Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Aprendimos a instalar suelo vinílico en Santander
16-10-2017 17:18
Autor:

El pasado sábado realizamos un taller en la tienda de Santander para aprender a instalar suelo vinílico. Nuestro compañero Adolfo fue el encargado de explicar a los asistentes el paso a paso con detalle. Si te lo perdiste, a continuación te resumo todo lo que aprendimos.

20171014_131143.jpg

El suelo vinílico es la alternativa más novedosa en lo que a la instalación de suelos sin obras se refiere. Su composición y los formatos en los que está disponible hacen que sea ideal para renovar los suelos. Puedes encontralo con distintos grados de resistencia, estando indicado incluso para su uso en locales comerciales y grandes superficies.

Por su alta resistencia a la humedad, es ideal para poner en cocinas y baños, incluso teniendo contacto directo con agua, pero actualmente existen también en formato lama, que los hacen adecuados para cualquier tipo de estancia.

Son varias las ventajas del suelo vinílico frente a otro tipo de materiales:

  • No conlleva hacer obras, puedes colocarlo encima de tu pavimento actual.
  • Fácil instalación/desinstalación.
  • Limpieza y mantenimiento sencillo.
  • Variedad de modelos y acabados.
  • Proporciona aislamiento térmico y acústico.

BeFunky Collage.jpg

El sábado aprendimos que el suelo vinílico está disponible en varios formatos: baldosa, lama y autoportante, y que también podemos elegir el más adecuado según su manera de instalación: autoadhesivos o con sistema en clic. Este último fue el que elegimos para realizar una demostración en el taller.

Si estás interesado en este tipo de suelos, es interesante que conozcas algunas indicaciones a la hora de colocarlo:

  1. No necesitas obras: puedes colocarlo sobre cualquier soporte que tengas excepto moqueta.
  2. Comienza a instalarlo por la pared de la habitación más visible, de manera que si tienes que hacer algún recorte, quede en un lugar más escondido
  3. Ve colocando tantas lamas como necesites, hasta completar la fila, si necesitas recortar al llegar a la pared, recuerda que puedes hacerlo con un cúter.
  4. Al comenzar la segunda fila, no empieces con una lama completa, se suelen colocar a matajuntas, la pieza con la que comiences debe ser de 1/2 o 1/3 para crear este efecto.
  5. Continúa así hasta completar el total de la habitación.
  6. Finalmente, para rematarlo puedes colocar un rodapié. En zonas como en los baños, en los que hayas tenido que hacer varios recortes para ajustarlo a los sanitarios, puedes rematarlo con un cordón de silicona selladora.

El suelo vinílico no sufre dilataciones con la temperatura, por lo que no será necesario dejar junta de dilatación en el perimetral de la zona a revestir, puedes colocar un rodapié para rematar. 

Espero que este post te haya resultado interesante, puedes encontrar más información en los Foros o en la sección de Proyectos de la Comunidad, donde podrás consultar también los futuros talleres e inscribirte. ¡Te espero!

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?