Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Aprendimos a cultivar un huerto
08-03-2017 13:03
Autor:

El pasado sábado 4 de marzo, realizamos un taller para aprender a cultivar nuestro propio huerto en la tienda de Barakaldo. No hay nada más satisfactorio que llevar a tu mesa un producto cultivado por ti mismo. Si no pudiste asistir a nuestro taller, no te preocupes, te cuento todo lo que aprendimos.

Aprende a cultivar tu propio huerto 3.jpg

Lo primero que tienes que elegir es el sitio ideal para ubicar tu huerto. Ten en cuenta que vas a necesitar una toma de agua cerca y orientación al sur o suroeste, así tu cultivo gozará de la mayor cantidad de luz posible. Es cierto que algunos cultivos se adaptan a la semisombra, como las plantas aromáticas, pero si puedes orientarlo al sur, tu cultivo te lo agradecerá.

Ahora mismo hay un sinfín de soluciones para optimizar el espacio, nosotros utilizamos una mesa de cultivo, pero también puedes usar huertos verticales,  jardineras, sacos de rafia, etc. Realmente no necesitas tanto espacio como parece para poder disfrutar de las ventajas de tener un huerto propio.

huerto_barakaldo.jpg

Una vez que tengas decidido el dónde, tienes que preparar la tierra para que sea fértil, tenga un buen drenaje y a la vez retenga el agua suficiente, para ello tienes que seguir unos pasos básicos que te resumo a continuación, verás que sencillo.

  1. Arranca las malas hierbas.
  2. Labra 30-40 cm de profundidad.
  3. Deshaz los terrones.
  4. 15 días antes abona con humus de lombriz, estiércol, compost, mantillo o guano antes de echar el sustrato.

Ya tienes preparado el terreno, es hora de echar el sustrato. Antes de nada, te aconsejo que hagas una cama en el fondo con gravilla, arena o arcilla para favorecer el drenaje, ya que el exceso de agua es la principal amenaza para las plantas. Un buen sustrato garantiza la ausencia de malas hierbas y otros elementos nocivos, tales como metales pesados y sustancias contaminantes para tus cultivos.

El sustrato tiene que ser mullido y tener el pH que tus plantas necesiten, porque no todas necesitan la misma acidez y alcalinidad, como los frutales de hueso, que prefieren un suelo levemente alcalino. Ten en cuenta que el alimento del sustrato se agota aproximadamente en un mes y medio, después tendrás que abonar aproximadamente una vez a la semana en temporada de floración, es decir primavera-verano, y una vez al mes en otoño-invierno.

Sustrato.jpg

Ahora te toca decidir el tipo de riego. Puedes utilizar uno de estos métodos:

  • Manguera.
  • Regadera.
  • Riego por goteo.
  • Aspersores.
  • Riego enterrado.

El más recomendado es el sistema de goteo, ya que al ser automático el control es absoluto, ahorras agua, no es costoso de instalar y además reduces el riesgo de hongos y otras plagas. A continuación, te indico unos consejos básicos para poder evitarlas:

  • No encharques el suelo.
  • Evita el exceso de abono.
  • Arranca las malas hierbas.
  • Desinfecta las tijeras de poda y tenlas afiladas para evitar heridas en las plantas.

Riego por goteo.jpg

Si aún así tu plantación se ha visto afectada por alguna plaga u hongo, tendrás que aplicar un producto específico o uno polivalente. Y ya estás listo para el último paso, elegir las semillas. Algunas se pueden plantar durante todo el año y otras por temporada, te dejo algunos ejemplos para ayudarte a elegir.

  • Siembra durante todo el año: zanahoria, lechuga, perejil, espinaca y rábano. La lechuga tarda entre dos y cuatro meses en estar lista, así que si la plantas, este verano podrás disfrutar de una ensalada espectacular.
  • Siembra en primavera-verano: tomate, patatas, calabacín, berenjena y albahaca.
  • Siembra en otoño e invierno: pimiento, cebolla, brócoli, coliflor y puerro.

Tener un huerto en casa es muy gratificante, no solo por la recompensa a la hora de recoger la cosecha, sino que te aseguras de no ingerir químicos, ya que al utilizar fertilizantes naturales como el compost ayudas al planeta y a tu organismo.

Recuerda que para asistir a nuestros próximos eventos puedes inscribirte en la sección de talleres seleccionando nuestra tienda. ¡Te esperamos!

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?