Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Aprendimos a hacer la técnica transfer
miércoles

El pasado sábado 3 de noviembre, en Leroy Merlin Burjassot, pasamos una mañana muy divertida y entretenida en el segundo de los talleres programados para celebrar la Gran Fiesta de la Casa con el tema, cómo crear tu transfer.

Sin duda, entre las técnicas de decoración que nos permiten hacer de nuestro hogar un espacio que refleja nuestros gustos y personalidad, el transfer tiene un papel protagonista. Si no lo has probado todavía, estoy segura de que en cuanto empieces, no vas a querer parar. Por eso, te invito a seguir leyendo para saber cómo iniciarte en este arte tan interesante.

TRANSFER 1.JPG

¿Sabes en qué consiste la técnica transfer? Es la habilidad de transferir imágenes en blanco y negro o color a objetos hechos con diferentes materiales, como madera, tela o cristal. Un requisito importante es que la imagen que hayas elegido esté impresa con impresora láser. No te preocupes si no tienes una de estas impresoras en casa, en muchos comercios y papelerías pueden hacerte la impresión que necesites con las medidas que prefieras.

La ventaja de esta técnica es que no necesitas ser un artista para conseguir un resultado espectacular. Con solo un poco de paciencia, puedes personalizar casi cualquier objeto con una imagen o fotografía que te encante.

TRANSFER 2.JPG

En el taller nos explicaron que si el objeto a decorar es poroso, como madera sin pintar, tela o terracota, puedes animarte a probar el bolígrafo transfer marker. No solo es muy sencillo de usar, además tardarás muy poco tiempo en tener tu transferencia realizada. Para ello, tienes que poner la imagen en contacto con el objeto y pintar el dorso del papel con el rotulador por toda la imagen. Presiona con fuerza y retira el papel con cuidado. Cuando esté seco, puedes aplicar barniz o cera de acabado.

Para el resto de superficies, como maderas pintadas o cristal, es recomendable usar el gel Foto-transfer. Aunque puede que necesites algo más de tiempo para que tu transferencia se realice correctamente, el resultado es igualmente espectacular. Este fue el producto que usamos en nuestro taller, y con él decoramos una caja de madera. ¿Quieres probar a hacerla en casa? Estos son los materiales y herramientas que necesitarás:

TRANSFER 3.JPG

Presta atención al paso a paso:

1. Elige la pintura con la que vas a pintar tu caja. Si vas a transferir imágenes en blanco y negro, puedes decantarte por cualquier color. En cambio, si vas a transferir imágenes en color, es mejor que la pintura base sea de un color que no interfiera con tu transferencia, como el blanco. De hecho, en nuestro taller pintamos la tapa de blanco para hacer el transfer, y dejamos que cada uno de los asistentes pintaran la parte inferior de la caja con el color de su elección.

TRANSFER 4.JPG

2. Recorta la imagen, dejando el mínimo margen posible. Aplica por la zona donde está la tinta una generosa capa de gel transfer. No dejes ningún trozo sin aplicar para que la imagen se copie completa y sin imperfecciones. Coloca el papel con el gel en contacto con la madera y extiende bien el papel para que no se formen dobleces.

TRANSFER 5.JPG

3. Con la ayuda del rodillo para juntas, ejerce presión por toda la extensión del dibujo. De esa manera, te aseguras de que todo el papel se adhiera correctamente a la superficie. A continuación, deja secar el gel por completo.

TRANSFER 6.JPG

4. Por último, humedece ligeramente el papel y comienza a retirar la celulosa frotando con suavidad con los dedos. Ten cuidado de no retirar el dibujo. Esta es la parte del proceso que requiere más paciencia, pues dependiendo del gramaje del papel, puede que tardes un poco más de tiempo.

Cuando tengas retirado todo el papel, verás que se queda una imagen ligeramente opaca. No te preocupes, cuando la superficie donde has hecho el transfer esté seca y apliques el barniz, el dibujo recobrará su color y el resultado será perfecto.

transfer final.JPG

Como has visto, no necesitas apenas materiales y el proceso es sencillo. Hay una gran cantidad de proyectos que puedes realizar siguiendo esta técnica. Si buscas inspiración, te animo a que eches un vistazo al espectacular resultado que consiguió @isabelcv con sus cuadros con transfer.

Hay muchos más eventos y talleres que seguimos preparando cada semana para seguir aprendiendo a tu lado. Elige el que más te guste y ven a compartir ideas con nosotros. ¡Te esperamos!

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 130.000 usuarios registrados
  • Más de 180.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.500 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?