Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Aprendimos cómo realizar la instalación de una puerta
26-01-2018 09:42
Autor:

El pasado sábado 20 de enero, en Leroy Merlin Telde, se celebro el taller de instalación de puertasen donde aprendimos que renovar las puertas de nuestro hogar, puede ser más sencillo de lo que crees. Si no pudiste participar, pero te interesaría saber más sobre este tema, sigue leyendo y te cuento todo lo que aprendimos en el taller.

entrada.jpg

La puerta es un elemento funcional, diseñado para proteger, aislar y otorgar privacidad al propietario. Las puertas se pueden clasificar por ubicación, composición o por diseño, estas últimas orientadas principalmente a satisfacer los diferentes gustos decorativos. Nuestro compañero, Naray Vivas, nos explicó los diferentes tipos de puertas de entrada y puertas de interior que existen y en que se diferencian entre ellas para poder elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades. 

Puertas de entrada:

  • Acorazada. Preparada para el uso exterior, aportan el máximo nivel de seguridad, ya que posee paneles de acero en el interior de la hoja, en los largueros y el cabezal que componen el marco. Todo esto la convierten en una de las opciones más costosas.
  • Blindada. Aunque sigue siendo más segura que otro tipo de puertas, se recomienda su uso más bien en viviendas de interior. Compuestas normalmente por un marco MDF, revestido con chapa de madera, y con un interior de aglomerado, reforzado con chapas de acero de aproximadamente 0,7 mm. Al igual que la acorazada, pueden ser aislante térmico, sonoro y cortafuegos.
  • Metálicas. Fabricadas en aluminio o compuestas de un marco de acero de 1,5 mm y una hoja de doble chapa de acero galvanizado de 1 mm, rellena en su interior de espuma de poliuretano, pueden llegar a ofrecer una nivel de protección similar a las puertas acorazadas, pero con un precio más asequible.
  • Macizas. Siendo más recomendables para viviendas rurales, ya que presentan un aspecto más decorativo, son de gran resistencia y durabilidad, siempre que se le realice los tratamientos y mantenimientos correspondientes, pero ciertamente son las menos seguras para la entrada de tu vivienda.

exte.jpg

Puertas de interior:

Las puertas de interior las podemos diferenciar por su acabado exterior, su composición interior o su diseño, estos factores afectarán a su durabilidad, resistencia, capacidad de aislamiento, etc. 

  • Clasificación según su acabado exterior: dentro de este grupo se encuentran las puertas pintadas, de chapa de madera, que pueden estar barnizadas o no, lacadas, sintéticas o de cristal.
  • Clasificación según su composición interior: maciza, con interior aglomerado y exterior de DM, de unos 40 kg de peso, una alta resistencia y aislamiento tanto acústico como térmico. Hueca, con interior de cartón alveolar y exterior de chapa de DM, rondando los 20 kg, es la opción más ligera y económica.
  • Clasificación por diseño: abatible ciega, con cristal y de cristal. Corredera: ciega, con cristal y de cristal. Doble, con cristal y con fijo y cristal. Plegable: ciega y plegable con cristal.

Una vez que has elegido las puertas que mejor se adaptan a tus necesidades, solo te queda instalarlas, sigue estos consejos tendrás tus puertas instaladas antes de lo que imaginas:

Materiales y herramientas:

material.jpg

Paso a paso:

Paso 1. Mide el hueco donde vas a instalar tu puerta y comprueba que se adapta al modelo que has elegido. Debes comprobar que está nivelado en todo su contorno, sin olvidar la parte superior.

Paso 2. Presenta la puerta en el hueco y sujétala con las cuñas de madera, asegurándote que queda derecha para que no te dé problemas la apertura de la misma. Utiliza tantas cuñas como vayas a necesitar para que puedas trabajar cómodamente.

Paso 3. Utiliza la espuma de poliuretano para rellenar todo el perímetro, recuerda que la espuma crecerá al doble de su volumen inicial, una vez seque, podrás cortar el sobrante con el cúter. También corta el sobrante de las cuñas, hasta que queden al raso del premarco, con ayuda del serrucho.

Paso 4. Para fijar la puerta, sustituye los tornillos que vienen de fábrica en las bisagras y cerradura por unos más largos, así reforzarás la fijación al premarco. Con las jambas, tapa todas las imperfecciones, puedes hacerlo con adhesivo de montaje o clavarlas con clavos sin cabeza. Si ves alguna imperfección entre las jambas, podrás arreglarla con masilla.

Paso 5. Finalmente, coloca la manilla que hayas elegido y fíjala con los tirafondos a la puerta. Comprueba que la puerta abre y cierra sin dificultad.

IMG-20180120-WA0053.jpg

Si te apetece conocer más sobre puertas, te recomiendo que leas ¿cómo convertir una puerta abatible en una puerta corredera? y ¿cómo desmontar una puerta de interior? Ambos son muy interesantes y seguro que te resultarán muy útiles. Además, en el siguiente vídeo podrás ver los pasos a seguir para colocar de una puerta en block, y es que una imagen vale más que mil palabras.

Anímate a renovar las puertas de tu hogar y compartirlo con nosotros en la sección de Proyectos, tu experiencia nos será de gran ayuda. Además, si tienes dudas podrás plantearlas en los Foros y seguro que entre todos encontramos la respuesta. Si después de este post, te apetece participar en los próximos eventos, no olvides apuntarte en la sección de Talleres, estaremos encantados en pasar una mañana de conocimientos y diversión contigo. ¡Te esperamos!

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?