Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Aprendimos a realizar el mantenimiento de nuestra piscina
21-06-2018 14:58
Autor:

El pasado sábado 16 de junio, en Leroy Merlin Utebo, tuvo lugar un taller de mantenimiento de piscinas. En dicha demostración, nuestro compañero Nacho nos enseñó qué pasos debemos seguir para conseguir que nuestra agua esté siempre en perfectas condiciones para el baño.

Si tú también quieres saber cómo puedes conseguir que el agua de tu piscina esté siempre cristalina y limpia, toma nota de lo que te cuento a continuación.

IMG_20180616_130852.jpg

Antes de poner a punto nuestra piscina, debes saber que tienes dos opciones, realizar un llenado a principio de temporada y un vaciado al final, lo que implica una limpieza exhaustivo del vaso y un alto gasto de agua, o realizar un invernaje en los meses que no hemos utilizado la piscina para después recuperar el agua.

Las ventajas del invernaje es que nos permite mantener el agua todo el año, sin tener que llenarla de nuevo. Simplemente, tendremos que recuperar esa agua.

En los dos casos, el mantenimiento posterior de tu piscina es el mismo. Para ello, sigue estos sencillos pasos que te ayudarán a conseguir un agua transparente e ideal para tu familia.

1. Limpia el vaso de la piscina. En el caso de haber realizado invernaje, no haría falta una limpieza en profundidad, ya que la suciedad no estará incrustada. En el caso de haber vaciado la piscina, tienes que realizar una limpieza en profundidad de las paredes y el suelo.

Para ello, puedes utilizar desincrustantes específicos, dependiendo del material de tu piscina, y cepillos para que quede todo limpio y reluciente. También debes limpiar los elementos de la depuradora, filtros, skimmers, boquillas de impulsión, sumideros, arena del compacto, etc. 

depuradora.jpg

2. Llena y calcula el volumen. Una vez tengas limpio el vaso, es momento de comenzar el llenado de la piscina para su posterior tratamiento. Tienes que saber siempre el volumen exacto de tu piscina para poder incorporar las cantidades exactas de producto de mantenimiento y conseguir que el agua quede desinfectada y con los niveles adecuados.

Debes calcular la profundidad media de tu piscina. Sencillamente, es la profundidad máxima + profundidad mínima dividido entre dos. Para calcular el volumen, debes seguir estos pasos:

  • Piscinas rectangulares: largo x ancho x profundidad media
  • Piscinas ovaladas: largo x ancho x profundidad media x coeficiente 0.89
  • Piscinas redondas: largo x ancho x profundidad media x coeficiente 0.0785

3. Ajusta del pH. Una vez la tengas llena, debes corregir el pH del agua. Para ello, puedes utilizar medidores de pH para saber el índice que tienes y después utilizar reductores o elevadores, dependiendo del resultado que hayas obtenido.

Este paso es muy importante, ya que la mayoría de productos de mantenimiento funcionan mejor con niveles de pH entre 7.2 y 7.6. Además, evitarás posibles irritaciones en los ojos y la piel.

PH.jpg

4. Realiza una desinfección del agua. Después de corregir el pH, es momento de que desinfectes el agua. Para ello, utiliza oxígeno o cloro, este último es mucho más común. Puedes aplicarlo en formatos líquidos, incorporándolos a los skimmers, o en formatos sólidos, utilizando dosificadores flotantes.

La cloración del agua se mide en gr/l, y tienes que conseguir valores entre 0.5 - 1.5 mg/l para una correcta desinfección. De esta forma, todas las bacterias, hongos o gérmenes quedarán eliminados.

cloro.jpg

5. Elimina algas y partículas de suciedad.  Una vez desinfectada el agua, debes aplicar dos productos indispensables. Un algicida para eliminar las posibles algas que queden en el agua y eliminar el color verde característico de ellas, y un floculante para aglutinar y precipitar al fondo de la piscina todas las partículas de suciedad que puedan haber quedado. Después de utilizar el floculante, debes pasar algún limpiafondos para retirar toda la suciedad. 

6. Realiza las tareas semanales oportunas. Debes ir midiendo los niveles de cloro y pH para ajustarlo entre los valores anteriormente indicados. Además, tienes que retirar con ayuda de una red con pértiga toda la suciedad que caiga en superficie, insectos, hojas, etc.

accesotios limpieza.jpg

Existen robots de limpieza que te ahorrarán mucho tiempo. Algunos de estos trabajan de forma autónoma reconociendo la superficie de nuestra piscina y limpiando suelos y paredes, a la vez que realizan una correcta filtración del agua.

limpiafondos-piscina-automatico.JPG

¿Has visto que sencillo es preparar la piscina para disfrutarla en verano? Si tú también quieres conseguir una piscina de agua cristalina en la que disfrutar en familia, realiza los pasos que te hemos contado. Si tienes alguna duda, puedes consultarla en nuestra Comunidad en el apartado de Foros. Y si quieres participar en futuras demostraciones en nuestra tienda puedes apuntarte en la sección de Talleres.

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?