Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

Aprendimos a revestir paredes
01-03-2017 10:45
Autor:

En el taller de instalación de revestimiento de pared, que realizamos en Leroy Merlin Roquetas de Mar el pasado sábado 25 de febrero, Mario, nuestro especialista en madera, mostró a los participantes los distintos tipos de revestimiento existentes. Además, explicó cuál es el revestimiento más adecuado para cada estancia de la casa y cómo debe realizarse la instalación de cada uno de ellos.

Portada.jpg

El revestimiento de pared es una buena opción a la hora de cambiar el aspecto de una estancia. Además de ser un producto con un alto poder de aislamiento térmico y acústico, su instalación resulta muy sencilla. Es la mejor solución si quieres cubrir gotelé o pequeñas imperfecciones de la pared. Existen multitud de modelos de revestimiento, elegir el más adecuado depende de la necesidad que tengas en cada momento.

Si quieres cambiar el aspecto de tus paredes pero aún no has decidido qué tipo de revestimiento quieres utilizar, después de leer este post, sabrás cuál es el más indicado para ti. A continuación, te resumo lo que aprendimos.

1. Revestimiento rastrelado.

Se llama así porque se instala sobre rastreles, que son listones de madera que se atornillan a la pared y sobre los que se fija después el revestimiento. Este tipo de revestimiento está indicado para estancias secas y bien ventiladas. Se puede instalar horizontalmente, si quieres crear sensación de amplitud, verticalmente si lo que quieres es que la habitación parezca más alta o a media altura dejando parte de la pared sin cubrir.

El revestimiento rastrelado puede ser:

  • De madera. Este tipo de friso aporta calidez y elegancia, por eso es el más indicado para salones y habitaciones. El más utilizado es el pino, aunque también puedes encontrarlo de abeto, roble, etc. Al tratarse de madera natural, se puede teñir con barnices para adaptarlo a la decoración de la estancia en la que va a ser instalado.
  • De MDF. Imitan a la madera, lo que te permitirá conseguir el mismo resultado. Al estar compuesto por lamas de aglomerado su coste es menos elevado. Se puede conseguir en varios acabados: madera, textil, etc.

Paso.jpg

Para realizar la instalación de este tipo de revestimiento, sigue estos pasos:

  1. Antes de comenzar a instalar, es muy importante que el friso se aclimate a la temperatura de la habitación en la que va a ser instalado. Para ello, deja los paquetes en dicha habitación al menos durante 48 horas.
  2. Mide el hueco en el que vas a instalar el friso y marca en la pared la altura a la que quieres que se quede. Recuerda que si lo instalas debes dejar unos centímetros de separación, tanto en el techo como en el suelo, de manera que el friso tenga espacio para dilatar.
  3. Corta los rastreles con una ingletadora y atorníllalos a la pared. No olvides dejar unos 50 cm de separación entre ellos para que el aire pueda circular correctamente. Los rastreles deben colocarse en sentido contrario al de la instalación del friso. Es decir, si instalas el friso verticalmente los rastreles deberán instalarse en horizontal y viceversa.
  4. Coloca los paneles de aislamiento utilizando una cola para aislante. 
  5. Fija las lamas de friso a los rastreles empleando grapas para friso. Empieza por una esquina para que sea más fácil continuar con el resto. La primera lama debe quedar perfectamente nivelada para que las demás se puedan instalar sin problemas.
  6. Coloca los remates para finalizar el trabajo. Para ello, utiliza un adhesivo de montaje y pega el zócalo en la parte inferior, los junquillos en los laterales y la cornisa en la parte superior.

En este vídeo podrás ver de manera detallada el paso a paso a seguir para instalar revestimiento rastrelado.

2. Revestimiento adhesivo

Este tipo de revestimiento, al igual que el rastrelado, tiene un alto poder aislante tanto acústico como térmico. A diferencia del anterior, está indicado para cualquier estancia de la casa, se puede colocar incluso en zonas con humedad como el baño o la cocina.

Gracias al material con el que está fabricado, soporta muy bien el agua, no permitiendo la formación de moho ni de gérmenes. Otra de sus ventajas es que se limpia con facilidad, basta un paño húmedo y un poco de jabón doméstico. 

El revestimiento adhesivo puede ser:

  • De PVC. Este revestimiento imita a la madera. La instalación del PVC se realiza por machihembrado, es decir, encajando las lamas entre sí. Por eso, es muy importante que cuando empieces a colocar el revestimiento, siempre quede la parte hembra hacia afuera, de manera que puedas continuar encajando las lamas. Para fijarlo a la pared únicamente necesitarás adhesivo de montaje. 
  • De vinilo. Puede imitar a la madera, cerámica, textil, etc. El vinilo es un revestimiento autoadhesivo, aunque antes de colocarlo en la pared, es aconsejable añadir un poco más de adhesivo para asegurar la adherencia. Su instalación es muy sencilla, se empieza colocando la primera loseta en el centro de la pared, si esta mide 2,40 metros de altura empieza a montar a 1,20 metros. Debes evitar que las losetas coincidan en el mismo punto. Para ello, una vez que hayas colocado la primera, mide y señala el centro de la siguiente loseta, colócala de manera que el centro coincida con el borde de la anterior y continúa haciéndolo del mismo modo hasta finalizar el trabajo.

vinilo.jpg

En este paso a paso te explico cómo se instala el revestimiento de PVC:

1. Lo primero que debes hacer es quitar cualquier elemento que te impida realizar la instalación como cuadros, percheros, etc. Asegúrate también de que la pared está limpia y seca.

2. Mide el espacio que quieres revestir y corta los perfiles a la medida deseada.

3. Separa el perfil y fija la base a la pared con la ayuda de un adhesivo de montaje. Haz este mismo paso con todos los perfiles que tengas que instalar, incluyendo el remate de la esquina.

4. Mide nuevamente la pared y corta las lamas con la ayuda de un cúter.

Cortar lama.jpg

5. Aplica el adhesivo en la parte trasera de la lama. 

6. Coloca la primera lama en la esquina, utilizando un nivel para que quede perfectamente alineada. Presiona la lama para que se quede

bien adherida. Recuerda que debes dejar libre el lado hembra para que después puedas continuar colocando las lamas.

7. Realiza este paso con el resto de lamas, uniéndolas entre sí con el machihembrado. 

8. Una vez finalizado el montaje de todas las lamas, coloca las tapas de los perfiles perimetrales y el remate de las esquinas.

Te dejo otro vídeo en el que podrás ver cómo se realiza la instalación de este tipo de revestimiento en un cuarto de baño.

¿Has visto todas las posibilidades que ofrece el revestimiento de pared? Gracias a su fácil instalación, renovar el aspecto de una pared o una habitación es muy sencillo. ¿Te atreves? Si la respuesta es sí, comparte el resultado con nosotros en la sección de Proyectos de la Comunidad.

Si aún no te has decidido, en nuestra Bricopedia descubrirás más ideas para darle ese toque personal a tu hogar, como el cabecero hecho con friso de @Jessica_Baeza. Consulta cualquier duda que tengas abriendo un nuevo hilo de conversación en nuestro Foro. Te esperamos el sábado que viene en nuestro próximo taller.

Próximos talleres

Dinos cuál es la tienda más cercana y te mostramos más talleres:

Ver más

¿Qué encontrarás en la Comunidad?

  • Más de 20.000 usuarios registrados
  • Más de 50.000 imágenes para inspirarte
  • Más de 2.000 dudas resueltas

Regístrate en la Comunidad

¿Ya estás registrado?