Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Aprendimos a mantener el mobiliario de jardín
25-05-2017 17:21

¿Quieres lucir este verano tu terraza o jardín con unos muebles perfectos? El pasado sábado 20 de mayo realizamos un taller en la tienda de Oiartzun en el que aprendimos a proteger y mantener el mobiliario de exterior. Si te lo perdiste no te preocupes, sigue leyendo y descubre todo lo que puedes hacer para conseguirlo.

portada editada.jpg

Los muebles que tienes en tu jardín o terraza sufren durante el año por las lluvias, la exposición al sol, el frío y el calor. Además, esa humedad puede hacer que los hongos aparezcan y todos estos factores deterioran este tipo de mobiliario. Para evitar que esto ocurra tienes a tu alcance una extensa variedad de productos específicos para los diferentes materiales.

cubiertos.jpg

Te dejo algunos consejos previos:

  • Mantén tus muebles protegidos del sol directo, la lluvia y las temperaturas extremas. Para ello déjalos dentro del porche, y bajo toldos o pérgolas para mantenerlos cubiertos.
  • En las épocas del año en que no se usan, cúbrelos con una funda especial para muebles de exterior y llévalos a un cobertizo o una caseta de jardín.
  • No dudes en realizar el mantenimiento adecuado para evitar reparaciones en el futuro o daños permanentes.
  • Si tienes la posibilidad de elegir, es preferible que estén sobre pavimento y no directamente sobre el césped, ya que así la humedad no pasará tan fácilmente.

mueble de exterior.jpg

Cómo proteger el mobiliario de jardín

En el taller, explicamos cómo proteger los muebles de exterior. Debes saber que existen dos tipos de fundas:

  • Fundas de poliéster: son lavables, protegen de la lluvia y son transpirables, es decir, impiden que se condense la humedad y se forme moho. A pesar de proteger tus muebles con ellas, es importante que el lugar de almacenaje sea seco.
  • Fundas de polietileno laminado: protegen de los rayos ultravioleta pero no son transpirables, aunque sí bastante impermeables.
    Hay varios modelos para mesas de distintas medidas y formas, conjuntos y sets de jardín, sillas apiladas, parasoles, tumbonas etc.
    Para los toldos, sombrillas y carpas de lona debes aplicar un producto en espray que ayudará a mejorar su impermeabilidad.

fundas.jpg

Cómo mantener tu mobiliario de jardín

El mobiliario de exterior está fabricado con materiales resistentes, pero necesita un mantenimiento regular para que año tras año luzca perfecto en tu jardín o terraza. Para que sepas qué tratamiento necesitas para el tuyo, te dejo unas pautas en función del material del que están fabricados.

  • Hierro: el principal riesgo para tus muebles de hierro es el óxido. Si tu mueble se ha oxidado lo puedes eliminar con lana de acero, si hay poco, o con un cepillo de alambre. Luego tienes que aplicar al menos dos manos de pintura especial para hierro. Las pinturas decorativas para hierro modernas incluyen un antióxido en su composición. También hay pinturas antióxido que tienen acabado decorativo y no precisan siquiera quitar el óxido a fondo, solo las placas más superficiales.

hierro.jpg

  • Resina: a la resina lo que más le afecta es el sol, y poco a poco tus muebles de resina irán perdiendo su brillo. Para mantenerlos solo tienes que limpiarlos cada tres o cuatro meses con un limpiador para resinas de PVC. Si no lo has hecho y ya lo han perdido, puedes aplicar una pintura especial para ese material.

resina.jpg

  • Aluminio: no se oxida y por lo tanto no requiere mantenimiento. Además se limpia fácilmente con agua y detergente neutro, lo que sí le puede afectar son los productos químicos abrasivos y se raya fácilmente. Por lo tanto solo tendrás que limpiarlo con cuidado y protegerlo con fundas al guardarlo para evitar que se raye.

aluminio.jpg

  • Acero inoxidable: es muy resistente al óxido, pero el cloro y otros agentes químicos pueden alterar su aspecto con pequeñas manchas. Y si no se mantiene de forma adecuada, puede acabar apareciendo óxido. Para evitarlo deberás lavarlo periódicamente con agua, limpiarlo con un producto específico y frotarlo con un pulidor que resalte su brillo y repela el agua y la suciedad.

acero inox.jpg

  • Madera: las maderas más adecuadas para el mobiliario de exterior son las exóticas, por su durabilidad y resistencia, como por ejemplo la acacia, el eucalipto y la teca. El factor que más deteriora la madera es la exposición al sol, esto hace que pierda un componente natural llamado lignina provocando que adquiera una coloración gris. Si el color gris ya ha aparecido en tus muebles, tienes que aplicar un limpiador especial que aclarará la madera. Y para evitarlo, nutre tus muebles de madera con aceite de teca de forma periódica para que no lleguen a tornarse grisáceos. Este aceite no hace película en la superficie, por lo que preserva su aspecto natural y protege tus muebles de la lluvia y las manchas de grasa. Existen incoloros o con color y su aplicación es muy sencilla.

madera.jpg

Durante el taller, nuestro compañero habló del aceite de teca, explicó cuándo utilizarlo y mostró a los asistentes cómo aplicarlo. En primer lugar comentó que se puede aplicar por primera vez al comprar el conjunto para dejarlo protegido para el verano o como mantenimiento.

La renovación del aceite dependerá del uso que le des al mobiliario y las condiciones climatológicas que soporte. Suele ser recomendable una aplicación en primavera y otra en otoño. Sabrás que tu madera necesita protección cuando al echarle unas gotas de agua estas penetran en la madera.

teca luis.jpg

Tras esto, pasó a mostrar cómo usarlo en una silla:

1. En primer lugar, es importante que pases un trapo para eliminar polvo y pelusas. Si el tacto de la madera no es suave, puedes pasarle una lija para abrir el poro y que el aceite se absorba mejor.

limpiando.jpg

2. Vierte el aceite en una cubeta y, con la ayuda de una brocha, aplica una capa generosa sin extender demasiado. Pasados unos 20 minutos retira el excedente de producto, preferiblemente con un papel de celulosa para evitar que puedan quedar pelusas.

aceitedeteca.jpg

3. Aplica una segunda capa y repite la operación anterior. Te recomiendo que lo hagas a la sombra, ya que si lo aplicas al sol el aceite se absorberá demasiado rápido y pueden quedarte zonas con diferencias de color.

aceite brocha.jpg

Ya tienes tu mueble protegido, con su brillo natural y un aspecto renovado. Ahora solo te queda disfrutar. Por si aún no has elegido tus muebles de jardín, te ayudamos con esta guía de jardines acogedores y estos trucos y consejos para elegir tus muebles de jardín y terraza.

Si tienes cualquier duda, puedes dejar un comentario en este post o abrir un nuevo hilo de conversación en nuestros Foros. Anímate a participar en nuestro eventos, puedes consultar todos los que realizamos en la web de Leroy Merlin Oiartzun o en nuestra sección de talleres. ¡Te esperamos!

2 Comentarios
ncapde
Visitante Regular

Gracias por tu aportación, has dado mucha información.

Caveti
Aprendiz de Bronce

El aceite de teka deja las sillas, bancos mejor que nuevas...

Una gozada psra disfrutar después...

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?