipo de sistemas de riego.

Debes saber que existen en el mercado programadores de riego que activarán por tiempo y sectores el flujo del agua que necesite la extensión de terreno que vayas a regar, por ello el ahorro de agua es mucho mayor.

Casi todos los programadores funcionan con pilas, pero hay algunos que están enchufados a la red o se cargan a través de la energía solar, estos últimos son de última generación y son menos usados. Para elegir el programador que cubra tus necesidades tendrás que tener en cuenta las zonas que necesitas regar, ya que a mayor horas de luz solar que reciba un terreno, necesitará más cantidad de agua, así evitarás su secado.

Aquí te dejo algunos tipos de programadores para que puedas decidir cuál es el que más te interesa.

  • Programador analógico: su funcionamiento se basa en un reloj mecánico que simplemente abre y cierra el grifo durante el tiempo determinado que hayas seleccionado. Se conectan directamente al grifo mediante un conector y son los idóneos para espacios más reducidos.

DSC_0490.JPG

  • Programador digital: te permite establecer el horario y la duración del riego mediante una pantalla digital. Presenta más opciones de tiempo y riego ajustándose más a las necesidades de tus plantas o huerto.

DSC_0491.JPG

  • Programador multizona: puedes regar distintas zonas de tu jardín programándola independientemente, así podrás regar cada extensión según la necesidad que demande. Puede cubrir 4 , 6 u 8 zonas diferentes. Es muy útil en jardines de grandes dimensiones.

DSC_0493 3.jpg

Una vez que ya tienes preparado tu jardín con todo este sistema de riego que te hemos mostrado, te toca preparar la piscina para darte esos baños tan apetecibles en épocas de calor. Si durante todo el año te has despreocupado de mantenerla, te voy a indicar una serie de pasos muy sencillos para comenzar con la limpieza, para ello debes tener preparado el material necesario:

DSC_0480.JPG

Los pasos a seguir son muy sencillos:

Paso 1. Lo primero que debes tener en cuenta para el buen uso de los productos de mantenimiento, es el volumen de agua que contiene tu piscina. Para ello tendrás que tener en cuenta la forma que tiene, estas son las fórmulas para calcular:

  • Piscina redonda: diámetro x diámetro x profundidad x 0,785 = volumen en metros cúbicos
  • Piscina ovalada: largo x ancho x profundidad x 0,89 = volumen en metros cúbicos
  • Piscina cuadrada o rectangular:  largo x ancho x profundidad = volumen en metros cúbicos
  • Piscina con distinta profundidad: profundidad máxima + profundidad mínima divido entre 2 = volumen en metros cúbicos

Una vez calculado los metros cúbicos, te aconsejo seguir siempre las medidas recomendables que te indica el proveedor.

Paso 2. Después de tanto tiempo sin mantener la piscina, deberás poner en funcionamiento el limpiafondo para barrer y quitar toda la suciedad acumulada en el fondo de la piscina. Mientras tanto con el recogehojas puedes ir quitando todas las hojas e insectos que se quedan en la superficie.

Cuando hayas conseguido quitar toda la suciedad, debes calcular el nivel de pH del agua y el cloro con el analizador, los niveles correctos de pH deben estar entre 7,6 como valor máximo y 7,2 como valor mínimo, los de cloro entre 1,5 mg/l de nivel máximo y 0,6 mg/l de nivel mínimo.

Si el analizador te presenta otro nivel distinto de pH al necesario, deberás echar en la piscina un elevador o reductor de pH según la necesidad que presente, ya que puede producir irritación en los ojos y en la piel. Con el cloro conseguirás desinfectar el agua, toma la proporción que te aconseja el fabricante y échalo por todo el perímetro de la piscina.

DSC_0509.JPG

Paso 3. Una vez por semana utiliza un algicida para evitar la aparición de algas en la piscina, ya que son las responsables de enturbiar el agua, darle mal olor e incluso hacer que la superficie sea más resbaladiza. Si te has encontrado con el agua bastante turbia, debes de realizar un tratamiento de choque con cloro rápido y floculante líquido, recuperarás en buen estado del agua dejándola cristalina.

El filtro de la piscina es un elemento muy importante para el mantenimiento, ya que permite que los tratamientos químicos que aplicas sean más eficientes. Debes limpiarlo una vez al año antes del inicio de temporada y te recomiendo que cambies la arena del filtro cada 5 años.

DSC_0514.JPG

Paso 4. Te aconsejo utilizar algún fungicida alrededor de la superficie de la piscina para evitar hongos en los pies, ya que estas superficies están sometidas a mucha humedad y calor, ideales para bacterias y hongos.

Diariamente debes mantener la piscina recogiendo todo los objetos que floten en el agua y poner cada día la depuradora, ahora solo te queda disfrutar de tu piscina.

Si te ha gustado nuestro taller, consulta todas nuestras actividades gratuitas visitando en la Comunidad la sección de talleres de nuestra tienda. ¡Te esperamos!

3 Comentarios
mariajosediaz
Aprendiz de Bronce

Maravilloso taller, que bien me van a venir vuestras explicaciones.

zoila
Aprendiz de Oro

MADRE MIA CUANTAS COSAS....LO Q SE APRENDE,,,,,,

conchi78
Aprendiz de Bronce

FELICIDADES!!!!!! compañero lo explicaste super bien todo.

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?