Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Así aprendimos a instalar cerámica
14-03-2018 13:41
Autor:

El pasado sábado 10 de marzo, en Leroy Merlin Utebo, nuestros compañeros Francisco Manuel y Elena impartieron un taller muy útil para los más manitas sobre instalación de cerámica. En concreto, enseñaron cómo poner cerámica sobre una zona ya alicatada sin retirar la baldosa antigua, una muy buena solución para dar un cambio de aires a nuestro hogar sin grandes obras.

IMG_20180310_122902.jpg

El taller comenzó con una parte teórica, en la que nuestros compañeros pudieron explicar a fondo los distintos tipos de morteros adhesivos que hay. Debes saber que el cemento cola es un adhesivo cementoso, usado para fijar cerámica y gres. Hay variedades distintas de cemento cola en función del tipo de cerámica que se desea pegar: azulejo, gres, gres porcelánico, etc. así como del lugar de instalación, interior o exterior. El tipo de cemento también varía según las condiciones climatológicas a las que se va a exponer el suelo cerámico: agua, calor, hielo y deshielo.

IMG_20180310_131102.jpg

Las claves para una correcta elección de cemento depende del tipo de producto que utilices, se clasifican según unas letras que indican sus características:

C: indica la adherencia

  • C1 - ofrece una adherencia más básica. Se aplica para suelos o paredes instalados en interior, o suelos exteriores. Está pensado para suelos de gres. No se recomienda para los azulejos de gran tamaño. Su tiempo de secado es rápido.
  • C2 - ofrece una adherencia mejorada, el doble que el anterior. Se aplica tanto para interior como para exterior. Especialmente pensado para suelos porcelánicos. Se puede usar para azulejos de mayor tamaño y se aplica en suelos de calefacción radiante o en suelos en contacto con el agua, como el de exteriores cerca de piscinas.

S: expresa la deformabilidad o elasticidad

  • S1: Adhesivo deformable.
  • S2: Adhesivo muy deformable. Recomendado para grandes formatos de cerámica.

T que evita que los azulejos se mueven una vez instalados.

E, de secado muy lento, que implica que aquellos que la tienen, pueden estar más periodo de tiempo abiertos entre la aplicación del cemento cola sobre el soporte y la colocación de la pieza cerámica sin que pierda sus características.

Los tipos de cemento cola mas utilizados son:

  • Mortero básico: para pegado de suelos interiores o paredes con azulejos de pequeño tamaño.
  • Mortero C1: Se pueden usar en suelos exteriores y con piezas de pequeño tamaño.
  • Mortero exterior: es la denominación que reciben cementos cola para suelos exteriores o piscinas (C1T, C1TE).
  • Mortero porcelánico: se usa para piezas más pesadas de gres porcelánico en paredes y suelos interiores y exteriores, con mayor adherencia (C2T ó C2TE).
  • Morteros flexibles o deformables: se usan para cerámica más pesada, piedra natural, fibrocemento, etc. Son tipo S1 o S2, según su grado de deformabilidad. Se usan en piezas de cerámicas de mayor tamaño.

Tras todas estas explicaciones, llegó la parte práctica del taller en la que los asistentes se pusieron manos a la obra y con ayuda de nuestros colaboradores pudieron ver como se instalaba cerámica sobre un alicatado anterior sin necesidad de picarlo. Si tú también quieres dar un cambio en tu baño o cocina, o cualquier otra estancia del hogar, no te pierdas lo que te cuento a continuación.

Los materiales y herramientas que necesitas son:

Sigue este sencillo paso a paso:

1. Prepara la superficie. Revisa que la pared esté limpia y sin imperfecciones que después nos generen problemas con el asentamiento de la cerámica. Esto es importante para que no tengamos problemas de nivelación o plomada.

2.  Aplica el cemento porcelánico flexible con una llana dentada en la superficie embaldosada de la pared. Extiéndelo bien por toda la superficie sin olvidar rincones o esquinas.

IMG_20180310_122649.jpg

3. Coloca las baldosas. Aplica también cemento flexible a la base de la baldosa para que las dos superficies, baldosa y pared, estén impregnadas de adhesivo. Empieza desde la parte inferior la colocación siguiendo el patrón del revestimiento. Puedes ayudarte de crucetas para que las piezas no choquen entre sí y evitar roturas.

IMG_20180310_122902.jpg

4. Aplica la pasta para juntas. Una vez se haya secado el el cemento flexible es el momento de que retires las crucetas y rellenes las juntas con pasta para juntas. Puedes utilizar una esponja para eliminar el sobrante y para asegurarte de que todas las juntas quedan bien rellenadas con la pasta.

IMG_20180310_125327.jpg

5. Realiza un acabado final. Puedes aplicar una serie de productos como ceras, tapaporos o impermeabilizantes para conseguir un acabado final que proteja la cerámica frente a humedades, hongos o posibles manchas de pigmentos. Es una solución práctica que mantendrá el revestimiento en mejor estado y durante mucho más tiempo.

IMG_20180310_130640.jpg

Es hora de que te atrevas a realizar este tipo de trabajos, ya verás que fácil te resulta. Si tu también quieres participar en nuestros talleres, no te lo pienses y apúntate a través de nuestra Comunidad en el apartado de Talleres. Si por el contrario tienes alguna duda sobre tema u otros, consúltala en el apartado de Foros. Y si por el contrario ya te has decidido a realizar tu idea y quieres compartirla con nosotros, puedes hacerlo en la sección Proyectos. Anímate, te esperamos.

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 130.000 usuarios registrados
  • Más de 180.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.500 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?