Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Realizamos un revistero con corcho
28-03-2018 12:44
Autor:

El pasado martes 20 de marzo aprendimos a realizar un revistero de corcho en nuestra tienda Leroy Merlin Sevilla Alcalá. Nuestra compañera experta nos explicó detalladamente los tipos de corchos que existen, sus ventajas y usos.

Este revistero te servirá para guardar todas las revistas y periódicos que conservas en casa en algún rincón y no sabes donde guardarlos.

IMG_20180320_180910.jpg

El corcho es un material versátil, 100% natural, muy flexible y que ofrece multitud de usos decorativos, ya que se puede pintar, barnizar, etc. Puedes crear lo que quieras, solo tienes que dejar volar tu imaginación.

El corcho cuenta con numerosas ventajas:

  • Es 100% natural, reciclable y reutilizable.
  • Cuenta con poder aislante térmico y acústico.
  • Es un material muy ligero y manejable.
  • Es impermeable, hipoalergénico y antibacteriano.
  • No propaga el fuego ni emite gases tóxicos en la combustión.

¿Qué clases de corcho puedo encontrar?

  • Corcho aglomerado natural: lo encontrarás en placas o pizarras decorativas. Se compone de gránulos de corcho natural y aglutinante. Se utiliza para revestir paredes, tapar desperfectos, fabricar murales o salvamanteles. Puedes encontrarlo con acabado natural o barnizado, su uso es más decorativo.
  • Aglomerado de corcho expandido: es el conocido como corcho negro. Está compuesto por gránulos de corcho que se expanden por la acción del vapor de agua. Es el utilizado para el aislamiento de paredes y suelos.

Vamos a centrarnos únicamente en los usos del corcho decorativo:

  • Rollo. Corcho en rollo que puedes cortar a la medida que necesites con un cúter. Algunos son autoadhesivos de manera que solo tienes que retirar el papel del reverso y pegar sobre la superficie que quieras. Es el más fino, desde 1,2 mm de grosor.
  • Placas. Planchas de corcho de acabado natural o barnizado de entre 4 y 5 mm de espesor. Si optas por el acabado natural tú mismo puedes barnizarlo, encerarlo o pintarlo posteriormente
  • Pizarras. Desde las clásicas planchas con marco de madera de pino para colgar, hasta modelos que incluyen además un espacio para colocar fotos, una zona magnética o un área de pizarra. Una de las tendencias actuales es decorarlos con pintura o washi tape.
  • Salvamanteles y posavasos. Disponibles en diferentes medidas y formas: ovalados, cuadrados, rectangulares, etc.

En nuestro taller propusimos una manualidad muy original: realizar un revistero con rollos de corcho. ¿Te animas a hacerlo en casa?

Los materiales y herramientas necesarias son:

A continuación, te enseño el paso a paso de cómo construir el revistero de corcho. Una idea original, muy fácil y rápida de hacer.

Paso 1. Prepara las plantillas

Para empezar, elabora una plantilla en la que cortarás 3 trozos iguales de corcho y otra plantilla 10 cm más larga. Una vez cortadas, recorta un rectángulo de corcho de 60 cm de largo x 21 cm de ancho.

IMG_20180320_172704.jpg

Paso 2. Pega las piezas

Un vez cortadas todas la piezas, coge la más larga y pégala encima del rectángulo de 21 x 60 cm con la ayuda de la pistola de silicona.

IMG_20180320_172725.jpg

Paso 3. Traza las líneas

Marca en el rectángulo 7 cm hacia abajo en ambos lados con la ayuda de una regla o metro, trazando una línea recta.

IMG_20180320_173656.jpg

Paso 4. Sigue pegando los trozos

Sobre la línea echa silicona caliente y pega otro trozo de corcho encima. Repite este proceso varias veces hasta pegar todos los trozos.

IMG_20180320_173905.jpg

Paso 5. Coloca las arandelas

Es el momento de colocar las arandelas para colgarlo en la pared. En nuestro caso, nos decantamos por arandelas plateadas, pero puedes usar las que más te gusten o incluso pintarlas. Coloca las arandelas en ambos extremos del revistero y con ayuda de una tijera o punzón abre los agujeros. Haz lo mismo en la parte trasera del revistero.

IMG_20180320_174727.jpg

Podrás colocar tu revistero en las habitaciones en las que habitualmente lees como el dormitorio, el salón o, incluso, en la sala de espera de tu negocio. Su pequeño tamaño permite ubicarlo en un lugar poco visible, adoptando un rol discreto dentro de la habitación.

No olvides que puedes compartir los trabajos que quieras con otros usuarios en la sección de Proyectos. Y si quieres conocer nuestros próximos eventos, entra en la sección de talleres de nuestra tienda.

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 130.000 usuarios registrados
  • Más de 180.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.500 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?